Un fuerte incendio forestal consume 30 casas en el sur de California

Las autoridades informaron que más de 11,000 viviendas y comercios están bajo la amenaza del fuego, avivado por altas temperaturas y fuertes vientos

COMPARTIR 
14/05/2014 17:31 AP

SAN DIEGO, California, 14 de mayo.- Un intenso incendio forestal ha quemado al menos 30 casas en la ciudad de Carlsbad en el sur de California, reportó la prensa local.

Las casas afectadas están en el mismo barrio, dijo el capitán del cuerpo de bomberos Mike Moehler dijo a KCAL-TV. Hasta ahora no se han reportado heridos.

Moehler agregó que se ha solicitado ayuda de todas partes del país para combatir el incendio, uno de varios que afectan el Condado San Diego en medio del calor, el viento y la falta de lluvias.

Carlsbad es una pequeña ciudad costera de conjuntos residenciales a unos 50 kilómetros al norte de San Diego.

La gente recibió la orden de evacuar la zona y se enviaron avisos a más de 11,000 viviendas y comercios, según las autoridades de la ciudad.

La televisión transmitía el incendio de dos casas en Carlsbad. Un apagón dejó sin electricidad el parque de diversiones de Legoland California.

Otro incendio forestal más al norte obligó a evacuar a los vecinos de un conjunto residencial militar en Campo Pendleton y al cierre de una escuela primaria en una base de la Infantería de Marina. Un tercer incendio se diseminó de un vehículo en la carretera Interestatal 5 a los arbustos cerca de la esquina noroeste de la base de la marina.

Los bomberos estatales dijeron que las altas temperaturas y las condiciones meteorológicas creadas por la sequía han hecho que la temporada de incendios sea muy intensa.

Horas antes el miércoles las autoridades reportaron que habían controlado 25% de un incendio de 6.2 kilómetros cuadrados que comenzó este martes y obligó a miles de personas a escapar de la zona de Rancho Bernardo en la zona de San Diego. En el Condado Santa Bárbara, un incendio de 242 hectáreas cerca de la ciudad de Lompoc estaba contenido al 50%.

Dos bomberos sufrieron heridas menores, uno por el calor y otro por inhalar humo, dijo el jefe de bomberos Ray Cheney.

En las montañas del suroeste de Nuevo México se combatía un incendio de 23 kilómetros cuadrados en medio de los fuertes vientos y en el sur de Texas unos 2,100 vecinos residentes comenzaron a regresar a sus casas después que un incendio quemó unas 156 estructuras. El incendio en la zona de Fritch estaba casi totalmente contenido para este miércoles. 

rja

Comentarios

Lo que pasa en la red