Cuba detiene a cuatro residentes de EU por planear ataques

Los cuatro detenidos supuestamente planeaban atentados contra instalaciones militares de la isla caribeña, anunció el gobierno de Raúl Castro

COMPARTIR 
07/05/2014 12:35 AP
Los detenidos pretendían atacar instalaciones militares con el objetivo de promover acciones violentas en la isla, según el gobierno cubano. FOTO: Especial
Los detenidos pretendían atacar instalaciones militares con el objetivo de promover acciones violentas en la isla, según el gobierno cubano. FOTO: Especial

LA HABANA, 7 de mayo.- Cuatro cubanos residentes en Estados Unidos fueron detenidos cuando supuestamente planeaban atentados contra instalaciones militares en la nación caribeña.

Según un comunicado del Ministerio del Interior difundido este miércoles, "los detenidos reconocieron que pretendían atacar instalaciones militares con el objetivo de promover acciones violentas".

Los arrestados son José Ortega Amador, Obdulio Rodríguez González, Raibel Pacheco Santos y Félix Monzón Álvarez "todos ciudadanos de origen cubano y residentes en Miami, Estados Unidos". Las detenciones se produjeron el 26 de abril, agregó la comunicación oficial que no ofreció detalles sobre cómo los encontraron o cuáles eran sus objetivos militares.

La nota indicó además que habían viajado a mediados de 2013 a Cuba para realizar los preparativos de los ataques.

Declararon además, que estos planes se han estado organizando bajo la dirección de los terroristas Santiago Álvarez Fernández Magriñá, Osvaldo Mitat y Manuel Alzugaray, quienes residen en Miami y mantienen estrechos vínculos con el connotado terrorista Luis Posada Carriles", agregó el comunicado.

Posada Carriles, quien es cubano venezolano y reside en Miami, es un reconocido anticastrista a quien se sindica como el autor de un atentado con bomba en una nave de Cubana de Aviación en 1976 que mató a 73 personas. También se lo vinculó a otras acciones, incluso en planes para asesinar al expresidente Fidel Castro.

Paralelamente el Ministerio del Interior dijo que se "realizarán las gestiones pertinentes" con las autoridades estadounidenses para investigar los hechos y evitar que se pongan en peligro personas o la seguridad de ambas naciones.

Ningún funcionario cubano comentó al respecto y la Sección de Intereses de Estados Unidos en esta capital -la sede diplomática de Washington en Cuba-, tampoco ofreció información sobre el tema.

Alvarez y Mitat se declararon culpables de conspiración en 2006 en Estados Unidos, después que un informante alertó al FBI que un arsenal -que incluía metralletas y un lanzagranadas- era movido entre departamentos propiedad de Alvarez.

En un allanamiento en un almacén en uno de los departamentos se encontraron más armas y miles de balas. Otro arsenal fue encontrado en las Bahamas, incluyendo explosivos C-4, que según la fiscalía estaban vinculados con Alvarez. Alvarez fue sentenciado a 30 meses de prisión, y Mitat a dos años.

Al ser contactado este miércoles en la Florida, Alvarez negó cualquier vínculo con el plan, y dijo que no conoce a los hombres detenidos. Afirmó que casi nunca habla con Posada Carriles, y sólo ve a Mitat ocasionalmente.

Alvarez acusó a La Habana de intentar buscar excusas para reprimir a los disidentes en la isla. Señaló que todavía apoya el cambio en la isla, pero ya no por medio violentos.

Honestamente, si pudiera, lo estaría haciendo (tratando de cambiar el gobierno cubano)", expresó. "Pero la verdad es que ha cambiado la idea de todos de cómo luchar contra la dictadura en Cuba, al menos las tácticas, Esto es un plan para usar mi nombre en contra de la oposición en Cuba", agregó.

En agosto de 2010 tres cubanoamericanos que habían sido capturados en 2001 fueron llevados a los tribunales. Los hombres habían desembarcado en las costas cubanas portando fusiles, pistolas y municiones, así como infraestructura de visión nocturna. Tras su arresto confesaron que buscaban realizar sendos atentados, inclusive colocar una bomba en el reconocido Cabaret Tropicana.

Anteriormente, en 1997, varias explosiones sacudieron centros turísticos de la capital isleña y un empresario italiano resultó muerto. Por este caso fueron arrestados ciudadanos salvadoreños y guatemaltecos, que señalaron a los grupos anticastristas de Florida y a Posada Carriles, en particular, como sus jefes y financistas.

El objetivo era crear caos y hacer aparecer los ataques como operaciones de una oposición interna.

Sin embargo, en mucho tiempo no se habían hecho públicos reportes de esta naturaleza por parte de la justicia cubana o del Ministerio del Interior.

Es muy extraño", dijo  Elizardo Sánchez, activista opositor y líder de la no gubernamental Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, quien lleva un registro de los casos de presos en la isla. "Alimentan la idea de que hay una amenaza externa", agregó.

Sánchez indicó que no tiene noticias de los cubanoamericanos -usualmente otros presos desde el interior de las cárceles suelen dar cuenta a la organización sobre las novedades- por lo que estima podrían estar incomunicados.

Seguro están bajo investigación, que puede durar meses y en condiciones de aislamiento", explicó Sánchez a AP.

Cuba y Estados Unidos no mantienen relaciones desde la década de los 60 y Washington impuso sanciones a la isla para presionar un cambio en su sistema de gobierno.

La Habana acusa a la vecina nación de hacer la vista gorda o fomentar de manera encubierta a los grupos anticastristas incluso de corte violento de Florida.

rja

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red