La ONU advierte que Sudán del Sur está al borde de la catástrofe

La Alta Comisionada para los Derechos Humanos llama a la comunidad internacional a prevenir otro genocidio similar al de Ruanda

COMPARTIR 
30/04/2014 13:03 Notimex / Fotos: AP y Reuters

GINEBRA, 30 de abril.- La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Navi Pillay, advirtió que el joven país de Sudán del Sur afectado por una espiral de odio y violencia étnica “está al borde de la catástrofe".

Pillay llamó a la comunidad internacional a prevenir otro genocidio similar al de Ruanda.

El asesinato de cientos de personas, muchas civiles, en Bentiu, y el asalto en represalia a los desplazados que viven en el complejo de la ONU en Bor, que condujo a la muerte de 50 hombres, mujeres y niños, han subrayado crudamente cómo Sudán del Sur está al borde de una catástrofe”, dijo.

Sin la fuerte intervención de las fuerzas de paz de India, cientos más podrían haber sido asesinados”, señaló Pillay en rueda de prensa en Juba, capital del país africano.

La funcionaria advirtió que la mezcla mortal de la recriminación, el discurso de odio y asesinatos por venganza que se ha desarrollado sin cesar en los últimos cuatro meses y medio parece estar llegando a punto de ebullición.

Recordó que tras los asesinatos en masa en Bentiu y Bor hace dos semanas, el titular de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, y el Consejo de Seguridad le solicitaron investigar y le pidieron ir a hablar personalmente con los líderes que están en conflicto.

Al mismo tiempo, solicitaron al Asesor Especial para la Prevención del Genocidio, Adama Dieng, visitar el país.

La mañana de este miércoles, Pillay y Dieng concluyeron una visita de dos días a Sudán del Sur, país envuelto desde diciembre pasado en feroces y sangrientos combates entre las fuerzas leales al presidente Salva Kiir y las tropas de su ex vicepresidente Riek Machar.

Según la Alta Comisionada, ni los líderes políticos de Sudán del Sur ni la comunidad internacional en su conjunto parecen percibir el alto grado de peligro de la situación actual.

Desafortunadamente casi todo lo que he visto o escuchado en esta misión ha reforzado la idea de que los líderes del país, en lugar de aprovechar su oportunidad de dirigir a su joven nación empobrecida se han embarcado en una lucha de poder personal que ha llevado a su pueblo al borde de una calamidad”, anotó.

Por su parte, Dieng, “ha transmitido nuestras preocupaciones al presidente Salva Kiir, así como a los ministros de Asuntos del Gabinete, Defensa, Justicia, Finanzas y Asuntos Exteriores, aquí en Juba”, señaló.

De igual forma, Dieng y Pillay viajaron la víspera en helicóptero a Nassir, donde sostuvieron conversaciones similares con el líder de la oposición Riek Machar.

En el camino, Pillay y Dieng también visitaron el campamento de la ONU en Bor, atacado el pasado 17 de abril, donde escucharon testimonios sobre el asalto que parecía tener el único objetivo de matar a la mayor cantidad posible de civiles “sobre la base de su origen étnico”.

A pesar de que no pudieron visitar Bentiu, los representantes de la ONU discutieron con el ex vicepresidente sobre los asesinatos en masa perpetrados en dicho lugar.

Él nos aseguró que está llevando a cabo su propia investigación sobre lo sucedido y que él hará todo lo posible para detener a sus fuerzas de cometer actos de venganza similares contra civiles”, subrayó Pillay.

La comunidad internacional debe presionar a los dirigentes políticos del país para que dejen de arrastrar a ciegas a su pueblo hacia el camino de la autodestrucción", declaró.

Aunado a esto, la Alta Comisionada admitió estar "aterrada" por la aparente indiferencia mostrada por los dos dirigentes sobre el riesgo de una hambruna cuando se les advirtió sobre esa amenaza.

La perspectiva de infligir hambre y desnutrición a gran escala a cientos de miles de sus conciudadanos, debido a su incapacidad personal para resolver sus diferencias pacíficamente, no ha parecido conmoverlos mucho", añadió.

Además, citando cifras de UNICEF, Pillay afirmó que "más de nueve mil niños han sido reclutados en las fuerzas armadas de los dos bandos", hechos constitutivos de crímenes de guerra.

¿Cuánto más tiene que suceder antes de que el presidente Kiir y el doctor Machar decidan llevar este conflicto a su fin?, cuestionó Pillay.

jrr

Relacionadas

Comentarios