Kiev advierte catástrofe por referéndum separatista

El presidente interino de Ucrania, Olexandre Turchinov, aseguró a las poblaciones pro rusas que se expondrían a una catástrofe si votan por el “sí” en una consulta independentista que hoy se realiza en Donetsk y Lugansk

COMPARTIR 
11/05/2014 08:06 EFE, AFP y Reuters

MARIUPOL, 11 de mayo.— Mientras dos de las regiones más tensas del este de Ucrania se preparaban para votar hoy en referéndums extraoficiales por su independencia, el presidente interino del país, Olexandre Turchinov, denunció que tales gestos conducen a la autodestrucción nacional.

Turchinov advirtió a las regiones orientales controladas por un levantamiento en favor de Rusia que se expondrían a una catástrofe si votan “sí” en el referendo separatista de hoy.

La votación, organizada sin un claro control de la autenticidad de las papeletas o las listas de votantes, podría determinar si el gobierno de Kiev, respaldado por Occidente, y las regiones pro rusas del oriente del país llegan a un compromiso, o si Ucrania se sume en la guerra civil.

La consulta de hoy busca que los ciudadanos aprueben la declaración de las llamadas “repúblicas populares soberanas” en las regiones de Donetsk y Lugansk, donde los rebeldes pro rusos han tomado edificios del gobierno y se han enfrentado con policía y soldados ucranianos.

En declaraciones publicadas en la ciberpágina presidencial, Turchinov dijo que los partidarios de la independencia de dos regiones orientales “no entienden que esto sería una completa destrucción de la economía, los programas sociales y la vida en general para la mayoría de la población”.

Éste es un paso hacia el abismo de las regiones”, agregó.

La violencia ha crecido junto a una retórica cada vez más amarga en las regiones de Donetsk y Lugansk, donde se realizará la votación.

Es un problema complejo cuando una población engañada por la propaganda (rusa) apoya a terroristas”, dijo Turchinov en su sitio web.

Los separatistas dicen que se defienden contra el gobierno ucraniano al que califican de “fascista” y antirruso. Ucrania, respaldada por Estados Unidos y la Unión Europea, acusa a Rusia de desestabilizarla, acusación que Moscú niega.

Apoyarán sanciones

La canciller de Alemania, Angela Merkel, y el presidente de Francia, François Hollande, dijeron que apoyarán sanciones más duras contra Rusia, desde servicios financieros hasta el sector de la energía, si la rebelión que consideran una creación de Moscú hace fracasar las elecciones presidenciales del 25 de mayo, que buscan estabilizar a Ucrania.

Eso podría marcar una mayor escalada en lo que ya es el peor conflicto entre Oriente y Occidente desde la Guerra Fría.

Los dos mandatarios condenaron ante la prensa en Stralsund el referéndum secesionista planeado para hoy en el este de Ucrania, y que ambos consideraron ilegal.

Asimismo, volvieron a apelar a todas las partes en conflicto a regresar a la mesa de negociación “tan rápido como sea posible”.

La celebración de unas elecciones presidenciales libres y justas en Ucrania el 25 de mayo es de suma importancia”, indicaron en un comunicado de prensa emitido poco después tras concluir su reunión en el norte de Alemania.

Una salida de Donetsk y Lugansk —el cinturón de carbón y acero que representa 16 por ciento de la producción económica de Ucrania— sería otro golpe a Kiev. Rusia anexó la región ucraniana de Crimea en marzo, poco después de que el presidente ucraniano pro ruso Víktor Yanukóvich fuera derrocado por manifestaciones.

Ayer, en la ciudad de Slaviansk, el reducto separatista más fuertemente defendido, las calles tenían barricadas de neumáticos, muebles y trozos de metal.

En la ciudad portuaria de Mariupol,  al menos 20 personas murieron el viernes cuando fuerzas ucranianas entraron a la localidad y combatieron contra hombres locales armados por el control del cuartel policial.

