Se fuga una tonelada de agua radiactiva de tanque de Fukushima

El incidente se produjo mientras trabajadores de la planta limpiaban un tanque empleado para limpiar materiales contaminados con sustancias radiactivas

COMPARTIR 
16/04/2014 21:34 EFE / Foto: Reuters
La accidentada central nuclear de Fukushima detectó una fuga de más de una tonelada de agua radiactiva dentro de las instalaciones de descontaminación del líquido, que no ha llegado al exterior de la planta.

TOKIO, 17 de abril.- La accidentada central nuclear de Fukushima detectó una fuga de más de una tonelada de agua radiactiva dentro de las instalaciones de descontaminación del líquido, que no ha llegado al exterior de la planta, anunció la compañía.

El incidente se produjo mientras trabajadores de la planta limpiaban un tanque empleado para limpiar materiales contaminados con sustancias radiactivas, según explicó la operadora Tokio Electric Power (TEPCO).

El agua contiene unos 3.8 millones de becquereles por litro de rayos beta emitidos por sustancias radiactivas como el estroncio-90

El tanque se encuentra en una de las líneas de procesado de líquido contaminado de la planta, y el vertido de más de mil litros de agua contaminada ha permanecido dentro de estas instalaciones gracias a las barreras de contención, según TEPCO.

El agua contiene unos 3.8 millones de becquereles por litro de rayos beta emitidos por sustancias radiactivas como el estroncio-90, señaló la compañía, que añadió que ningún trabajador fue expuesto al vertido.

Éste tuvo lugar en la única de las tres instalaciones principales de descontaminación -denominadas Sistema Avanzado de Procesamiento de Líquidos (ALPS)- que está en funcionamiento en la planta, después de que TEPCO decidiera detener la actividad de las otras dos el mes pasado debido a problemas técnicos.

ALPS, desarrollado por la empresa Toshiba, está diseñado para retirar 62 tipos de materiales radiactivos a excepción del tritio, mientras que el otro sistema de reciclaje de agua que está activo en la central solo es capaz de retirar el cesio.

Las tres líneas de purificación del ALPS comenzaron a operar simultáneamente en fase de pruebas el pasado 12 de febrero, y desde entonces han experimentado problemas que apuntan a que su funcionamiento a pleno rendimiento aún llevará más tiempo del esperado.

El incidente supone un nuevo traspié en las tareas de control y gestión de la gran agua radiactiva que se acumula en la central, el principal problema que afronta TEPCO desde el accidente provocado por el terremoto y tsunami del 11 de marzo de 2011 en la central de Fukushima.

gak

Relacionadas

Comentarios