CIA se desvincula de plan contra Allende

La CIA se enteró del golpe de Estado contra Salvador Allende en Chile sólo el día anterior al atentado del 11 de septiembre de 1973, afirmó un exagente de la organización en el país sudamericano

COMPARTIR 
24/05/2014 05:28 José Carreño Figueras
El 11 de septiembre de 1973 el presidente chileno Salvador Allende sufrió un golpe de Estado, la CIA supo del plan un día antes. Foto: AP

CIUDAD DE MÉXICO, 24 de mayo.- La Agencia Central de Inteligencia (CIA) estadunidense se enteró del golpe de Estado contra Salvador Allende en Chile tan sólo el día anterior al atentado, del 11 de septiembre de 1973, afirmó un exagente de la organización en Chile.

En un texto para el ejemplar de junio-julio de la revista Foreign Affairs, el ahora jubilado Jack Devine rechazó que haya habido participación del servicio clandestino de la CIA y lamentó que Estados Unidos no haya aprendido de las lecciones surgidas de ese golpe.

Esa falta de aprovechamiento “es un problema para Estados Unidos, mientras sale de una era definida por acciones militares mayores en Afganistán e Irak para entrar en un nuevo periodo en el que las operaciones encubiertas serán aún más cruciales en lugares como Irán, Pakistán, Siria y Ucrania”.

En su artículo, Devine establece que “puedo decir con convicción que la CIA no planeó con los militares chilenos el derrocamiento de Allende en 1973 (...) la CIA no debe ser culpada por malos resultados que no produjo”.

Devine acepta que su patrocinio fue el que originó la primera “marcha de las cacerolas vacías”, pero también afirma que al principio no creía siquiera que pudiera tener impacto en la opinión pública.

Para el exagente, se trata de subrayar que no todas las acciones encubiertas han producido resultados negativos.

La afirmación contradice numerosas aseveraciones y recuentos históricos, que prácticamente desde el 12 de septiembre de 1973 aludieron al probable papel de la organización de espionaje estadunidense.

La CIA, sin embargo, siempre negó las acusaciones aunque no ocultó su desagrado por el gobierno de Allende, o por las acciones del gobierno militar: “mis colegas y yo nos sentimos seriamente desilusionados por la brutalidad y la represión del régimen de (Augusto) Pinochet”.

Devine inicia su largo relato con el señalamiento de que la CIA se enteró del golpe por fuentes propias 24 horas antes del 11 de septiembre y que hasta que ocurrieron los primeros llamados por radio no estaban del todo seguros de lo que ocurriría.

Pero es categórico al afirmar que el golpe como tal no dio paso a un mejor gobierno y que la propia CIA fue asombrada por los extremos de la represión.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red