Choques en Odessa causan 38 muertos

Las víctimas mortales fueron resultado de un incendio que se originó por los enfrentamientos entre pro rusos y pro ucranianos

COMPARTIR 
03/05/2014 05:52 EFE, AFP y AP

KIEV, 3 de mayo.- Al menos 38 personas murieron en la ciudad de Odessa, en el sur de Ucrania, en un incendio originado en la sede de los sindicatos de ese país durante enfrentamientos desatados ayer entre pro ucranianos y pro rusos, informó el Ministerio del Interior.

Estas víctimas se suman a los cuatro fallecidos registrados antes en el centro de la ciudad, al enfrentarse manifestantes defensores de la unidad de Ucrania y pro rusos. Hasta el cierre de esta edición las cifras no habían cambiado.

Como resultado del incendio, 38 personas murieron: ocho de ellas se tiraron por las ventanas al verse atrapadas (por las llamas) y las demás resultaron asfixiadas”, según un comunicado del Ministerio en la región de Odessa.

Otras 50 personas resultaron heridas, entre ellas diez miembros de los cuerpos de seguridad, agregó.

De las cuatro víctimas registradas anteriormente, al menos una recibió un disparo de arma de fuego, de acuerdo con una fuente policial.

Una decena más de personas resultaron heridas, entre ellas tres policías, durante la batalla campal en la que pro rusos y pro ucranianos, a los que se sumaron hinchas de futbol, se enfrentaron con palos y piedras.

Según se informó, tras los enfrentamientos los pro rusos se refugiaron en la casa de los sindicatos al verse acorralados y fue después cuando surgió el incendio.

La televisión rusa RT culpó a miembros del ultranacionalista grupo ucraniano “Sector de Derechas” de provocar intencionalmente el fuego.

Los choques comenzaron cuando miles de manifestantes con banderas ucranianas y cantando lemas como “El este y el oeste juntos” se manifestaban por el centro de la ciudad, en una marcha a la que se sumaron hinchas del equipo de futbol Chernomórets.

A su encuentro fueron varios cientos de pro rusos armados con escudos y palos, e iniciaron una riña que terminó trágicamente.

Rusia, indignada por choques

El gobierno ruso se mostró “indignado” por la violencia que causó al menos 38 muertos en Odessa, y denunció la “irresponsabilidad criminal” de las autoridades pro occidentales de Ucrania.

Rusia recibió con indignación las informaciones sobre el nuevo crimen cometido en Odessa y pidió a Ucrania y a sus apoyos occidentales poner fin a la anarquía y asumir su responsabilidad ante el pueblo ucraniano”, indicó el Ministerio ruso de Relaciones Exteriores en un comunicado.

Estos acontecimientos trágicos (...) son considerados por Rusia como un nuevo signo de la irresponsabilidad criminal de las autoridades de Kiev, que favorecen a los radicales nacionalistas, entre ellos Pravy Sektor, que realizan una campaña de terror contra los partidarios de una federalización y de reales cambios constitucionales.”

Dos soldados ucranianos murieron durante los “intensos combates” con rebeldes pro rusos cerca de Slaviansk, en el este de Ucrania, anunció además el Ministerio de Defensa ucraniano.

Un grupo de extremistas armados atacó a militares ucranianos de la 95a. Brigada Aerotransportada. (...) Hubo intensos combates. Dos soldados ucranianos murieron”, indicó.

 

Consejo de la ONU no logra alcanzar acuerdo

El Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) volvió a fracasar ayer por treceava vez al no actuar sobre la creciente crisis en Ucrania, luego de una sesión en la que el embajador ruso, Vitaly Churkin, exigió que “se ponga fin de inmediato a toda la violencia”, al tiempo que las potencias occidentales se mofaron de la indignación de su país.

Los miembros del Consejo acusaron a Rusia de equipar y financiar a las fuerzas pro rusas que han ocupado edificios del gobierno en diez ciudades orientales de Ucrania. El gobierno de ese país inició ayer su ofensiva más contundente hasta la fecha contra la insurgencia.

Rusia... ha soltado bandas de matones en Ucrania... y repentinamente está descubriendo que esta combinación se le podría salir de control”, destacó el embajador francés Gerard Araud.

Rusia convocó a su más reciente reunión del consejo, la segunda en una semana. Churkin exhortó a Kiev y a sus “facilitadores (occidentales)... a que no cometan un error fatal” y detengan la ofensiva, que calificó como “infortunios criminales”. Volvió a calificar como ilegítimo al gobierno interino de Ucrania.

Pero el embajador británico, Mark Lyall Grant, respondió que “la indignación artificial de Rusia no convence a nadie”, y la embajadora estadunidense, Samantha Power, señaló que Moscú “trata de insultar la inteligencia de la comunidad mundial” al convocar a otra sesión urgente del Consejo de Seguridad.

Hasta el momento el consejo no ha logrado llegar a algún acuerdo sobre una acción en Ucrania, ya que Rusia tiene el poder de veto como miembro permanente. La Asamblea General de 193 naciones afirmó hace algunas semanas la integridad territorial de Ucrania en una votación sorprendentemente enérgica, aunque sin carácter de obligatoriedad, lo cual mostró la aislada posición de Rusia.

La frustración reinó ayer y Araud expresó su desesperación ante la “impotencia” del consejo.

Los manifestantes pacíficos no utilizan propulsores de granadas”, señaló la embajadora de Lituania, Raimonda Murmokaite. “No secuestran a los observadores internacionales y los exhiben desvergonzadamente”, indicó la diplomática.

Horas antes, los insurgentes pro rusos derribaron dos helicópteros de las fuerzas armadas ucranianas y siete observadores europeos de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa siguen detenidos por los partidarios de Rusia, informaron las autoridades ucranianas.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red