 

Destituyen a gobernador de Lugansk

El presidente interino de Ucrania, Olexandre Turchinov, destituyó ayer al gobernador de la región de Lugansk, bastión de la sublevación pro rusa, Mijaíl Bolótskij.

El decreto sobre la destitución de Bolótskij, que permaneció en su cargo apenas dos meses, fue publicado en la página web del Presidente.

Conforme a otra disposición, que llegó a un día del referéndum separatista que se celebra en las regiones de Lugansk y Donetsk, a partir de ayer ese cargo lo ocupará Irina Veríguina, hasta ahora la primera subgobernadora de la región.

Ambas regiones rechazaron la reciente solicitud del presidente ruso, Vladimir Putin, acusado por Occidente de apoyar a los separatistas pro rusos en el sureste de Ucrania, de aplazar el plebiscito separatista considerado ilegítimo por las autoridades en Kiev y por la mayoría de la comunidad internacional.

Oponemos el referéndum a la guerra”, afirmó Román Liaguin, portavoz de la comisión electoral de la autoproclamada República Popular de Donetsk.

Durante una conferencia de prensa organizada por los separatistas en Donetsk, Liaguin aseguró que los dos mil colegios electorales son custodiados tanto por pro rusos como por agentes de orden público locales.

También informó que unos mil 500 colegios fueron habilitados para la consulta popular.

Asimismo, dejó claro que las elecciones presidenciales previstas por las autoridades en Kiev para el 25 de mayo no serán celebradas en el sureste del país.

Luto por muertos en Mariupol

Mientras tanto, las autoridades de la ciudad de Mariupol, sureste de Ucrania, declararon ayer luto por las víctimas en los combates del viernes entre el ejército ucraniano y separatistas pro rusos frente a la sede de la policía local.

Debido a los trágicos sucesos del 9 de mayo que provocaron víctimas mortales el 10 de mayo se declara día de duelo en la ciudad”, informó un comunicado de la alcaldía, citado por agencias locales.

La nota también expresó las condolencias de las autoridades a los familiares de los fallecidos en aquellas encarnizadas escaramuzas.

 

Prohíben sobrevuelo de aviones rusos

Ucrania prohibió ayer sobrevolar su espacio aéreo a dos aviones con altos cargos rusos a bordo que regresaban de la capital de Moldavia, Chisinau, a Moscú, informaron las agencias rusas.

Un avión que llevaba al ministro de Cultura ruso, Vladimir Medinski, y también a varios diputados oficialistas fue forzado a regresar a la capital moldava tras un intento de cruzar el espacio aéreo de Ucrania.

Pocas horas antes, el viceprimer ministro ruso, Dimitri Rogozin, corrió la misma suerte después de que su avión recibiera la prohibición de sobrevolar Ucrania, pero finalmente consiguió llegar a Moscú.

Sin entrar en detalles, Rogozin informó en las redes sociales de su llegada a Moscú y colocó una foto en la que se le puede observar frente al aeropuerto Domodédovo de la capital rusa.

Afirmó haber logrado burlar a los agentes ucranianos, que supuestamente lo estuvieron buscando a bordo del avión “en el que no viajaba”.

Horas antes, escribió en su cuenta de Twitter que además de Ucrania también Rumania le había impedido atravesar su espacio aéreo “por orden de Estados Unidos”.

La próxima vez volaré en un Tu-160”, escribió irónicamente en alusión a los bombarderos pesados rusos.

Mientras, Medinski escribió en su cuenta de Twitter que su avión se vio obligado a volver a Chisinau después de que cazas ucranianos Mig-29 le impidieron la entrada en el espacio aéreo de Ucrania.

Ucrania al principio permitió el vuelo de la delegación rusa (Duma Estatal, Ministerios de Exteriores, Gobierno) y luego cambiaron de opinión. Nos hicieron regresar. ¿Será una llamada de Washington?”, escribió.

Medinski, junto con varios diputados del Parlamento ruso, finalmente salió de Chisinau.

 

Comentarios

Lo que pasa en la red