Escala violencia antes de elección en Ucrania

Pro rusos mataron al menos a 17 soldados ucranianos en las regiones de Lugansk y Donetsk

COMPARTIR 
23/05/2014 03:28 AFP y Reuters
Retén militar. Foto:Reuters

VOLNOVAHA, 23 de mayo.— Separatistas pro rusos mataron ayer a 17 soldados ucranianos en el este de Ucrania, en los ataques más mortíferos desde que el gobierno interino lanzó una operación contra los que llama “terroristas”, en zonas rusohablantes del país.

Estos ataques también dejaron unos 20 heridos, en las regiones de Lugansk y Donetsk, tres días antes de la celebración de unas elecciones presidenciales consideradas cruciales para superar la crisis que sacude al país.

Además, insurgentes armados pro rusos ocuparon cuatro minas de carbón en la región separatista de Lugansk, según el Ministerio ucraniano de Energía.

En momentos en que la OTAN afirmaba que había movimientos de tropas rusas que podrían sugerir una retirada parcial de la frontera con Ucrania, Moscú anunció ayer que cuatro convoyes ferroviarios habían transportado unidades blindadas y armas desde la zona fronteriza hasta sus cuarteles y que 15 aviones habían hecho lo propio con soldados que estaban desplegados cerca de Ucrania.

Tras días de calma en el frente del este, en las regiones de Donetsk y Lugansk, los enfrentamientos entre el ejército ucraniano y los insurgentes pro rusos se reanudaron ayer.

El Ministerio de Salud anunció que 16 soldados murieron en los enfrentamientos cerca de Volnovaha, Donetsk.

En otro ataque, cerca de Rubizhne, en la región de Lugansk, un soldado murió y dos resultaron heridos cuando los “terroristas” abrieron fuego contra un convoy militar, declaró Bogdan Senk, portavoz del Ministerio de Defensa.

El ataque cercano a Volnovaha fue durante la noche en un puesto de control del ejército ucraniano. Según el Ministerio, los separatistas atacaron con morteros y granadas, e hicieron explotar el vehículo.

El ejército lanzó el 13 de abril una operación militar para retomar el control de Lugansk y Donetsk de los separatistas, que proclamaron su soberanía.

Por otra parte, el diario francés Le Monde dijo ayer en su espacio editorial que la próxima elección es un desafío pero será un primer paso crucial para el país que carece desde hace tres meses de poder legítimo, aunque agregó que la situación tras los comicios seguirá terriblemente compleja.

Comentarios

Lo que pasa en la red