Detectan ataques cibernéticos contra bancos de EU

The Washington Post reveló que el gobierno de Obama pidió ayuda a más de cien países para contener el tráfico de datos

COMPARTIR 
12/04/2014 05:02 José Carreño Figueras

CIUDAD DE MÉXICO, 12 de abril.- En la primavera de 2012  y bajo un masivo ataque cibernético supuestamente desde Irán, Estados Unidos apeló a la ayuda de más de cien países para sofocar el tráfico de datos alrededor del mundo, reveló ayer el diario The Washington Post.

El ataque como tal era conocido, lo que se ignoraba era la forma en que respondió el gobierno estadunidense. La petición exacta a las autoridades de otras naciones fue hacerles ver que su interés en detener la “agresión” era tan grande como el de EU, sobre todo ante el “secuestro” remoto de computadoras en sus respectivos países.

Algunos de los bancos más grandes de Estados Unidos fueron atacados” por hackers que intervinieron servidores alrededor del mundo “para dirigir un aluvión de tráfico de internet hacia las páginas de internet” de las instituciones financieras, puntualizó el periódico.

El atentado, que involucró “bombardear” las computadoras de los bancos hasta con 120 “gygabytes” de data por segundo, en lo que efectivamente podría “ahogar” sus operaciones y paralizar transacciones financieras por cientos o miles de millones de dólares.

Los ataques fueron del tipo de “denegación de servicio”, y la respuesta estadunidense fue solicitar la ayuda de los equipos de emergencia digital de gobiernos que en la medida de sus posibilidades ayudaron a controlar los flujos informáticos.

Las autoridades estadunidenses no deseaban provocar ataques más intensos y por tanto el gobierno del presidente Barack Obama rechazó la opción de responder con una intrusión propia en las computadoras de la red adversaria, que el diario, insiste, se encontraba en Irán, “para aplastar el problema en su fuente”.

En vez de esa alternativa, “hicieron algo que nunca se había intentado en esa escala y apelaron a más de cien países para sofocar los debilitantes ataques en nodos alrededor del mundo”, precisó el periódico.

Armados con direcciones de protocolo de internet, fecha y hora de la actividad maliciosa, así como de los números de puerto de las computadoras, por ejemplo, los equipos de respuesta de emergencia de los diferentes países (CERTs, por sus siglas en inglés), podían efectivamente hundir al tráfico malicioso en lo que eran “hoyos negros” cibernéticos. También podían poner “parches” a los sistemas para cerrar vulnerabilidades y que los hackers no pudieran controlar las computadoras”, consignó el diario.

“Se cree que los asaltos fueron lanzados desde Irán”, añadió.

Irán es considerado actualmente como uno de los principales centros de guerra cibernética del mundo.

Los ataques fueron considerados en su momento como
“una amenaza de nueva generación a las redes nacionales de computadoras financieras e industriales”, señaló The Washington Post.

De acuerdo con el reporte de dicho diario, hicieron caer los sitios web por horas e interrumpir las actividad con clientes, en lo que se considera como el primer asalto digital significativo realizado contra equipos estadunidenses por parte de un adversario extranjero.

“Fue una llamada de atención”, señaló un informante que The Washington Post definió como representante de un importante proveedor de servicios de internet para los bancos.

Comentarios

Lo que pasa en la red