El mejor lugar para ser madre

El reporte anual sobre el Índice de Madres indica que Finlandia es el país con las mejores condiciones para tener y criar hijos

COMPARTIR 
10/05/2014 05:15 María Fernanda Navarro

CIUDAD DE MÉXICO, 10 de mayo.- La maternidad es el trabajo más arduo del mundo. Las condiciones económicas, sociales y físicas marcan el desempeño de una madre al momento de educar a sus hijos, pero no son similares para todas las mamás alrededor del mundo.

De acuerdo con el Índice de Madres anual, un estudio que califica las condiciones de las madres alrededor del mundo, la mayoría de las naciones con mejores condiciones para tener y criar hijos se encuentra en el continente europeo mientras que las más hostiles están en el África Subsahariana.

La lista anual, a cargo de la organización Save the Children, evalúa a 178 países y toma en cuenta indicadores como la salud de las madres, la de sus hijos, las oportunidades educativas de las progenitoras así como la de sus hijos, el estatus económico de la familia y la participación de las mujeres en políticas que las afectan directamente.

Este estudio explica que una lista que observa el bienestar de las mamás tiene relación directa con la suerte de los niños: “la calidad de vida de los niños depende en gran medida de la salud, la seguridad y el bienestar de sus madres. Como cuidadores primarios en casi todas las sociedades, la capacidad de una madre para tomar decisiones informadas acerca de sus hijos —su salud, su educación y sus valores— les afecta de por vida”.

En los países donde las madres comen bien los hijos comen bien, y en los países donde las madres comen poco, los hijos también comen poco”, asegura el estudio.

En el ranking, Finlandia ocupa el primer lugar, nación que por cierto ha encabezado el índice dos ocasiones desde la primera vez que se publicó en el año 2000. En este país, situado al noreste de Europa, el ingreso per cápita alcanza los 46 mil 490 dólares, una de cada 12 mil 200 madres muere durante el embarazo o parto y la expectativa de años en los que una persona permanece en la educación formal son 17.

El segundo lugar de la lista corresponde a Noruega, y el tercero a Australia, seguidos por Dinamarca y los Países Bajos.

Alemania, Reino Unido y Canadá ocuparon el octavo, noveno y décimo lugar, respectivamente, mientras que Estados Unidos alcanzó el número 14 de la lista.

En el pasado los Estados Unidos se han situado entre los 10 primeros lugares, pero junto a Chipre, han caído muy lejos de los líderes de la lista y la evidencia muestra que la salud de las madres estadunidenses y sus hijos está cayendo. Los Estados Unidos se encuentran entre los países que menos progreso han hecho desde 2000 en sobrevivencia materna e infantil”, expone el estudio.

El riesgo de muerte materna en Estados Unidos ha aumentado más de 50 por ciento desde el año 2000, con una muerte por cada dos mil 400 madres. De hecho, el estudio comparó el riesgo de muerte de una mujer estadunidense con una que vive en Irán o Rumania.

 

El extremo oscuro del Índice

En el otro extremo de la lista se encuentran los países en los que los conflictos, los desastres naturales y la fragilidad política han socavado la seguridad de las madres y por lo tanto la de sus críos.

En la última posición se encuentra Somalia, debido a que sus índices educativos y económicos son los más bajos del mundo y ha experimentado constantes conflictos desde el colapso de su gobierno central en 1991. En esta nación, ubicada al este del continente africano, el riesgo de muerte durante el embarazo o el alumbramiento es de una por cada 16 mujeres.

En la penúltima posición se encuentra la República Democrática del Congo, donde uno de cada siete niños muere antes de cumplir cinco años. Estos indicadores también son alarmantes para las naciones que siguen a los dos últimos lugares de la lista Níger, Mali y Guinea Bissau.

En Níger, por ejemplo, una de cada 23 mujeres muere por no recibir atención médica durante el embarazo o parto. En tanto que en Mali la expectativa de años en las que un niño permanece en la escuela es 8.6 y nueve para los que viven en Guinea Bissau.

Cabe destacar que sólo cuatro de los últimos 28 países que se encuentran al final de la lista “no han tenido conflictos armados en su historia reciente y todos excepto uno son o fueron Estados frágiles. Casi dos tercios (18 de 28) están caracterizados por desastres naturales persistentes”.

Otra desventaja para los niños de estas naciones es que uno de cada cuatro no asiste a la escuela y sólo una de cada tres mujeres sabe leer y escribir.

El estudio de la ONG recomienda que para mejorar las condiciones de vida de las madres e hijos que viven en las naciones con peores calificaciones en el Índice es necesario “terminar y prevenir el conflicto, reducir la vulnerabilidad de los desastres, y proporcionar servicios de salud, nutrición y educación”, sin embargo el estudio reconoce que facilitar estas necesidades en lugares que sostienen crisis es complicado.

 

Las madres latinas en medio de la lista

Cuba encabeza el Índice de Madres respecto a los países latinoamericanos en la posición número 35, con un marcador de una mujer que fallece en el embarazo o alumbramiento por cada mil y un ingreso per cápita de cinco mil 890 dólares. 

Muy cerca de Cuba se encuentra Costa Rica, que ocupa el sitio 39. En el país centroamericano 9.9 niños mueren antes de cumplir cinco años. En una posición más alejada se sitúa Argentina en la casilla 43 y más abajo en el sitio 47 se posiciona la nación vecina Chile.

Uruguay se encuentra en la posición 53 seguido de México en la posición número 54.

Cabe destacar que de acuerdo con el índice de Save the Children, una de cada 790 mujeres mexicanas muere por falta de atención durante el embarazo o el parto, 16.2 niños mueren antes de alcanzar los cinco años y la expectativa de años que pasan en las aulas no alcanza los 13 años. Todo ello pese a que tiene un ingreso per cápita —nueve mil 640 dólares— mayor al del primer país latinoamericano en la lista, Cuba.

Venezuela ocupa la posición 67, Perú el sitio 72 y cuatro casillas más abajo se encuentra Brasil.

El último país latinoamericano en la lista es Haití, que ocupa la casilla 168, con una tasa de 756 niños que fallecen antes de los cinco años, y donde la mayoría de los infantes sólo cursa 7.6 años de escuela.

Debido a que esta lista destaca la brecha entre los países ricos y los que sobreviven con una economía frágil, Save The Children urge a los gobiernos y agencias internacionales a incrementar los fondos destinados a mejorar los niveles educativos de los más pequeños, proveer acceso a servicios de salud maternos e infantiles y desarrollar oportunidades políticas y económicas para la mujer.

 

Relacionadas

Comentarios