Cae “cerebro” de la insurrección

El presidente Nicolás Maduro aseguró que El Aviador recibía financiamiento “del norte”

COMPARTIR 
01/05/2014 01:01 AFP, EFE, Reuters y Notimex
El presidente Maduro ha capturado a presuntos líderes de grupos violentos en las últimas semanas, en diferentes operativos. Foto: AP
El presidente Maduro ha capturado a presuntos líderes de grupos violentos en las últimas semanas, en diferentes operativos. Foto: AP

CARACAS, 1 de mayo.— El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, informó ayer de la captura de El Aviador, uno de los cerebros de la “insurrección guarimbera” (protestas violentas) que vive el país desde el pasado febrero y que, indicó, “está hablando y lo está diciendo todo”.

“Hemos capturado hace 48 horas a uno de los cerebros, llamado El Aviador, de la insurrección guarimbera para derrocar al gobierno durante los meses de febrero, marzo y abril”, reveló ayer Maduro durante un acto de gobierno con trabajadores, transmitido de forma obligatoria por las cadenas de radio y televisión.

El mandatario indicó que esta persona forma parte de los que “pretenden una insurrección armada contra la democracia venezolana” y que fue aprehendido con armas, mucho dinero y mucha información.

“Ahí está embadurnado medio mundo”, aseguró.

Maduro afirmó que El Aviador recibía el financiamiento “de allá del norte” para distribuirlo y planificar los cortes de tráfico en varios municipios del país.

“Pagaba a los francotiradores que mataron a los guardias nacionales (Policía militarizada) (...) que hirieron a no sé cuántos centenares de venezolanos”, aseguró.

El gobierno venezolano ha denunciado la captura de supuestos líderes de grupos violentos en las últimas semanas en diferentes operativos en varios municipios del país.

Maduro también denunció a finales de marzo un intento de golpe de Estado y la detención de tres generales de Aviación, en un caso en el que supuestamente hay 30 militares detenidos como parte de ese intento de alzamiento.

Venezuela ha vivido desde el 4 de febrero una ola de protestas contra las políticas del ejecutivo, encabezadas por la oposición y los estudiantes que, en ocasiones, se han vuelto violentas y que han dejado hasta ayer, un saldo de 41 muertos y más de 700 heridos.

 

EU intercede por un canal

Estados Unidos llamó ayer al gobierno del presidente Nicolás Maduro terminar las medidas represivas contra el canal de cable colombiano NTN 24 que fuera sacado del aire luego de sus primeras coberturas de las protestas.

“Llamamos al gobierno de Venezuela a cesar la represión a NTN 24 y a proteger y respetar la libertad de expresión y otros derechos humanos universales”, señaló Marie Harf, portavoz del Departamento de Estado.

Como parte de la campaña de Libertad de Prensa iniciada por la dependencia, Harf apuntó que hasta ahora, el canal colombiano permanece fuera del aire y sólo está disponible a través del Internet.

Recordó que Conatel, la reguladora de telecomunicaciones en Venezuela, ordenó el cese de transmisiones el pasado 12 de febrero “privando al pueblo de Venezuela del reporte independiente y preciso de las protestas a los largo del país que han incluido arbitrarias detenciones y uso excesivo de la violencia por las fuerzas de seguridad”.

Demandas de tortura

La organización no gubernamental venezolana Foro Penal dijo que ha compilado más de 70 denuncias de torturas por parte de las fuerzas del orden público en el marco de las protestas contra el gobierno desde febrero pasado.

El portavoz del Foro Penal, el abogado Alfredo Romero, dijo que la “gran preocupación” del grupo defensor de los derechos humanos es el número de denuncias de torturas y el hecho de que varios detenidos han sido enviados a cárceles para presos comunes, sin respetarse la presunción de inocencia.

“Hemos vistos golpes, fracturas de cráneo, fisuras de costillas y disparos de perdigones a quemarropa. Ya eso es común para nosotros. A algunos estudiantes los mantuvieron esposados sin darles agua en dos días y hubo amenazas de violación a las mujeres”, señaló Romero.

El abogado dijo que el Foro Penal comenzó a trabajar con sus 500 abogados y otros 300 ocasionales y voluntarios desde inicios de febrero, cuando comenzaron las manifestaciones en la región occidental de Táchira, antes de que se extendieran a otros estados.

Después de más de dos meses, el presidente Nicolás Maduro declaró que fueron derrotadas las protestas, que asimiló a un intento de “insurrección armada” contra el Estado.

Relacionadas

Comentarios