Cada dos minutos y medio muere un niño por falta de retretes

La falta de retretes a veces no se percibe como un problema, pero tiene un "terrible impacto en la salud", aseguró la ONU

COMPARTIR 
28/05/2014 13:17 EFE
Cada dos minutos y medio muere un niño en el mundo debido a los problemas de salud pública que genera la falta de retretes, alertó el subsecretario general de Naciones Unidas.

NACIONES UNIDAS, 28 de mayo.- Cada dos minutos y medio muere un niño en el mundo debido a los problemas de salud pública que genera la falta de retretes, lo que obliga a millones de personas a defecar al aire libre, alertó el subsecretario general de Naciones Unidas, Jan Eliasson.

La falta de retretes a veces no se percibe como un problema, pero tiene un "terrible impacto en la salud", añadió Eliasson en el lanzamiento de una campaña sanitaria para que todo el mundo tenga y use este tipo de instalaciones.

Las muertes, enfermedades y la pérdida de productividad implican un costo de 260 mil millones de dólares por año

En la actualidad, mil millones de personas, o lo que es lo mismo un 15 por ciento de la población mundial, se ven obligados a defecar al aire libre.

Sin embargo, si se consiguiera acabar con esta práctica, las muertes por casos de diarrea en niños menores de cinco años disminuirían un 36 por ciento respecto a la cifra actual, subrayó Eliasson.

Las muertes, enfermedades y la pérdida de productividad implican un costo de 260 mil millones de dólares por año, según los datos que dio a conocer Eliasson durante la conferencia.

Aunque el fin de la defecación al aire libre puede parecer algo sin importancia, es una cuestión muy importante ya que puede hacer disminuir la mortalidad infantil y de jóvenes, mejorar la salud general, la educación y la productividad mediante un proyecto "concreto y específico", subrayó Eliasson.

Uno de los objetivos claves de esta campaña que se lanza hoy es "romper el silencio" que aún existe respecto a este tema y apoyarse en líderes comunitarios y políticos a "nivel local" para que conozcan el problema, sean conscientes del mismo.

Por ejemplo, cada vez que una mujer defeca al aire libre es susceptible de ser asaltada sexualmente mientras otras niñas en la edad de la adolescencia abandonan el colegio al no tener un baño al que acudir cuando les llega la menstruación", subrayó Neo.

También insistió en que si bien en las últimas décadas el número de personas sin letrinas o inodoros ha bajado en todo el mundo, "aún queda mucho por hacer".

gak

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red