Amenazan con una guerra civil en Tailandia

El movimiento pro gubernamental Camisas Rojas advirtió que no aceptarán a un premier que no haya sido elegido en las urnas

COMPARTIR 
11/05/2014 03:14 AFP
Camisas Rojas se manifestaron ayer en Bangkok para mostrar su molestia por la destitución de la premier Yingluck Shinawatra. Foto: Reuters

BANGKOK, 11 de mayo.— Miles de Camisas Rojas, un movimiento pro gubernamental tailandés, se manifestaron ayer en Bangkok para advertir a sus opositores que estallará “una guerra civil” si cae el gobierno interino tras la destitución de la primera ministra.

“Los Camisas Rojas no pueden aceptar el nombramiento antidemocrático y anticonstitucional de una primera ministra”, declaró a sus partidarios Jatuporn Prompan,  jefe de filas del movimiento.

En la calle desde hace seis meses, los manifestantes antigubernamentales se han propuesto instaurar un “consejo del pueblo” no electo para “reformar” el sistema.

Consideran que está gangrenado por la corrupción, después de años de gobierno de Thaksin Shinawatra, el hermano de Yingluck Shinawatra, la primera ministra destituida por el Tribunal Constitucional.

Pero su petición de aplazar indefinidamente las elecciones y sus críticas abiertas a la democracia suscitan preocupación, incluso en Washington, que insistió esta semana en la necesidad de comicios en esa monarquía constitucional que lleva meses funcionando sin Parlamento.

El líder de los Camisas Rojas denunció que la oposición pidió al presidente del Senado, adversario político del partido en el gobierno, que designe a un nuevo primer ministro. Los manifestantes antigubernamentales no reconocen al jefe de gobierno interino y rechazan las legislativas previstas para el 20 de julio.

“Sería el comienzo de un desastre para el país y llevaría a una guerra civil”, añadió Jatuporn, ante manifestantes que agitaban retratos de la ex primera ministra Yingluck Shinawatra.

Y es que paralelamente miles de manifestantes antigubernamentales lanzaron el viernes su “batalla final”, acampando frente a la sede del gobierno.

Desde el comienzo de la crisis, hace seis meses, han muerto al menos 25 personas.

Thaksin Shinawatra fue derrocado en 2006 por un golpe de Estado y vive en el exilio para evitar una condena por malversación financiera.

Comentarios

Lo que pasa en la red