América Latina, la más violenta

Honduras es el país más agresivo del planeta, luego de que su tasa de homicidios superara al de África en 2012

COMPARTIR 
11/04/2014 05:16 Reuters, AFP, AP, EFE y DPA

LONDRES, 11 de abril.– América Latina desplazó a África como la región con mayor cantidad de asesinatos del mundo, sobre todo por la violencia fuera de control en países como Honduras, Venezuela o El Salvador, asegura un informe de Naciones Unidas presentado ayer.

El Estudio Mundial sobre el Homicidio de la UNODC también asegura que los asesinatos en todo el mundo se redujeron entre 2010 y 2012.

En 2012 se contabilizaron 437 mil asesinatos, contra los 468 mil de 2010, el primer año en que se llevó a cabo un estudio
mundial.

Pese a que la tasa promedio de homicidios global es de 6.2 víctimas por cada 100 mil habitantes, esa cifra es cuatro veces mayor en África del Sur y Centroamérica.

El promedio de asesinatos es de 25% en América Latina, superior al del continente africano, de 12.5%, aunque está por debajo del 30% registrado en el sur de África, el otro territorio más violento del planeta.

Honduras es el país más violento del planeta, con una tasa de 90.4 homicidios por cada 100 mil habitantes, dijo la Oficina de Naciones Unidas para la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés) con base en datos de 2012. Le sigue Venezuela, con 53.7.

Belice se ubicó tercero con 44.7 asesinatos por cada 100 mil habitantes y El Salvador cuarto con 41.2.

México tiene una tasa de homicidios de 21.5 por cada 100 mil habitantes, por abajo de países como Colombia (30.8) y Brasil (25.2), pero arriba de Uruguay (7.9), Costa Rica (8.5) y Chile (3.1). De acuerdo con la UNODC, tasas por encima de 20 son consideradas graves.

En un informe previo del mismo organismo, Honduras lideraba ya las tasas de homicidios intencionales del mundo, seguido de El Salvador y Venezuela.

En América del Norte y América Latina, la violencia relacionada con las pandillas o maras representó en 2012 el 30% del total de asesinatos en esa región, comparado con 1% de muertes por la misma causa en Asia, Europa y Oceanía.

En estas regiones, sin embargo, el porcentaje de muertes por violencia doméstica es más alto que en América.

El estudio de Naciones Unidas atribuyó el elevado índice de asesinatos en América Latina al crimen organizado y a décadas de violencia política.

Un funcionario de la Organización de las Naciones Unidas señaló además que la extendida impunidad incentiva el crimen en la región, que tiene las tasas más bajas de condenas por homicidios. Solamente en 24 de cada 100 homicidios se logra una sentencia condenatoria,
señaló.

El hecho de que no haya un sistema de justicia que pueda llevar casos a tribunales y a sentencias, actúa como una falta de obstáculo al crimen”, dijo Antonio Mazzitelli, representante de la UNODC en México.

Además, agregó, “hay una historia desafortunadamente de violencia (en América); segundo, hay una fuerte presencia tanto del crimen organizado como del crimen (común) y esos son factores que seguramente facilitan el recurso de la
violencia”.

Además, Antonio Mazzitelli dijo que la presencia de armas es un factor importante, debido a que tan sólo en Latinoamérica, 60% de los homicidios son causados por armas de fuego.

 

Envían misión de paz a República Centroafricana

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobó ayer por unanimidad una resolución que autoriza el despliegue de una misión de paz de 11 mil 800 soldados y militares en la República Centroafricana.

La resolución prevé el despliegue de una fuerza de mantenimiento de la paz de 10 mil soldados y mil 800 policías para intentar estabilizar al país, que sufre una grave ola de violencia e inestabilidad desde hace más de un año.

La República Centroafricana tiene actualmente una misión de la Unión Africana, reforzada por unos dos mil soldados franceses, mientras que la Unión Europea ha comenzado a trasladar un contingente que totalizará 850 personas.

La República Centroafricana sufre una espiral de violencia protagonizada por milicias musulmanas, partidarias del exgrupo rebelde Séléka, y cristianas, las denominadas “Anti-Balaka”, desde el pasado diciembre.

La coalición Séléka, compuesta por cuatro grupos rebeldes, se alzó en armas en el norte del país en diciembre de 2012 al considerar que el entonces presidente, François Bozizé, no había respetado los acuerdos de paz firmados en 2007.

Según la resolución, la crisis ha generado 760 mil desplazados internos y más de 300 mil refugiados en países vecinos, lo que a su vez ha causado problemas en países como Chad, Camerún y República Democrática del Congo.

 

Mujeres, más vulnerables

Una de cada dos mujeres asesinadas en Europa murieron en 2012 a manos de sus propios familiares, asegura un estudio presentado ayer por la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés).

El estudio titulado El hogar es un lugar muy peligroso para las mujeres cifra en tres mil 300 las mujeres muertas en 2012 en Europa debido a la violencia ejercida por sus propios familiares, como constató Jean-Luc Lemahieu, experto de la UNODC, en la presentación.

El estudio informa sobre 437 mil víctimas de asesinato y homicidio en todo el mundo en 2012, excluyendo a las víctimas de conflictos armados y guerras.

El texto destaca también que la mayoría de esas víctimas, en torno a 80 por ciento, fueron hombres y que en la mayor parte de los casos los asesinos eran desconocidos de las víctimas. Más de la mitad murieron también antes de cumplir los 30 años y en casi la mitad de los casos se utilizaron armas de fuego.

La mayoría de los delitos se cometieron en el sur de África y en América Latina, donde la cuota de asesinatos se cifró en 30 y 26 por cada 100 mil habitantes, respectivamente.

Al contrario, en el este de Asia y en Europa se registraron las tasas más bajas.

Según la ONU, en alrededor de 43 por ciento de los casos en todo el mundo se condenó a alguien por el crimen.

En este aspecto hay también grandes diferencias regionales: la tasa más alta se da en Europa, con 81 por ciento, mientras en el continente americano es de alrededor de 24 por ciento.

Tenemos que comprender urgentemente por qué el crimen violento se ha convertido en una plaga en muchos países del mundo, que afecta en particular a los hombres jóvenes, pero también a las mujeres”, dijo el analista de la UNODC, Jean-Luc Lemahieu.

En muchos casos en todo el mundo, las mujeres fueron víctimas de violencia doméstica, que representa 15% del total de homicidios en el
mundo.

Mientras los hombres suelen morir a manos de un asaltante desconocido, las mujeres suelen ser asesinadas por personas que conocen, según el informe. “Su casa puede ser el lugar más peligroso para una mujer”, afirmó el experto de la Organización de las Naciones Unidas.

 

Relacionadas

Comentarios