Hombre regresa bolsa con 125 mil dólares que cayó de camión de valores

Joe Cornell, de 52 años, dijo que vio caer la bolsa con el equivalente a un millón 600 mil pesos de un vehículo de transporte de valores en Fresno, California y decidió avisar a las autoridades

COMPARTIR 
31/05/2014 13:45 Reuters y AP
Joe Cornell, de 52 años, decidió regresar una bolsa con 125 mil dólares que cayó de una bolsa de valores.
Joe Cornell, de 52 años, decidió regresar una bolsa con 125 mil dólares que cayó de una bolsa de valores. "Era lo correcto", afirmó. FOTO: AP

FRESNO, California, 31 de mayo.- Un hombre que encontró una bolsa con 125 mil dólares dijo que la regresó a una compañía de valores luego de que ésta cayera de forma accidental de un vehículo, porque eso era "hacer lo correcto".

Joe Cornell, de 52 años, dijo que vio caer la bolsa con el equivalente a un millón 600 mil pesos de un vehículo de transporte de valores cuando cruzaba por unas vías en el centro de Fresno el pasado jueves por la mañana.

Cornell, que estaba trabajando en un local del Ejército de Salvación como parte de un programa de rehabilitación para personas que abusaron de sustancias, dijo al diario Fresno Bee que recogió la bolsa y la vio llena de cientos de billetes verdes.

"Comencé a llorar y a temblar", dijo Cornell. "Todo comenzó a pasar por mi cabeza, todo el asunto de lo bueno y lo malo", afirmó.

Según el  hombre, el que pronto fuera a llegar una de sus nietas le ayudó a tomar rápido una decisión.

"Dije, '¿Qué va a pensar ella de mí?', eso me hizo tomar una decisión en ese instante", afirmó. "Tomé mi radio y llamé a mi jefe: 'Hey, encontré una bolsa con dinero'". 

Cornell tomó alertó a su jefe en el Ejército de Salvación y ambos llamaron a la policía, que ayudó a regresar la bolsa a la compañía de valores Brinks.

La compañía con sede en Virginia dijo al diario que agradeció a Cornell por su buena acción y su honestidad y le dio 5 mil dólares de recompensa, además de que donó otros 5 mil dólares al Ejército de Salvación, una organización no gubernamental de beneficencia. 

Para Cornell, decidir si regresar o no el dinero también tuvo que ver con otras cosas.

"Lo iban a rastrear", dijo, al referirse a los funcionarios de la empresa cuando se dieran cuenta de que habían perdido el dinero. "Hay cámaras por todos lados ahora. Ibas a pasar tiempo en una prisión federal. Aparte era hacer lo correcto".

rja

Comentarios

Lo que pasa en la red