Exime Corte de Arizona a conductores que fumen mariguana

El fallo ofrece protección a cualquier persona que haya consumido hierba en los últimos 30 días; la acusación precede si se demuestra que están afectados por la misma

COMPARTIR 
22/04/2014 16:11 Notimex
A partir de hoy en Arizona, los automovilistas que fumen mariguana no pueden ser acusados de conducir bajo la influencia de una droga (Foto AP)

40 residentes en Arizona pueden consumir la hierba

PHOENIX, ARIZONA, 22 de abril.- La Suprema Corte de Arizona dictaminó hoy que los automovilistas que fumen mariguana no pueden ser acusados de conducir bajo la influencia de una droga, si no se tiene la evidencia real de que se encuentren afectados por la misma.

La Suprema Corte rechazó este martes los argumentos de la Oficina del Procurador del Condado de Maricopa, según la cual, puede presumirse que un automovilista cuya sangre contiene rastros de mariguana conduce bajo el efecto de una droga.

La Oficina del Procurador del Condado de Maricopa había sostenido que cualquier rastro de mariguana en la sangre de un automovilista proporciona suficientes pruebas para acusar al conductor de manejar bajo la influencia de drogas.

Sin embargo, los jueces de la Suprema Corte indicaron en su dictamen que la evidencia médica muestra que eso no es el caso, dado que es posible detectar la presencia de mariguana en la sangre incluso semanas después de que la persona la hubiera consumido.

El dictamen de este martes incidirá en especial entre los más de 40 mil residentes de Arizona que han sido autorizados a usar mariguana medicinal y que la consumen varias veces a la semana.

El fallo ofrece protección a cualquier persona que haya consumido mariguana en los últimos 30 días, incluyendo aquellos que podrían estar de visita en Arizona provenientes de Colorado y Washington, donde el uso recreativo de la droga es legal.

El caso que condujo a la decisión de este martes involucra a un conductor citado por una violación de tráfico y a quien al hacerle una prueba de sangre se le encontró que tenía en su sistema rastros de Tetrohidracanabinol o THC, el ingrediente activo de la mariguana.

Un juez de primera instancia desestimó la acusación, pero la Corte de Apelaciones de Arizona dijo que las leyes sobre conductores ebrios “deben interpretarse en sentido amplio”, lo que llevó el caso hasta la Suprema Corte de la entidad.

En sus argumentos ante la Suprema Corte, la subprocuradora del condado de Maricopa, Susan Luder, reconoció que los rastros de THC pueden aparecer en las pruebas de sangre hasta un mes después de que la persona usó mariguana.

La subprocuradora tampoco objetó la afirmación de su propio perito sobre que la presencia de THC no indica que alguien esté impedido para conducir.

Sin embargo, Luder sostuvo ante la Corte que la legislatura estatal tiene la facultad de declarar que un análisis de sangre positivo que muestre rastros de THC puede ser usado para procesar a alguien por conducir bajo la influencia de las drogas.

La Suprema Corte rechazó dicha argumentación al señalar que carecía de sentido.

Esta interpretación crearía responsabilidad penal independientemente del tiempo que las moléculas de la droga se mantienen en el sistema del conductor o si éstas tiene algún efecto incapacitante”, aseveró el magistrado Robert Brutinel.

asc

 

 

Comentarios

Lo que pasa en la red