Desalojan campamentos y detienen a 243 manifestantes en Venezuela

El gobierno informó que decomisó dinero, armas y droga en los cuatro campamentos desmantelados en Caracas

COMPARTIR 
08/05/2014 23:52 AFP, AP, DPA, Reuters y EFE

CARACAS, 9 de mayo.– La policía de Venezuela detuvo ayer a 243 jóvenes en una gigantesca redada nocturna contra manifestantes que mantenían campamentos de protesta, desatando el repudio de opositores y cuando el diálogo de paz está en suspenso.

Dos de los campamentos estaban frente al edificio donde funcionan las oficinas del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo y en la plaza Bolívar del municipio capitalino de Chacao, y los otros dos en el sector de Santa Fe y la plaza Alfredo Sadel, del municipio capitalino de Baruta.

De acuerdo con el relato de vecinos de la urbanización Los Palos Grandes, poco antes de la 3:30 de la madrugada, hora local, llegaron varios centenares de guardias nacionales a las áreas cercanas al campamento que estaba frente a las oficinas de la ONU y tomaron el lugar, mientras desde los edificios aledaños comenzaron a lanzarles objetos contundentes y a gritarles insultos.

El gobierno del presidente Nicolás Maduro justificó el despliegue de más de mil agentes antimotines para desalojar en plena noche cuatro campamentos de protesta en Caracas donde dicen se albergaban grupos que preparaban “actos terroristas”.

Se tenía evidencias de que de esos sitios estaban saliendo los grupos más violentos a cometer hechos terroristas: incendiar patrullas de la policía, enfrentarse con bombas molotov y con armas a los cuerpos de seguridad”, dijo el ministro de Interior,  Miguel Rodríguez Torres.

En los operativos fueron “incautadas drogas, armas, explosivos, morteros, granadas lacrimógenas y todo lo que utilizan a diario para enfrentar a los cuerpos de seguridad”, afirmó.

Según la abogada y activista de los Derechos Humanos, Elenis Rodríguez, “los detenidos fueron trasladados algunos a la sede de la Policía Nacional Bolivariana (...) y otros a (la unidad militar de) Fuerte
Tiuna”.

Estos campamentos eran la cara visible de los últimos restos de las protestas iniciadas en febrero y que han dejado, según cifras actualizadas ayer por la Fiscalía, 41 muertos, 813 lesionados y casi 150 casos investigados de abusos
policiales.

Matan a un policía

Pero el desmantelamiento de los campamentos no terminó con la violencia. Medios locales informaron de la muerte de un agente de la Policía Nacional Bolivariana durante nuevos disturbios en Los Palos Grandes, cerca de la oficina de la ONU.

Otros dos agentes habrían resultado heridos de bala. También se reportaron enfrentamientos cerca de la Plaza Francia de Altamira, en el este de la ciudad, y en la zona de Santa Fe.

Capriles condena la redada

El líder opositor y gobernador del estado de Miranda, Henrique Capriles, dijo que con esa acción el gobierno de Nicolás Maduro quiere “imponer el miedo y distraer a los venezolanos”.

Llevarse a estudiantes detenidos no está bien. Quien actúa en la oscuridad sabe que algo sucio está perpetrando”, denunció el excandidato presidencial en un encuentro con docentes, en el que también exigió la inmediata liberación de los detenidos.

 

Posponen la audiencia de líder opositor

La audiencia judicial del dirigente opositor Leopoldo López fue diferida, según fuentes de su partido, Voluntad Popular.

Tribunal 16 de Control difiere audiencia preliminar de Leopoldo López, quien está siendo trasladado nuevamente a cárcel militar de Ramo Verde”, en las afueras de Caracas, señala la nota de prensa del partido, sin precisar la nueva fecha ni los motivos de la suspensión.

En la audiencia diferida ayer se decidiría si el coordinador nacional de Voluntad Popular sería enjuiciado o liberado, una de las condiciones puestas sobre la mesa por la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para reanudar un diálogo con el gobierno de Maduro, cuyas reuniones a puerta cerrada también se postergaron para la semana que viene.

Hoy la justicia injusta se escondió. A que le temen? A la verdad? ...”, señaló López en un mensaje a través de la red social Twitter, horas después de que sus abogados informarán que la audiencia había sido diferida.

 

EU no castigará a funcionarios

Legisladores de Estados Unidos presionaron por sanciones contra venezolanos vinculados a violaciones a los derechos humanos, pero funcionarios insistieron en que actuar ahora dañaría las negociaciones entre el gobierno de Nicolás Maduro y la oposición tras semanas de violentas protestas.

La subsecretaria de Estado para el Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson, dijo ayer a la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado que comparte las preocupaciones de los legisladores respecto a las violaciones a los derechos humanos.

Tenemos que condenar esos arrestos en los términos más fuertes posibles. Se trataba de protestas pacíficas”, dijo Jacobson en relación al desmantelamiento de un campamento de protesta en Caracas y a la detención de cientos de manifestantes.

Sin embargo, insistió en que es demasiado pronto para imponer sanciones específicas, como restricciones de visa o congelamiento de activos a individuos.

El proceso es importante debido a que es la primera vez que tienen un proceso similar”, dijo Jacobson sobre las negociaciones entre el gobierno de Maduro y la oposición.

El llamado de Jacobson a tener paciencia frustró a los miembros de la comisión, entre ellos al senador demócrata Robert Menendez, patrocinador de un proyecto de ley para imponer sanciones.

¿Cuánta gente más debe ser torturada? ¿Cuántos más deben ser arrestados? ¿Cuántos más deben ser despedidos antes de que digamos ‘Bueno, adivinen... el proceso no está funcionando’?”, preguntó el presidente de la Comisión del Senado.

Comentarios

Lo que pasa en la red