Palestina estrena gobierno de unidad nacional; Israel descarta negociar

El grupo nacionalista Al Fatah y el movimiento islamista Hamas resuelven sus diferencias; el gobierno israelí advierte que no negociará con 'terroristas'

COMPARTIR 
03/06/2014 04:23 Agencias / Fotos: AP y Reuters

RAMALA, 3 de junio.- El primer gobierno de reconciliación nacional palestino juró hoy su cargo en la ciudad cisjordana de Ramala después de que el grupo nacionalista Al Fatah y el movimiento islamista Hamas resolvieran esta misma mañana sus diferencias de última hora.

El nuevo gabinete estará encabezado por el ex primer ministro del antiguo ejecutivo de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Rami Hamdala, quien también asumirá la conflictiva cartera de Interior y el ministerio de Prisioneros, que el presidente, Mahmud Abbas, pretendía suprimir y Hamas exigía conservar.

El otro foco de conflicto, la designación del ministro de Asuntos Exteriores, se resolvió de forma favorable a las tesis de Al Fatah, ya que sigue en manos de Riad al Malki, hombre muy crítico con Hamas.

El objetivo será crear un estado que cuide de todos los ciudadanos, continuar con las políticas anteriores de apoyo a la resistencia popular, crear el estado palestino independiente con las fronteras de 1967 y resolver el problema de los refugiados, explicó Abbas.

El nuevo gabinete se esforzará por seguir adelante con los empeños para lograr la paz bajo la fórmula de los dos Estados, resaltó el mandatario.

El juramento quedó marcado, no obstante, por la obligada ausencia de los tres ministros gazatíes, a los que Israel impidió el domingo salir de la Franja, depauperada y bajo férreo asedio militar israelí desde 2007.

Mamun Abu Sahla, ministro de Trabajo, que tendrá la difícil tarea de bregar con uno de los principales problemas en Gaza: el alto índice de desempleo que lastra la Franja; Salim al Saqa, ministro de Justicia, y Hayfaa al Agha, ministra de Asuntos de la Mujer, no pudieron finalmente llegar a Ramala.

En cuanto al resto de los cargos, Mufid Hasayneh será el nuevo ministro de Administración Pública y Vivienda, mientras que Yusef Idees se encargará de los Asuntos Religiosos y Nayef Jalaf dirigirá la cartera de Gobernación Local.

Jawla al Shajshir gestionará el ministerio de Educación y Rula Maaya Turismo, mientras que Alam Mousa será ministro de Telecomunicaciones, Shawqu al Aiysa de Agricultura, y Wael Dweikat de Transporte.

La gestión de la debilitada economía palestina seguirá a cargo de Muhamad Mustafa, que mantiene su puesto de viceprimer ministro y ministro de Economía, y de Shukri Bishara que conserva la cartera de Finanzas.

También permanecerá al frente del ministerio de Sanidad Jawad Awad, mientras que Adnan al Huseini sigue al frente del ministerio para Asuntos de Jerusalén.

Al Fatah y Hamas rubricaron el pasado 23 de abril un acuerdo de reconciliación nacional tras siete años de fractura política.

El acuerdo incluía la formación, en un plazo de cinco semanas, de un gobierno transitorio de unidad nacional cuya misión será reconstruir la empobrecida Gaza y convocar elecciones generales en 2015.

La designación de ese Ejecutivo de transición se había complicado en los últimos días después de que Hamas se opusiera a Riad al Malki, ministro de Asuntos Exteriores con la ANP, conservara su puesto en el nuevo gabinete.

El movimiento también se oponía a la propuesta del presidente Mahmud Abas de eliminar el ministerio para Asuntos de los Prisiones, ya que considera que esta es una de las cuestiones claves de la causa palestina.

Israel descarta negociar

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha pedido a la comunidad internacional que no reconozca este nuevo gobierno de unidad palestino.

El gobierno israelí descartó el lunes dialogar con el nuevo de coalición palestino debido a que incluye al movimiento Hamas, al que considera un grupo terrorista.

El gobierno además aprobó la aplicación de sanciones contra la Autoridad Palestina.

El anuncio fue formulado tras una reunión del gabinete de seguridad israelí convocada para debatir la reacción a la formación del nuevo gobierno palestino.

Israel está molesto porque el presidente palestino Mahmud Abbas aceptó formar una coalición con Hamas, que fue autor de varios atentados con explosivos que mataron a cientos de civiles israelíes.

Netanyahu dijo que Abbas "hoy le ha dicho sí al terrorismo y no a la paz".

Los palestinos deseaban poner fin a siete años de enemistad entre el movimiento Fatah que encabeza Abbas y que está centrado en la Margen Occidental del Jordán, y el Hamas, que ostenta el poder en la Franja de Gaza.

jrr

Comentarios

Lo que pasa en la red