Las misses sufren por desabasto y violencia en Venezuela

El país lloró por la muerte de dos reinas de belleza y se han dejado de importar implantes mamarios

COMPARTIR 
05/05/2014 02:08  Israel López Gutiérrez

CIUDAD DE MÉXICO, 5 de mayo.- La crisis de violencia y el desabasto que vive Venezuela no sólo ha impactado la estabilidad de ese país: otras áreas como la estética y la belleza también han sido golpeadas.

Es importante resaltar que Venezuela es la cuna de seis Miss Universo y cinco Miss Mundo, y se jacta de tener las mujeres más bellas y de ser una fábrica de reinas de la belleza sin parangón. Además, se puede decir que se ha convertido en la Meca de las cirugías estéticas para el aumento de senos.

Hace unas semanas, la Sociedad Venezolana de Cirugía Plástica y Reconstructiva alertó que la demanda de cirugías estéticas para el aumento de busto había disminuido considerablemente debido a la falta de dólares a precio oficial para adquirir las prótesis en el extranjero.

Jesús Pereira, presidente de la Sociedad Venezolana de Cirugía Estética y Reconstructiva, dijo a Globovisión que “ha mermado la demanda (de cirugías de aumento de senos) porque no se han podido importar las prótesis y ha habido un aumento en el costo”.

De acuerdo con la agencia AFP, en Venezuela rige un control cambiario desde 2003, en el que el dólar se cotiza en tasas de 6.30 bolívares para alimentos y productos relacionados a la salud y en alrededor de 11 para otros sectores.

Según estimaciones oficiales, en Venezuela se realizaban unas 40 mil mamoplastías de aumento de busto al año y es, de acuerdo con Pereira, el país de América Latina que registra la mayor demanda de este procedimiento. En Venezuela el costo de estas operaciones oscila entre tres mil y siete mil dólares.

Concursos de belleza

El país sudamericano realiza al año unos 600 concursos de belleza locales y tiene al menos 200 academias de modelos que enseñan a las niñas desde los cuatro años como convertirse en flamantes misses. Coronarse como la más bella del país es la aspiración de muchas chicas en Venezuela.

Bajo una fuerte presión estética y con la vista puesta en el afamado concurso de Miss Venezuela, cientos de jóvenes venezolanas invierten horas de esfuerzo preparándose para alcanzar esta plataforma que les abra paso al mundo del espectáculo, de la televisión o inclusive de la política.

Es tanta la vocación de ese país por la belleza que academias como la de Katty Pulido, en Maracay, reciben anualmente la visita de candidatas extranjeras que quieren prepararse para el concurso Miss Universo.

De misses a personalidades

De acuerdo con el diario estadunidense El Nuevo Herald, muchas de las ganadoras de los concursos de belleza se convierten de la noche a la mañana en personalidades del mundo del entretenimiento, como la ex Miss Venezuela Mónica Spear, quien fue asesinada el 8 de enero de este año en su país.

Las expresiones de dolor público que siguieron a su muerte mostraron la importancia de estas reinas de belleza para los habitantes de un país que presume de tener un récord de seis ganadoras del Miss Universo desde la creación del concurso, cifra superada sólo por Estados Unidos.

Otro caso trágico fue el de Génesis Carmona, Miss Turismo y estudiante venezolana, asesinada de un disparo en la cabeza el pasado 19 de febrero, durante una marcha opositora en la ciudad de Valencia; la joven de 22 años se convirtió en la cuarta víctima fatal de los ataques contra los manifestantes en contra del gobierno de Nicolás Maduro, ejecutados en operativos relámpago por grupos de choque en motocicletas, a quienes la oposición identifica con el oficialismo.

Pero también hay historias de éxito como el caso de Irene Sáez, Miss Venezuela y Miss Universo en 1981, quien tras conseguir fama en los concursos comenzó una carrera política que la llevó a ser alcaldesa de Chacao a principios de los años 90, y en 1998 incluso se postuló a la Presidencia de su país.

José Rafael Briceño, profesor universitario y coach de oratoria del Miss Venezuela durante los últimos cinco años, dijo al Herald que el interés de los venezolanos por el culto a la belleza viene de siglos atrás, cuando Venezuela era una de las colonias españolas en América del Sur.

“Para finales de 1700, los venezolanos –alejados de la Corona, centro del poder político y social– sintieron la necesidad de mostrar su clase y sofisticación a través de su apariencia y ropajes”, dice Briceño.

El concurso Miss Venezuela fue una iniciativa de la empresa Panamerican Airways, que buscaba elegir a una representante del país para el concurso de Miss Universo. Esto ocurrió en de 1952. Luego de que los problemas políticos venezolanos impidieran la realización del concurso en 1955, Panamerican cedió sus derechos al periodista Reinaldo Espinoza Hernández. Ese año, Susana Djuim obtuvo el título de Miss Venezuela representando al estado de Miranda.

Espinoza llevó las riendas del concurso hasta 1959, cuando nuevamente se vio afectado por los sucesos ocurridos alrededor de la caída de la dictadura del general Marcos Pérez Jiménez. Vendió sus derechos al empresario cubano Ignacio Font Coll, en 1962, quien se encarga de convertirlo en un evento similar al que conocemos hoy en día.

La crisis política y económica que sufre ese país vuelve a trastocar el mundo de la belleza, sector que es parte fundamental de la cultura venezolana y que sufre los embates de forma indirecta de un gobierno que perdió la brújula con un saldo de más de 41 muertos en tres meses de choques con los jóvenes que reclaman un cambio de mando en el poder.

Asesinan a escolta del Presidente

El teniente del ejército venezolano e integrante de la guardia presidencial, Marco Antonio Cortez, fue asesinado ayer en Caracas.

De acuerdo con el diario venezolano El Universal, el militar, de 29 años, recibió tres impactos de bala cuando viajaba en su vehículo en compañía de su esposa y su hermano.

Cortez resultó herido y fue trasladado al hospital, donde falleció. Sus acompañantes resultaron ilesos.

El Universal informó que Cortez llevaba seis años trabajando en la seguridad de la Presidencia y formó parte del equipo del fallecido presidente Hugo Chávez.

Prevén llegada de 400 paramilitares

Unos 400 paramilitares colombianos, presuntamente vinculados con el expresidente Álvaro Uribe Vélez, planean ingresar a Venezuela para desestabilizar el país, denunció ayer el periodista oficialista venezolano José Vicente Rangel.

En su programa televisivo dominical José Vicente Hoy, dijo que en los próximos días serán puestos en libertad 400 paramilitares colombianos “vinculados al uribismo”, que esperan entrar durante este mes a Venezuela.

“Próximamente saldrán en libertad 400 paramilitares que cumplían condena judicial, entre otros, uno de los jefes históricos (del grupo paramilitar), Julián Bolívar”, precisó, aunque sin mostrar pruebas o fuentes de sus dichos. (Con información de Notimex)

Comentarios

Lo que pasa en la red