Van 13 muertos por el incendio en Chile

Los cambios en la dirección del viento evitaron que los miles de bomberos sofocaran ayer el fuego

COMPARTIR 
15/04/2014 08:10 Reuters y EFE

VALPARAÍSO, 15 de abril.– Focos de un voraz incendio que inició el fin de semana en la ciudad portuaria de Valparaíso eran combatidos ayer por miles de bomberos y aeronaves, mientras damnificados buscaban pertenencias entre los restos de sus casas.

Las labores de control del fuego, que ha dejado al menos 13 fallecidos y más de dos mil 200 viviendas dañadas en la ciudad declarada hace una década Patrimonio de la Humanidad, se han complicado por los cambios en la dirección del viento.

Columnas de humo surgían ayer del cerro Ramaditas, donde gigantescas lenguas de fuego arrasaron la madrugada del lunes más de un centenar de viviendas.

El gobierno de la socialista Michelle Bachelet declaró la zona en estado de catástrofe, lo que permite la salida de fuerzas militares a reforzar labores de seguridad, así como disponer de recursos necesarios para atender la emergencia y recuperar los servicios de agua y luz que se vieron afectados.

“Estamos frente a la mayor operación aérea para enfrentar un incendio de esta envergadura (...) Pondremos todos los recursos disponibles para enfrentar esta tragedia”, dijo Bachelet, cuyo gobierno adelantó cerca de 1 millón de dólares a la municipalidad de la ciudad
costera.

Imágenes de televisión mostraban a grupos de rescate y voluntarios ayudando a remover escombros y limpiando zonas totalmente devastadas en los empinados cerros de la ciudad rodeada por bosques, mientras vecinos temían el rebrote del incendio.

700 familias fueron desalojadas ayer por temor a que el incendio avance hacia sus viviendas

Algunos afectados acampaban en carpas en plazas de la ciudad histórica, mientras otros eran alojados en albergues.

Uno de los jefes de rescate confirmó el hallazgo de otro cuerpo calcinado en la zona afectada, con lo que subió a 13 el número de víctimas.

El funcionario explicó además que se alistaba la evacuación preventiva de unas 700 familias de otros sectores que podrían ser vulnerables de no controlarse las llamas.

A lo largo del país, en tanto, se establecieron centros de acopio de agua potable, alimentos y productos de higiene personal para los afectados.

El gobierno chileno pidió a la vecina Argentina aeronaves para combatir incendios, inicialmente como respaldo para otras zonas del país ya que muchas de la compañías de bomberos de otros lugares se han trasladado a Valparaíso.

Las autoridades han dicho que aún no tienen una hipótesis sobre el origen del incendio, ya que están dedicadas a contrarrestar las llamas y atender la emergencia.

Papa y gobiernos ofrecen condolencias y su ayuda

El papa Francisco y los gobiernos de varios países de América Latina y España se solidarizaron ayer con Chile por el devastador incendio y ofrecieron su ayuda para los damnificados.

El Pontífice expresó ayer su “cercanía espiritual” a los afectados y dio su bendición a todos “los fallecidos en este grave desastre”.

En un telegrama, firmado por el secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, y enviado al obispo de Valparaíso, Gonzalo Duarte García de Cortázar, Francisco también afirma que comparte “la angustia de cuántos han perdido sus hogares y sus bienes”.

El gobierno de Panamá, por medio de su embajada en Santiago, entregó ya a una institución de ayuda social un primer cargamento de mil frazadas para las familias damnificadas por el incendio y por las del terremoto del pasado 1 de abril que causó seis muertes y decenas de heridos en el norte de Chile.

El ejecutivo de Paraguay  también manifestó su solidaridad con Chile y se declaró “presto” para dar todo el apoyo necesario para ayudar a esta “nación hermana”.

Al igual que Colombia y Brasil, otros gobiernos, como los de México, Perú, Honduras y El Salvador enviaron sus mensajes de solidaridad y apoyo a
Chile.

Los presidentes de México, Enrique Peña Niero y Honduras, Juan Orlando Hernández, se declararon “consternados”.

“Su dolor es el nuestro. Los españoles nos sentimos especialmente cerca de los chilenos. Con mis sentimientos de mayor consideración y estima”, afirmó por su parte el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, en telegrama dirigido a la Presidenta de Chile.

Relacionadas

Comentarios