Rusia acusa a Ucrania de violar los acuerdos de Ginebra

El canciller ruso, Sergei Lavrov asegura que las autoridades ucranianas no han movido un dedo para eliminar las causas de fondo de la crisis

COMPARTIR 
21/04/2014 07:20 EFE / Fotos: AP y Reuters

MOSCÚ, 21 de abril.- El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, acusó hoy al Gobierno de Kiev de incumplir los acuerdos alcanzados en Ginebra la semana pasada para el arreglo de la crisis ucraniana.

El acuerdo de Ginebra no sólo no se cumple, sino que se dan pasos, en primer lugar por los que usurparon el poder en Kiev, que lo contravienen flagrantemente", dijo el jefe de la cancillería rusa en una rueda de prensa al término de sus conversaciones en Moscú con su homólogo mozambicano, Oldemiro Baloi.

Lavrov indicó que el Gobierno de Kiev se queja de que no han sido desocupados los edificios administrativos, pero las autoridades ucranianas no han movido un dedo para eliminar las causas de fondo de esta profunda crisis.

Manifestó que uno de los puntos del acuerdo de Ginebra es la amnistía a los participantes en las protestas, pero que en lugar de ello las autoridades de Kiev continúan deteniendo a los dirigentes políticos del sureste de Ucrania y también a periodistas.

Esto no puede dejar de causar indignación", subrayó el ministro ruso.

Lavrov indicó que el incidente armado en el que murieron tres personas, que se produjo la noche de Pascua junto a la localidad de Slaviansk, excede todos los límites.

No pueden o, quizás, no quieren controlar a los extremistas, que siguen mandando", dijo el ministro ruso en alusión a la supuesta incapacidad del Gobierno de Kiev de contener a los ultranacionalistas ucranianos.

Agregó que los intentos de aislar a la Federación Rusa no llevarán a ninguna parte, porque es imposible aislar a Rusia del resto del mundo.

Antes de presentarnos ultimátums y amenazarnos con sanciones si no cumplimos algo en dos o tres días, nosotros llamaríamos a nuestros socios estadunidenses a tomar conciencia de su responsabilidad por aquellos a los que ayudaron a llegar al poder en Kiev", recalcó Lavrov.

El jefe de la diplomacia rusa acusó a Washington de proteger al Gobierno de Kiev y de hacer la vista gorda ante las arbitrariedades de este régimen y de los guerrilleros en que se apoya.

Sobre la situación de los rusohablantes en el sureste de Ucrania Lavrov indicó que cada vez se oyen más y más llamamientos a salvarlo de estos abusos.

Nos ponen en una situación muy compleja", explicó el jefe de Exteriores, que recalcó que Moscú va no sólo a condenar, sino también a actuar contra la política de aquellos que buscan desatar una guerra civil confiando, por lo visto, en provocar un gran y sangriento conflicto.

"Putin quiere destruir Ucrania"

El presidente interino ucraniano, Alexandr Turchinov, afirmó que el régimen del presidente ruso Vladimir Putin se plantea la tarea de destruir la Ucrania independiente, en una entrevista reproducida hoy por medios digitales locales.

Putin le tiene mucho miedo a Ucrania porque Ucrania es un ejemplo para muchos Estados postsoviéticos de que la gente puede decidir qué autoridades le gustan y cuáles no", dijo Turchinov en unas declaraciones al programa de televisión 'Acontecimientos de la semana', emitido anoche por el canal estatal Ukraina.

Destacó que los ucranianos fueron capaces de cambiar el Gobierno y expulsar de las arcas fiscales a gobernantes furtivos.

Y este ejemplo le infunde mucho temor a Putin", agregó el presidente interino.

Precisamente por ello, opinó Turchinov, la tarea de Putin consiste no sólo en apoderarse de parte del territorio de Ucrania, sino de desestabilizar totalmente la situación en todo el país.

Según el presidente interino, destruir la Ucrania independiente es precisamente el objetivo que persigue el régimen de Putin.

Putin rehabilita a tártaros de Crimea

El presidente ruso, Vladímir Putin, decretó hoy la rehabilitación de los tártaros de Crimea que fueron deportados por Stalin en los años 40 del siglo XX por su supuesta colaboración con la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial.

He firmado un decreto para la rehabilitación de los tártaros de Crimea (...) que sufrieron durante las represiones estalinistas", anunció hoy Putin, citado por las agencias locales.

La rehabilitación también afecta a las minorías armenia, alemana y griega que viven desde hace siglos en esa península anexionada en marzo por Moscú.

Putin habría prometido que estudiaría la rehabilitación de la minoría tártara de Crimea, que representa un 12 % de la población (unas 300 mil personas), a petición del presidente de la república rusa de Tatarstán, Rustam Minnijanov.

En abril pasado, durante una reunión en el Kremlin, Minnijanov propuso aplicar a esa minoría musulmana de Crimea la Ley sobre la Rehabilitación de los Pueblos Represaliados aprobada el 26 de abril de 1991 por el Consejo Supremo de la Unión Soviética.

Además, destacó la importancia de legalizar las tierras donde viven muchos tártaros, acusados por la mayoría rusa de Crimea de apropiarse de esos terrenos sin autorización a su regreso a la península tras la caída de la URSS y más de medio siglo de deportación.

A finales de marzo el Kurultai (Asamblea Popular tártara) aprobó una resolución sobre "la ejecución del derecho a la autodeterminación del pueblo tártaro en su territorio histórico: Crimea", y pidieron a la ONU, la Unión Europea, la OSCE y el Consejo de Europa que apoyen esa aspiración.

Los tártaros de Crimea, que se consideran un pueblo diferente a los tártaros que viven en Tatarstán, han rechazado todas las ofertas de las autoridades de Crimea, que les acusan de mantener izada la bandera en el Medzhlis (Asamblea Popular) de Simferopol, capital peninsular.

El Gobierno crimeo les ofreció hasta un 20 % de los cargos de responsabilidad en la república, la oficialidad de la lengua tártaro-crimea y una mayor financiación de programas culturales y educativos.

Los tártaros, que defendieron siempre la integridad territorial de Ucrania, boicotearon el referéndum separatista del pasado 16 de marzo, que sus líderes tacharon de "farsa", y se negaron a reconocer sus resultados.

Principales pobladores de Crimea hasta que el Imperio Ruso conquistara el territorio en el siglo XVIII, guardan un muy mal recuerdo de los rusos, ya que desde entonces fueron víctimas de represiones, hambruna y exilio forzoso.

Debido a la deportación estalinista, los tártaros estuvieron 50 años lejos de Crimea, a la que pudieron regresar sólo tras la caída de la Unión Soviética.

jrr

 

Relacionadas

Comentarios