Crisis se encamina a una guerra civil en Ucrania

Berlín afirma que la disputa está a unos pasos de una confrontación militar; Kiev prolonga la ofensiva contra los bastiones prorrusos y rechaza referéndum

COMPARTIR 
06/05/2014 23:55 AFP, EFE, AP y Notimex / Fotos: AP AFP y Reuters

KIEV, 7 de mayo.- Mientras que las autoridades ucranianas confirmaron que los enfrentamientos del lunes entre pro rusos y ucranianos dejaron 30 muertos, la comunidad internacional hizo un llamado a evitar una guerra civil desplegando nuevos esfuerzos diplomáticos.

El presidente francés, François Hollande, advirtió ayer que si no se celebra la elección presidencial prevista el 25 de mayo en Ucrania, el país se va a ver sumido en el “caos”, con “un riesgo de guerra civil”.

Para alejar ese peligro, unos treinta cancilleres, entre ellos el ruso, Serguei Lavrov, y el ucraniano, Andrei Deshchitsa, estuvieron en Viena con motivo de una reunión del Consejo de Europa.

El ministro británico, William Hague, afirmó que “la gran mayoría de países” reunidos en Viena creen que la presidencial ucraniana debe poder celebrarse el 25 de mayo.

Rusia parece querer impedir y perturbar esas elecciones. Es un error”, añadió Hague, que más tarde se reunió en Kiev con los dirigentes interinos.

En Slaviansk, epicentro de la batalla entre los separatistas pro rusos y las fuerzas regulares ucranianas, se escucharon varias ráfagas, y los rebeldes parecían reforzar sus defensas.

Los medios locales denunciaron además que están empezando a faltar alimentos y bienes básicos.

El lunes hubo combates con armas pesadas en la periferia de esta ciudad de unos cien mil habitantes controlada por los pro rusos. En ellos murieron cuatro militares ucranianos, y otros 20 resultaron heridos. El ejército perdió además su tercer helicóptero desde el inicio de la ofensiva en Slaviansk.

Del lado pro ruso, “más de 30 terroristas murieron y decenas más resultaron heridos”, según el ministro ucraniano del Interior, Arsen Avakon.

La OSCE intensifica esfuerzos

La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) llamó a un “alto al fuego” en Ucrania.

“Necesitamos un alto al fuego para las elecciones”, declaró el presidente de la OSCE, Didier Burkhalter, en Viena, donde se congregaron unos 30 cancilleres.

El jefe de la diplomacia ucraniana aprovechó esa reunión para lanzar en Viena un pedido de ayuda a la comunidad internacional para la organización “libre y democrática” de esa elección presidencial, cuya celebración está amenazada por la violencia, que se cobra cada día nuevas vidas.

“Hemos pedido a todos los socios el envío de observadores internacionales a Ucrania para vigilar las elecciones” y “de hacer todo lo posible para eliminar las amenazas y las provocaciones exteriores apoyadas por Rusia en Ucrania”, declaró.

La crítica situación en Ucrania y la presencia del presidente ruso, Vladimir Putin, el 9 de mayo en Crimea, serán abordados hoy por el Bundestag ante la agudización del actual conflicto.

Por su parte, el Ministro alemán de Asuntos Exteriores, Frank Walter Steinmeier, advirtió que la escalada de la violencia en Ucrania corre el riesgo de que se produzca un abierto conflicto armado.

El jefe de la diplomacia alemana expresó que el conflicto en Ucrania “se ha agudizado con rapidez” y que es necesario evitar caer en una nueva Guerra Fría.

“Estamos convencidos de que existe una salida a la crisis (en Ucrania) y la única manera de hallarla es mediante el diálogo nacional”, afirmó Serguei Lavrov.

EU advierte sobre referendos

El gobierno del presidente Barack Obama tachó de ilegal el referendo planeado para este fin de semana por insurgentes pro rusos que presionan por la autonomía e independencia en partes del oriente de Ucrania.

El secretario de Estado estadunidense, John Kerry, afirmó ayer que el referendo planeado para el domingo no es legítimo y que Occidente no lo reconocerá.

El mes pasado Moscú apoyó un referendo independentista en la península de Crimea, que llevó a su anexión a Rusia. Líderes del movimiento contra el gobierno ucraniano dicen que planean celebrar un referendo sobre la autonomía en las regiones de Donetsk y Lugansk, aunque no se han observado preparativos.

“Rechazamos absolutamente este esfuerzo ilegal por dividir aún más a Ucrania”, dijo Kerry tras una reunión en el Departamento de Estado con Catherine Ashton, jefa de política exterior de la Unión Europea. “Eso creará más problemas en los esfuerzos por bajar de tono la situación”.

“Esto es exactamente lo mismo que sucedió en Crimea y ninguna nación civilizada reconocerá los resultados de algo tan falso”, agregó.

Aunque Rusia controla de facto Crimea, pocas naciones han reconocido ese control. Estados Unidos y la Unión Europea han impuesto sanciones a Rusia por la anexión y por las acciones desestabilizadoras persistentes en el este de Ucrania, donde los habitantes de etnia rusa son mayoría.

La canciller de Alemania, Angela Merkel, declaró que la Unión Europea debe mantenerse unida en la búsqueda de una solución al conflicto de Ucrania y que nuevas sanciones contra Rusia no son un fin en sí mismo.

La jefa del gobierno alemán dijo lo anterior durante un breve encuentro con la prensa al recibir al presidente de Chipre, Nikos Anastasiadis, en sus oficinas en Berlín.

En tanto, el canciller ruso, Serguei Lavrov, afirmó que su país está dispuesto, bajo ciertas condiciones, a participar en una nueva Conferencia de Ginebra sobre Ucrania, cuyo gobierno provisional ha puesto obstáculos en el camino.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red