Más españoles migran hacia América Latina

En los últimos años más de 500 mil personas se han mudado a la región, según cifras oficiales

COMPARTIR 
10/05/2014 05:22 José David Pérez/ Especial

MADRID, 10 de mayo.— Miles de españoles están repartidos por toda América, unos escapan de la crisis, otros vuelven a sus raíces con una identificación española y no falta quienes tienen la nacionalidad como una herencia más.

Desde 2009, el saldo migratorio entre América y España ha presentado cifras negativas a causa de los retornos de sudamericanos especialmente, así, lo que en ese año comenzó con cifras negativas de poco más de cuatro mil personas llega a miles de españoles que toman rumbo hacia tierras americanas, así lo exponen las cifras del Instituto Nacional de Estadística Español.

En 2014 esos flujos, negativos para España, han contribuido a que sean más de un millón 300 mil personas de nacionalidad española las que residan a lo largo y ancho del continente americano, casi 44% más que en 2009. Con esa cifra, América es el principal destino de quienes aumentan las cifras negativas

El caso mexicano es uno de los mejores ejemplos, y es que en menos de cinco años la población de nacionalidad española en este país ha pasado de los 70 mil a los cien mil, uno de los mayores crecimientos de toda América Latina en este asunto.

Sin embargo, los grandes movimientos fueron los que sucedieron entre España y Sudamérica. Desde 2008 han sido más de 500 mil los nacidos en Sudamérica y residentes en España los que han retornado a sus países de origen.

Los procesos de regulación de inmigrantes como el de 2005 y la estabilidad de muchos de ellos, que formaron sus familias en España y estuvieron más de diez años en el país, son los que la ley les exige para otorgarles la ciudadanía. Ello ha propiciado el retorno de más de 35 mil sudamericanos españolizados.

El Programa de Retorno voluntario contribuyó, pues, mediante él, decenas de miles de inmigrantes en 2012 llegaron a ser más de 100 por día; el programa consistía en la firme promesa del inmigrante de marchar en 30 días y no retornar en tres años. A cambio, disfrutarían de todas las prestaciones o
bonificaciones que por su
labor en España hubieran conseguido en su país de origen.

Cabe mencionar que la cifra es menor de lo que se podría esperar porque en España la ley no reconoce a los nacidos en España como españoles por el hecho de nacer en ese territorio.

Es decir, la ley española no sigue una doctrina ius soli (el derecho de suelo), así la ley española sólo otorga la ciudadanía al nacer a quienes son hijos de españoles, no tiene patria o se desconoce a sus progenitores y su tutela pasa al Estado, explica el Ministerio de Justicia español.

Los casos de Norteamérica y América Central son menos reseñables, pues han retornado poco más de tres mil y cinco mil nacionales como españoles. Y es que los flujos migratorios no son comparables a los que mantuvo Sudamérica durante la última década en España.

No todos retornan a sus orígenes, hay quienes los abandonan. En esta situación están más de 80 mil personas nacidas en España que dejaron el país en estos últimos años para irse a América y no regresaron.

Bien lo ilustra el sitio web Spaniards, la comunidad online de españoles por el mundo. En ese lugar miles de españoles expresan sus dudas, miedos y experiencias sobre su estancia en América y otros lugares.

Una de esas cuestiones es ¿De qué dudan los españoles al llegar a México?, pues parece que de muchas cosas. Y es que más de mil usuarios han hecho 42 mil 602 comentarios sobre temas tan diversos como: “¿Dónde puedo vivir?”, como pregunta Alba; pasando por “la búsqueda de empleo o la búsqueda de socios”, que le intriga a Pedro; hasta “¿Cómo le hago para llevar un jamón en la maleta?”, algo que preguntan muchos otros usuarios.

Quienes acaban por aumentar las cifras son los herederos de españoles exiliados en el siglo XIX y tras la Guerra Civil que vivió España entre 1936 y 1939 o de tantos cientos de miles de españoles que viajaron  América y no volvieron.

Ellos, que estuvieron hace décadas bajo la tutela de un español, que tuvo que dejar de serlo, ahora tienen el derecho de convertir a sus hijos en ciudadanos de un país que tal vez nunca visitaron.

Su importancia es tal que dos de cada tres de los nuevos españoles en el extranjero registrados nacieron fuera de las fronteras españolas, según el Instituto Nacional de Estadística.

Entre todos ellos suman más de un millón de españoles que tuvieron o quisieron marcharse o que ni siquiera vieron el país al que por derecho pertenecen.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red