Putin pidió frenar ataque a pro rusos

El presidente electo de Ucrania, Petro Poroshenko, consideró que en el este del país hay un estado de guerra; en Donetsk se registraron 40 muertos

COMPARTIR 
28/05/2014 05:53 AFP, EFE y Reuters

MOSCÚ, 28 de mayo.– El presidente ruso, Vladimir Putin, pidió ayer “el cese inmediato de la operación de castigo del ejército” ucraniano en el este del país, donde los combates entre fuerzas ucranianas e insurgentes pro rusos por el control del aeropuerto de Donetsk dejaron al menos 40 muertos.

El presidente electo de Ucrania, Petro Poroshenko, consideró que en el este del país hay un “estado de guerra”.

La operación antiterrorista acaba de comenzar”, dijo al diario alemán Bild.

Terminaremos con este horror, aquí se lleva a cabo una verdadera guerra contra nuestro país”, aseguró.

En una conversación telefónica con Matteo Renzi , jefe del gobierno italiano, Vladimir Putin “subrayó la necesidad de detener de inmediato la operación de castigo del ejército en las regiones del sudeste e instaurar un diálogo pacífico entre Kiev y los representantes de las regiones” ucranianas, señaló el Kremlin en un comunicado.

Poco antes, el jefe de la diplomacia rusa, Serguei Lavrov, también había llamado a un cese inmediato de la violencia en Ucrania.

La tarea número uno y la prueba de solidez de las autoridades de Kiev, visto el resultado de las elecciones presidenciales, es el cese inmediato del uso del ejército contra la población y el cese de la violencia de todas las partes implicadas”, declaró.

El ejército ucraniano lanzó el asalto el lunes contra el aeropuerto de Donetsk, en el este, que había sido tomado la víspera por insurgentes armados pro rusos.

Lavrov señaló por otra parte que Rusia no contemplaba por el momento una visita del nuevo presidente ucraniano prooccidental Petro Poroshenko, elegido el domingo.

El tema de una visita a Rusia de Poroshenko no se contempla, no se discute, ni por los canales diplomáticos ni por ningún otro canal”, dijo.

Agregó, sin embargo, que Rusia le apoyaría si veía que actuaba en el interés de todos los ucranianos.

“Si es el caso, hallará en nosotros un socio serio y fiable”, dijo Lavrov, condenando el hecho que tras su victoria
Poroshenko anunciara la continuación de la operación militar en el este de Ucrania.

Por su parte, el ejército ucraniano afirmó haber retomado el control del estratégico aeropuerto de Donetsk, en una operación en la que murieron 40 personas, en su mayoría separatistas pro rusos.

En tanto, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) anunció, también, haber perdido el contacto con cuatro de sus observadores desplegados en Donetsk.

Obama ofrece apoyo total

La batalla por el control del aeropuerto comenzó el lunes, un día después de la elección del futuro presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, a quien el mandatario estadunidense Barack Obama ofreció ayer “el apoyo total de Estados Unidos en sus esfuerzos por unificar (...) a su país”.

Obama lo “felicitó por su victoria y le expresó el apoyo total de EU en sus esfuerzos por unificar y hacer avanzar a su país”, precisó la Casa Blanca.

También, el secretario general de Naciones Unidas Ban Ki-moon urgió a Kiev a usar “exclusivamente medios pacíficos, incluyendo un amplio diálogo político”, para recuperar el control del este del país.

 

Kiev, ante un nuevo desafío

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, dejó que fueran otros los que emitieran las primeras reacciones a la victoria de Petro Poroshenko en las elecciones de Ucrania. Él prefirió celebrar la vigésimo séptima victoria de un equipo ruso en el campeonato mundial de hockey sobre hielo.

Su ministro de Exteriores, Serguei Lavrov, dijo lo que Occidente tanto esperaba escuchar: la decisión del pueblo ucraniano será respetada y Rusia está dispuesta a dialogar en el marco de la peor crisis que atraviesan ambas naciones.

El ucraniano Poroshenko, conocido en Moscú a través de su marca de dulces y chocolates Roshen, también hizo hincapié en el futuro diálogo al ser declarado vencedor en las urnas. Pero, más allá de los pronunciamientos oficiales, al menos en Rusia prácticamente nadie cree que exista la oportunidad de volver a empezar.

Ucrania se ve ante una nueva fase, sobre todo en lo que respecta al suministro de gas. Rusia aseguró que lo cortará el lunes 2 de junio a las 10:00, hora local, en caso de no recibir los pagos exigidos. Como Ucrania es, además, el principal territorio de paso para el gas ruso rumbo a la Unión Europea, el comisario europeo de Energía, Günther Oettinger, urgió a los dirigentes de Kiev a saldar cualquier deuda.

Desde Moscú proponen todo tipo de soluciones: si Ucrania no puede pagar, que lo haga la Unión Europea, dijo esta semana el ministro de Energía ruso, Alexander Novak, al periódico Rossiyskaya Gazeta. Novak no ahorró acusaciones: al fin de cuentas, Occidente es responsable del conflicto ucraniano que estalló, aseguró.

Moscú, que a partir de la semana próxima sólo quiere suministrar gas a cambio de pagos por adelantado, sugiere que los miles de millones enviados recientemente por el Fondo Monetario Internacional (FMI) en concepto de crédito sean redirigidos directamente a las cuentas de Gazprom.

En un encuentro con periodistas, Putin dijo este fin de semana: “No es normal que las cuentas no se paguen. ¿Cuánto más tenemos que esperar?”, al tiempo que reclamó que Ucrania ni siquiera saldó las deudas en aquellos casos en los que se había decidido aplicar fuertes reducciones de precio.

 

Rechazan negociar sin mediador 

El primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, rechazó ayer  entablar negociaciones directas con Rusia para tratar de poner fin a la crisis en Ucrania si no hay mediadores occidentales.

Actualmente, unas negociaciones bilaterales (entre Rusia y Ucrania) en ausencia de Estados Unidos y de la Unión Europea son imposibles”, indicó Yatseniuk en una reunión del Consejo de Ministros.

Si nos setamos a la mesa de negociaciones solos (con Rusia), sin duda nos van a engañar”, dijo Yatseniuk dos días después de la victoria en las presidenciales del multimillonario pro occidental Petro Poroshenko.

Poroshenko afirmó el pasado lunes que esperaba poder entrevistarse con el presidente ruso, Vladimir Putin, y que el encuentro podría organizarse el mes que viene.

La legitimidad de Arseni Yatseniuk, convertido en primer ministro de Ucrania tras la huida del expresidente Víktor Yanukóvich en febrero y mantenido en el puesto por Poroshenko, nunca ha sido reconocida por Moscú.

Rusia y Ucrania negociaron en abril en Ginebra (Suiza), con la presencia de Estados Unidos y la Unión Europea, un acuerdo para salir de la crisis que no se aplicó.

Por su parte, Moscú prometió colaborar con las gestiones del presidente electo ucraniano si intenta negociar un fin pacífico de la agitación existente en el este de Ucrania, pero advirtió que no pretenda anotarse una rápida victoria militar contra los insurgentes.

El ministro de Relaciones Exteriores Serguei Lavrov pidió el fin de la lucha en el este de Ucrania, donde las fuerzas gubernamentales combatieron el lunes con los insurgentes partidarios de Rusia por el aeropuerto de Donetsk, la segunda ciudad ucraniana, con aviones y helicópteros artillados. En la acción murieron decenas de personas.

Comentarios

Lo que pasa en la red