Rebeldes tuareg toman a 30 rehenes de Malí

Los separatistas, además, mataron a ocho soldados al ingresar a edificios gubernamentales en una declaratoria de guerra al gobierno

COMPARTIR 
18/05/2014 19:54 AP
Foto: Especial

BAMAKO, 18 de mayo.- Un grupo de rebeldes separatistas tuareg lanzó un ataque en Kidal, una ciudad del norte de Malí, mató a ocho soldados al ingresar a edificios gubernamentales y tomó a 30 rehenes en una "declaratoria de guerra" al gobierno, dijeron el domingo las autoridades.

El ataque al parecer fue provocado por una visita del recién designado primer ministro, Musa Mara, a Kidal el sábado, lo que pone de relieve la hostilidad regional hacia el gobierno central en Bamako y pone en duda una mayor viabilidad a los esfuerzos de reconciliación.

La misión de las Naciones Unidas en el país dijo el domingo en un comunicado que también murieron seis funcionarios de los gobiernos locales y dos civiles, pero no estaban claras las circunstancias de su muerte.

Este crimen bárbaro es totalmente inaceptable y los responsable deben responder por sus acciones", dijo el jefe de la misión Albert Koenders. "Se debe realizar una investigación rápidamente a fin de verificar los hechos y llevar a los responsables ante la justicia".

Los hechos de violencia comenzaron el sábado por la mañana cuando los rebeldes lanzaron un ataque contra la oficina del gobernador, donde las autoridades se habían reunido para encontrarse con Mara, informó el gobierno en un comunicado. Mara se mantuvo en el cuartel del ejército y a continuación partió de Kidal el domingo hacia Gao, otro centro norteño.

Los combates continuaron durante el día con un balance de ocho soldados muertos y otros 25 heridos, informó el ministerio de Defensa en otro comunicado. Indicó que 28 atacantes también murieron en el enfrentamiento y otros 62 resultaron heridos.

El ministerio de Defensa informó que los soldados de Malí habían recuperado el control de los edificios del gobierno en Kidal con excepción de la oficina del gobernador. No se aclaró dónde estaban cautivos los rehenes.

El gobierno considera este ataque infame y cobarde como una declaratoria de guerra, que no le deja más opción que responder", dice el comunicado del gobierno.

Veintiún miembros de las fuerzas de la ONU resultaron heridos en el enfrentamiento, dijo la misión de pacificación.

Gran parte del norte de Malí cayó bajo control de los separatistas de la etnia tuareg en el 2012 antes que combatientes relacionados con al-Qaeda se apoderaran del área invadida.

Una invasión militar encabezada por Francia en el 2013 dispersó a los combatientes islamistas, pero los separatistas tuareg ha mantenido una fuerte presencia en Kidal pese a los esfuerzos del gobierno central para controlar la ciudad.

ogz

Relacionadas

Comentarios