Ejecución fallida podría ser un caso de tortura, dice la ONU

Clayton Lockett murió 40 minutos después de serle administrada la primera dosis de los químicos

COMPARTIR 
02/05/2014 13:48 Notimex / Foto: AP
La inyección que fue suministrada a Lockett,no logró que muriera de manera inmediata y su sufrimiento prolongado fue innecesario, según Naciones Unidas.

GINEBRA, 2 de mayo.- La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Navi Pillay, consideró que el sufrimiento de Clayton Lockett durante su ejecución en Oklahoma el pasado martes puede constituir un caso de tortura.

La inyección que fue suministrada a Lockett,no logró que muriera de manera inmediata y su sufrimiento prolongado fue innecesario, lo que va en contra de la legislación internacional de los derechos humanos, dijo el portavoz del ACNUDH, Rupert Colville.

Asimismo, "dicha ejecución parece ir en contra de la octava Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, que establece que no se deben infligir castigos crueles e inusuales", afirmó.

El de Lockett es el segundo caso de sufrimiento extremo reportado en lo que va del año y causado por el mal funcionamiento de las inyecciones letales", subrayó Colville.

Recordó que el primer caso fue el de Dennis McGuire, en enero pasado, y que la combinación de los fármacos que se le administraron no fueron lo suficientemente probados.

El Comité de Derechos Humanos de la ONU y el Comité contra la Tortura pidieron anteriormente al gobierno de Washington revisar sus métodos de ejecución con el fin de evitar el dolor y el sufrimiento severo.

Más recientemente, en marzo pasado, el Comité de Derechos Humanos recomendó a Estados Unidos garantizar que las drogas letales utilizadas para ejecuciones provengan de fuentes legales, reguladas, y aprobadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA).

La aparente crueldad involucrada en estas ejecuciones recientes refuerza el argumento de que las autoridades de Estados Unidos deben imponer una moratoria inmediata sobre el uso de la pena de muerte y trabajar por la abolición de esta práctica cruel e inhumana", dijo Colville.

Señaló que 32 de los 50 estados en ese país todavía contemplan la pena de muerte en su legislación, lo mismo a nivel federal y militar; 18 han abolido la pena de muerte, siendo los más recientes Maryland en 2013 y Connecticut en 2012.

Colville dijo que sería de esperarse que "lo ocurrido en Oklahoma tenga ramificaciones para las ejecuciones previstas con inyecciones letales en Texas", donde se ha aplicado la pena de muerte al mayor número de personas.

La ONU, reiteró Colville, se opone al uso de la pena de muerte en todas las circunstancias.

gak

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red