Nicolas Maduro acusa de neofascistas a opositores

Ante la ONU, el gobierno de Venezuela señala a la oposición de ejercer prácticas “neofascistas”

COMPARTIR 
24/04/2014 03:46 EFE
El canciller venezolano, Elías Jaua, arrancó ayer un gira por Francia.
El canciller venezolano, Elías Jaua, arrancó ayer un gira por Francia.

CARACAS, 24 de abril.– Venezuela comenzó ayer una serie de presentaciones ante organismos y agencias de Naciones Unidas para denunciar la “corriente neofascista” de la oposición al gobierno de su país, informó ayer el canciller, Elías Jaua, en declaraciones al canal Telesur.

“Iremos a cada una de las instituciones” internacionales para que “cada día haya más sensibilidad sobre el carácter de la corriente neofascista, violenta, con altos niveles de intolerancia, racismo, xenofobia que lamentablemente se ha inoculado en la sociedad venezolana”, indicó el canciller venezolano.

Jaua comenzó ayer su periplo en París ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y lo hará después en Roma ante la organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO), así como ante el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), entre otros.

La denuncia también será llevada ante instancias de derechos humanos y medio ambiente, porque en las protestas que desde febrero se cumplen contra el gobierno han muerto personas, han sido talados árboles y se ha contaminado fuentes de agua potable y “otras evidencias de ecocidio”, añadió.

Venezuela vive desde el 6 de febrero pasado una oleada de protestas contra las políticas de Maduro, algunas de las cuales han derivado en hechos de violencia que han costado la vida a 41 personas.

Ha existido en los hechos violentos, prosiguió el canciller venezolano, “complicidad por acción u omisión de importantes líderes de la oposición”, entre los que nombró al gobernador del estado de Miranda, el excandidato presidencial opositor, Henrique Capriles.

Jaua explicó que la denuncia no conlleva la petición de una intervención extranjera, ya que “el Estado venezolano está en condiciones de garantizar esos derechos vulnerados y ha actuado para preservarlos con el uso proporcional, diferenciado y legal de la fuerza pública”.

La denuncia también alcanza a los alcaldes de cuatro de los cinco municipios de Caracas controlados por opositores a Maduro, quienes, agregó Jaua, “teniendo competencias para salvaguardar” derechos e instalaciones “promueven la violencia” con acciones u omisiones, lo que en cualquier caso implica “complicidad”.

Estos grupos “neofascistas” han quemado instituciones universitarias e incluso una escuela  preescolar, “respetados en sociedades con guerra civil”, sostuvo.

Relacionadas

Comentarios