Estados Unidos estudia limitar las deportaciones de inmigrantes

Quienes no tengan récord criminal serían sacados de la lista de grupos prioritarios para ser deportados, según dos personas que conocen de las discusiones

COMPARTIR 
21/04/2014 15:20 AP
Activistas dicen que muchas personas con un récord criminal menor o sin delitos en su historial son deportados. FOTO: Archivo/AP
Activistas dicen que muchas personas con un récord criminal menor o sin delitos en su historial son deportados. FOTO: Archivo/AP

WASHINGTON, 21 de abril.- El gobierno estadounidense analiza limitar las deportaciones de inmigrantes que viven en Estados Unidos de forma ilegal, quienes no han cometido crímenes serios, de acuerdo con dos personas que conocen de las deliberaciones.

El cambio, si es adoptado luego de una revisión ordenada por el presidente Barack Obama, beneficiaría a decenas de miles de inmigrantes que son deportados cada año solo porque cometieron violaciones a la ley de inmigración de forma reiterada, como reingresar a Estados Unidos luego de ser deportados, no cumplir con una orden de deportación o no acudir a una cita de una corte.

Sin embargo, esto no sería todo lo que activistas esperaban, quienes quieren que Obama expanda un programa de hace dos años que garantiza permiso de trabajo a ciertos grupos que llegaron a Estados Unidos cuando eran niños, para incluir a otros grupos, como a los familiares de cualquier niño nacido en Estados Unidos.

Los inmigrantes ilegales serían deportados solo cuando sean una amenaza a la seguridad nacional o cuando hayan sido condenados por algún crimen.

John Sandweg, quien fue director de inmigración hasta febrero pasado, dijo que promovió los cambios en la política antes de su salida, y que ahora está siendo analizada por el Director de Seguridad Interior, Jeh Johnson. Un defensor de la inmigración que también discutió la revisión con el gobierno, confirmó que el cambio está bajo consideración.

Los cambios que son analizados cambiarían la actual política que incluye como prioritarios para ser deportados a quienes reingresan a Estados Unidos de forma ilegal y los que son fugitivos de una corte migratoria. Ese tipo de personas serían sacados de la lista de prioridades, que ahora se centrarían en quienes han cometido dichas violaciones, pero siempre y cuando sean una amenaza a la seguridad nacional o quienes hayan sido condenados por algún crimen.

Las actuales prioridades para las deportaciones del presidente Obama han sido controversiales. Mientras que el gobierno afirma que se enfoca en criminales, los activistas dicen que en la realidad muchas personas con un récord criminal menor o sin delitos en su historial son deportados.

Los defensores dicen que parte del problema es que aunque la prioridad son los criminales, si simplemente una persona sin antecedentes penales o con crímenes menores cae dentro del sistema de inmigración, puede ser deportado. 

Relacionadas

Comentarios