Patrulla Fronteriza ataca a ciudadanos

Entre 1999 y 2013, el número de agentes fronterizos estadunidenses creció 150 por ciento

COMPARTIR 
02/05/2014 00:58 José Carreño Figueras
Defensores de derechos humanos dicen que la Patrulla Fronteriza contrató nuevos agentes sin investigar sus antecedentes penales. Foto: AP
Defensores de derechos humanos dicen que la Patrulla Fronteriza contrató nuevos agentes sin investigar sus antecedentes penales. Foto: AP

CIUDAD DE MÉXICO, 2 de mayo.- Entre 1999 y 2013, el número de agentes fronterizos estadunidenses creció 150 por ciento, pero los arrestos de indocumentados en la línea divisoria con México disminuyeron en casi 70 por ciento y se dispararon las quejas por abusos contra ciudadanos estadunidenses.

La cadena de periódicos McClatchy consignó que las denuncias contra la Agencia de Protección Aduanal y Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), y contra la Patrulla Fronteriza (BP, por sus siglas en inglés), van desde los maltratos y violaciones a derechos civiles hasta el asesinato de ciudadanos estadunidenses.

La organización periodística indicó que al margen de problemas documentados con ciudadanos mexicanos, hay un creciente número de demandas judiciales contra la CBP y la BP en tribunales estadunidenses, aunque consignó que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés), del que ambas dependen, dice que no tiene estadísticas al respecto.

Douglas Mosier, portavoz de Protección Aduanal y Fronteriza, rechazó las afirmaciones de que los abusos se hayan convertido en un problema sistémico o que el entrenamiento de los agentes se haya deteriorado por el rápido crecimiento de ambas organizaciones.

De acuerdo con McClatchy, las agencias literalmente se duplicaron en los últimos siete años: la Patrulla Fronteriza tiene ahora 21 mil 370 agentes, mientras Protección Aduanal y Fronteriza, con 21 mil 650, añadirá 4 mil en dos años.

En ambos casos se trata de demandas del Congreso en la secuela de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 y exigencias por mejor vigilancia fronteriza derivadas también de demandas de control de migración.

Jim Dorcy, vicepresidente de la Orden Fraternal de Agentes Retirados de la Patrulla Fronteriza, indicó que en la prisa por cumplir las órdenes del Congreso, las autoridades contrataron apresuradamente. “Hay tipos que llevan dos o tres años en el empleo y sus antecedentes no han sido investigados. Contrataron hasta indocumentados”, apuntó.

De hecho, McClatchy relató que en al menos un caso bajo litigio el agente involucrado debió renunciar a un puesto policiaco previo por “conducta poco profesional, deshonestidad, insubordinación, violación de reglas, incompetencia y fracaso en procedimientos para arresto, búsqueda y trato de personas bajo custodia”. Se le acusa de haber provocado condiciones para el aborto de una estadunidense.

La Unión Estadunidense de Libertades Civiles (UCLA, por sus siglas en inglés) en Arizona se quejó ante el DHS de que algunos de sus agentes “falsamente dicen a los estadunidenses” que al ser detenidos en la frontera no tienen derechos.

Algunos rancheros en la región fronteriza, citados por la cadena de diarios, se quejaron de que los agentes hacen más daño que los migrantes indocumentados que atraviesan sus tierras.

Relacionadas

Comentarios