Boko Haram exhibe a niñas secuestradas y condiciona su liberación

En un nuevo video en el que se ve a unas 130 jovencitas, el líder del grupo islamista ofrece su liberación a cambio de la excarcelación de militantes encarcelados

COMPARTIR 
13/05/2014 05:35 Agencias / Fotos: Especial

LAGOS, 13 de mayo.– El grupo islamista Boko Haram divulgó ayer un nuevo video en el que muestra a las estudiantes de secundaria nigerianas secuestradas en abril, afirmando que las convirtió al islam y que sólo las liberará a cambio de la excarcelación de todos los yihadistas presos.

El líder de Boko Haram, Abubakar Shekau, habla durante 17 minutos en el video que muestra a unas 130 adolescentes vistiendo hiyabs que les cubren todo el cuerpo, rezando al aire libre en un lugar no identificado.

En total, 276 adolescentes fueron secuestradas el 14 de abril en Chibok, en el estado de Borno, donde vive una importante comunidad cristiana. Según las últimas informaciones, 223 de ellas continúan desaparecidas.

El video muestra a unas 130 jóvenes vestidas con largos velos negros y grises que permiten ver sus rostros, sentadas en el suelo en el exterior, rodeadas de árboles, recitando el primer capítulo del Corán.

En ningún momento del video, que dura en total 27 minutos, Shekau aparece acompañado por las estudiantes de secundaria.

Dos de las adolescentes interrogadas dicen que eran cristianas y se convirtieron al islam, mientras que la tercera declara que ella ya era musulmana. Una de las jóvenes asegura que las cautivas no son maltratadas.

Durante su intervención, Abubakar Shekau aparece ante un fondo verde con vestimenta militar y un arma automática.

El jefe de Boko Haram, que habla primero en árabe y después en hausa, la lengua más utilizada en el norte de Nigeria, reivindica nuevamente el secuestro masivo de Chibok, lo que ya había hecho en un video difundido el lunes anterior, y sostiene que convirtió a las cautivas al islam.

“Lo único que les digo es que si desean que liberemos a las niñas que hemos secuestrado, quienes no han aceptado el Islamismo serán tratados como el profeta (Mahoma) trataba a los infieles y permanecerán con nosotros”, dijo, según la traducción de la declaración hecha en nigeriano.

Chocan versiones del gobierno

Poco después de difundirse el video, el gobierno nigeriano descartó excarcelar a presos islamistas a cambio de la liberación de las jóvenes, tal como reclama el grupo armado.

Al preguntarle si el gobierno rechazará la propuesta del líder de Boko, el ministro del Interior, Abba Moro, respondió: “Por supuesto”.

Pero horas más tarde, Mike Omeri, director de la Agencia Nacional de Orientación, una rama del Ministerio de la Información, dijo que “el gobierno de Nigeria está evaluando todas las alternativas para liberar a las niñas y reunirlas con sus padres”.

En el plano internacional, el presidente francés, François Hollande, anunció ayer una cumbre de seguridad con varios países africanos en París para tratar el secuestro de las jovencitas.

Hollande dijo ante periodistas durante una visita a la capital de Azerbaiyán, Baku, que el encuentro se realizará, con la anuencia de los participantes, el próximo sábado.

Según indicó el diario francés Le Monde, citando al entorno del Presidente, participarán en el encuentro Nigeria, Chad, Camerún, Níger y Benin.

Según medios de comunicación oficiales, el presidente de Níger, Mahamadu Isufu, se entrevistó ayer con una alta funcionaria estadunidense para tratar el  “problema” que representa Boko Haram.

El grupo ha causado la muerte de miles de personas en ataques desde 2009 y desestabilizado partes del noreste de Nigeria, el país más poblado de África.

EU busca pistas en el video

Expertos estadunidenses revisan detalladamente el video dado a conocer por el grupo islamista nigeriano Boko Haram que muestra a unas 130 estudiantes de secundaria secuestradas a mediados de abril en Nigeria.

Estados Unidos “sacará partido de cada indicio que permita darle seguridad a la liberación de las muchachas”, dijo la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki.

La portavoz aseguró que su gobierno no tiene “ninguna razón para dudar de la autenticidad” del documento grabado que muestra a un centenar de las 223 adolescentes que se supone aún mantiene secuestradas el grupos islamista.

El gobierno de Washington envió a Nigeria un equipo de expertos para ayudar a liberar a las alumnas.

Dicho equipo está conformado por cerca de 30 personas procedentes de los Departamentos de Estado y Defensa, así como del FBI, informó ayer la Casa Blanca.

Un funcionario del gobierno de Estados Unidos que solicitó el anonimato confirmó que también se realizan “vuelos de espionaje, vigilancia y reconocimiento sobre Nigeria con la autorización de su gobierno”.

No estaba claro por el momento si los vuelos eran de aviones no tripulados o con pilto, ni de dónde habían partido.

 

De secta extremista a grupo radical armado

El grupo islamista armado Boko Haram, autor del rapto de más de 200 estudiantes de secundaria en Nigeria, era originalmente una secta que seducía a la juventud desocupada del norte del país con un discurso crítico hacia un régimen nigeriano corrupto.

Boko Haram significa “la educación occidental es un pecado” en hausa, la lengua más hablada en el norte de Nigeria.

Su fundador, Mohamed Yusuf, que preconizaba un islam radical y severo, acusaba a los valores occidentales instaurados por los colonos británicos de ser responsables de todos los males del país. Así sedujo a la juventud pobre de Maiduguri, la capital del estado de Borno.

Según Mohamed Yusuf, “un Estado laico no puede aplicar correctamente la ley islámica. El objetivo, por lo tanto, es instaurar una república islámica”, dice el investigador francés Marc-Antoine Pérouse de Montclos.

Recluta sobre todo entre los “almajirai”, los estudiantes coránicos itinerantes cuyas familias son demasiado pobres para darles una educación.

Según un informe reciente del International Crisis Group se considera que Boko Haram surgió en 2002, cuando comenzó a atraer la atención de las autoridades.

En 2009 se produjeron enfrentamientos entre Boko Haram y la policía en Maiduguri. El ejército intervino, matando a 700 personas, y capturó a Mohamed Yusuf, que fue ejecutado.

El movimiento se volvió totalmente clandestino y los dirigentes que lograron escapar se fueron al extranjero. “Entonces fueron atraídos por un movimiento yihadista internacional que los convenció de la futilidad de la protesta pacífica”, dijo De Montclos.

Al salir de la clandestinidad, los jefes de Boko Haram pasaron a una etapa superior. Ya no se trataba únicamente de querer aplicar la ley islámica en Nigeria, sino también de desestabilizar al Estado con una estrategia terrorista destinada a crear el pánico.

Abubakar Shekau, el brazo derecho del jefe ejecutado, lo reemplazó en la dirección de Boko Haram.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red