Detienen a 212 inmigrantes indocumentados en Texas

De acuerdo con las autoridades, 80 de los detenidos estaban acampando y 132 se ocultaban en construcciones

COMPARTIR 
19/04/2014 02:35 AP

MCALLEN, 19 de abril.- Un total de 212 migrantes fueron detenidos por la Patrulla Fronteriza en diferentes zonas de Texas; 80 se hallaban acampando en matorrales y 132 ocultos en dos construcciones.

Las 80 personas que presuntamente ingresaron sin autorización a Estados Unidos y que fueron detenidas en un campamento improvisado en un suburbio del sur de Texas, fueron hallados en una zona de matorrales cerca de un club de tenis abandonado en McAllen.

Habían dormido en tiendas de campaña y cabañas camufladas con ramas de mezquite y cactus. Algunos dijeron a las autoridades que estuvieron ocultos allí por lo menos durante una semana, durmiendo sobre piezas de cartón, con poca comida y agua.

No quedó claro de momento si algunos de los detenidos el jueves por la tarde eran sospechosos de custodiar a los inmigrantes, dijo a The Monitor de McAllen el portavoz de la Patrulla Fronteriza, Danny Tirado.

Momentos después, la Patrulla Fronteriza detuvo a 132 inmigrantes que se hallaban ocultos en dos construcciones de una propiedad en Alton, a unos ocho kilómetros al oeste de McAllen, según la televisora KRGV-TV.

La Patrulla Fronteriza hizo más de 154 mil detenciones el año pasado en el extremo sur de Texas, más que cualquier otro lugar en la frontera oeste de México y Estados Unidos. La mayoría de los inmigrantes provienen de Honduras, El Salvador y Guatemala.

Los guías típicamente conducen a los inmigrantes a través del río Bravo, llamado Río Grande en Estados Unidos, en grupos pequeños y luego los congregan en casas de seguridad en Texas cerca de la frontera, hasta que pueden organizar la siguiente etapa de su viaje hacia el interior de Estados Unidos.

“Comimos un burrito por día”, contó Alfredo Espinoza Rivera, quien fue detenido en el campamento. Agregó que salió de El Salvador hace unas seis semanas, tras pagarle siete mil dólares a un traficante. El hombre, de 37 años, afirmó que buscaba reunirse en Los Ángeles con su padre, quien tiene la ciudadanía estadunidense.

“Tengo miedo de volver a mi país”, indicó. “Hay muchos delitos y es difícil vivir allí”, agregó.

La inmigración ha impulsado la economía de Texas, de acuerdo con un estudio del Banco de la Reserva Federal de Dallas, que refuta la idea de que los inmigrantes quitan el empleo a los estadunidenses. El estudio establece que los inmigrantes representan 21 por ciento de la fuerza laboral de Texas.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red