Empeora la violencia en Ucrania; prorrusos matan a 7 soldados

Insurgentes separatistas tienden una emboscada a las fuerzas gubernamentales en Donetsk; mantienen planes de crear un Estado independiente

COMPARTIR 
13/05/2014 13:24 EFE / Fotos: AP y Reuters

KIEV, 13 de mayo.- Los milicianos prorrusos retomaron hoy las armas tras proclamar la independencia en dos regiones de Ucrania y tendieron una emboscada a las fuerzas gubernamentales en Donetsk (este), ataque en el que murieron siete militares.

La emboscada, en la que también resultaron heridos ocho efectivos de la Guardia Nacional, uno de los cuales murió durante su traslado en un helicóptero, tuvo lugar cerca de la localidad de Kramatorsk, uno de los irreductibles bastiones prorrusos del este ucraniano.

Un columna de blindados de la 95 Brigada Aerotransportada del Ejército ucraniano fue atacada por sorpresa por una treintena de milicianos armados con lanzagranadas junto a la aldea de Oktiábrskoye, a unos 15 kilómetros de Kramatorsk.

Las fuerzas de la autodefensa les cortaron el paso, destruyeron dos blindados, un tanque y un vehículo con pertrechos militares. El segundo vehículo se incendió y durante media hora estuvieron estallando cartuchos y proyectiles", relató un insurgente a la agencia oficial rusa Itar-Tass.

Durante los combates, los rebeldes recibieron el apoyo de casi medio centenar de insurgentes que llegaron al lugar en autobús procedentes de Kramatorsk.

Los sublevados prorrusos, que han decidido recurrir a las tácticas de la guerra de guerrillas, según Kiev, confirmaron haber inutilizado dos blindados y reconocieron únicamente una baja en sus filas.

Durante los combates, la población de la aldea se tuvo que refugiar en los sótanos de las casas y, como resultado de los enfrentamientos, la localidad se quedó sin electricidad.

Después, el pueblo fue rodeado completamente por las fuerzas ucranianas, que recibieron el apoyo de varios helicópteros con paracaidistas y registraron casa por casa en busca de rebeldes, añadió la fuente insurgente.

Nada más proclamar el lunes la independencia, el comandante de la autoproclamada república popular de Donetsk, Igor Strelkov, anunció el inicio de una "operación contraterrorista" en respuesta a la ofensiva de Kiev contra los bastiones prorrusos.

El ministro de Defensa ucraniano, Mijail Koval, reconoció hoy que el Ejército tiene problemas para hacer frente a los insurgentes, debido a que estos atacan a las fuerzas gubernamentales desde edificios de viviendas.

Llevan dos noches seguidas golpeando nuestras posiciones con morteros. Nosotros no podemos utilizar tal armamento, ya que no es de alta precisión, y los separatistas se esconden en los edificios de viviendas, en casas habitadas", explicó.

Strelkov dio ayer 48 horas a todos los oficiales y soldados de las Fuerzas Armadas, del Servicio de Seguridad de Ucrania y del Ministerio de Interior para que juren lealtad al nuevo Estado.

Los líderes de la autoproclamada 'república popular de Donetsk', que ayer pidieron el ingreso en Rusia, anunciaron hoy la creación de su propio Ejército, como hiciera en su momento Crimea, ya anexionada por Moscú.

Mientras, los insurgentes siguen adelante con sus planes de crear un Estado independiente en las regiones de Donetsk y Lugansk, ambas limítrofes con Rusia.

Tenemos intención de existir juntos. Con representantes de la república popular de Lugansk ya hablamos y ahora hay que decidir cómo llevarlo a la práctica", dijo Denis Pushilin, copresidente de la 'república popular de Donetsk'.

El líder del movimiento 'Sur-Norte', Oleg Tsarev, propuso llamar a la nueva región unificada 'Novorossia' (Nueva Rusia) y forjar una unión estatal con Rusia y Bielorrusia.

Al respecto, el gobernador y el alcalde de Donetsk nombrados por el Ejecutivo de Kiev aseguraron hoy que la proclamación de independencia no tiene ningún valor jurídico.

Mientras, llegaba a Kiev el ministro de Exteriores de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, quien aseguró que las elecciones presidenciales de Ucrania, convocadas para el próximo 25 de mayo, son cruciales para resolver la crisis en el país.

Tras reunirse con el diplomático alemán, el primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, reiteró la postura ucraniana de que el formato de una eventual negociación para resolver el conflicto no incluye a los líderes prorrusos de las regiones insurgentes.

Consideramos que el formato internacional de negociaciones debe estar formado por cuatro partes, que son Estados Unidos, Ucrania, la Unión Europea y la Federación Rusa", subrayó Yatseniuk, quien garantizó los planes de Kiev de descentralizar el Estado ucraniano.

jrr

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red