Dudan plagio de mexicana

El hombre acusado de mantener secuestrada a una joven durante una década en California, Isidro García, de 42 años de edad, es de nacionalidad mexicana, lo mismo que su víctima

COMPARTIR 
23/05/2014 01:49 Manuel Ocaño/ Especial
Isidro García secuestró a su hijastra de origen mexicano cuando tenía 15 años de edad y la mantuvo bajo amenaza de deportación. Foto: AP

CALIFORNIA, 23 de mayo.– El hombre acusado de mantener secuestrada a una joven durante una década en California, Isidro García, de 42 años de edad, es de nacionalidad mexicana, lo mismo que su víctima, cuyo nombre seguía ayer sin revelarse.

 García secuestró a la joven cuando tenía 15 años de edad y la mantuvo bajo amenaza de deportación, dijo el oficial Anthony Bertagna, de la policía en Santa Ana.

 El abogado del detenido, Charles Frisco, negó sin embargo en corte que la mujer estuviera forzada a permanecer con García, quien, dijo, “la trataba como a una reina”.

 Según el abogado, su cliente, quien enfrenta hasta 19 años de prisión, permitió que su esposa tuviera su propio vehículo, su propio trabajo, y quienes conocían a la pareja piensan que la versión de secuestro y abuso sería increíble.

Las autoridades en el sur de California tienen otra versión:

García vivía en el área de Los Ángeles hace una década con la madre de la secuestrada, entonces una adolescente de 15 años. En febrero de 2004 la menor llegó indocumentada a California a reunirse con su madre. Para junio de ese año García comenzó a abusar sexualmente de la menor.

 Isidro García acostumbraba golpear a su pareja y una tarde de agosto de ese mismo año, cuando el hombre agredió nuevamente a la madre, la menor prefirió alejarse a un parque, hasta donde la fue a encontrar el padrastro.

El oficial narró que García de alguna forma hizo que la joven tomara sin saber drogas. Cuando la menor dijo que quería regresar con su madre, el sujeto le dijo que eso era imposible porque la madre había llamado a la policía y podría llevarse presa a la adolescente porque era indocumentada.

 La joven sólo conocía la zona en la que había vivido menos de seis meses y no hablaba inglés.

 La joven perdió el sentido y cuando se recuperó estaba encerrada en el garage de una casa en Compton, también cerca de Los Ángeles.

 Al día siguiente el secuestrador entregó a su víctima documentos falsos y le advirtió que no podría irse porque era indocumentada y su madre planeaba entregarla. Lo cierto es que la madre había reportado a su hija como desaparecida pero desconoció su paradero.

 García abusaba sexualmente de la menor y cada vez que la adolescente intentaba escapar el sujeto la sometía con golpes.

 Aunque la joven secuestrada se sentía sometida, recientemente encontró a una hermana suya en la red social de Facebook. La hermana instó a la secuestrada a que fuera ante las autoridades a contar lo ocurrido.

 La joven accedió ante el consejo de la hermana y fue con su hija ante la policía de Bell Gardens, donde ahora vive, y narró su historia a las autoridades.

 García fue detenido el martes bajo cinco cargos de violación con la agravante de que la víctima fue una menor, secuestro, abuso sexual y violencia doméstica.

Comentarios

Lo que pasa en la red