Plantea Mujica refugiar a niños sirios en Uruguay por guerra civil

Se explicó que el proyecto humanitario depende de que la Organización de Naciones Unidas acepte la propuesta del mandatario

COMPARTIR 
08/05/2014 14:41 Notimex / Foto: Reuters
El presidente quiere que el refugio de los niños "sea un ejemplo para el mundo".

BUENOS AIRES, 8 de mayo.- El presidente de Uruguay, José Mujica, quiere refugiar en la residencia presidencial de este país a 50 niños sirios que viven en calidad de refugiados en un campo de Jordania, reveló la revista Búsqueda.

El semanario explicó que el proyecto humanitario depende de que la Organización de Naciones Unidas acepte la propuesta del mandatario, quien quiere albergar a los menores en la mansión oficial destinada a las vacaciones presidenciales.

La guerra civil en Siria ya ha dejado más de 150, 000 víctimas

La casa está ubicada en la confluencia del Río de la Plata y el Río San Juan y cuenta con amplias comodidades que Mujica no suele utilizar debido a la austeridad en la que vive.

De acuerdo con el medio uruguayo, el presidente quiere que el refugio de los niños "sea un ejemplo para el mundo" y para ello le pedirá a su colega brasileña, Dilma Roussef, que le preste un avión en el que puedan ser trasladados los menores.

Agregó que la idea surgió de la visita que el canciller Nicolás Almagro hizo a un campo de refugiados en Zaatari, Jordania, donde viven apenas si sobreviven unas 100 mil personas, entre ellas cientos de huérfanos.

Mujica se planteó entonces que si se traen presos de la cárcel Guantánamo, por qué no hacerlo con un grupo de niños que han sido afectados por una terrible guerra civil, que ya se ha cobrado más de 150 mil víctimas.

Todos vemos la tele por todas partes y una cosa que impacta es la cantidad de gurises (niños) abandonados que están en esos campos de refugiados alrededor de Siria", declaró con anterioridad el mandatario.

"¿No podremos hacernos cargo como sociedad? ¿No tendremos voluntad de recoger algún puñado de esos gurises y ofrecerle al mundo una mano, que no significa coartar la identidad o tener hijos robados del dolor, sino sencillamente una práctica familiar de la solidaridad?", cuestionó.

gak

Comentarios

Lo que pasa en la red