Ofrecen amnistía a los separatistas en Ucrania

El gobierno ucraniano lanzó su propuesta a condición de que los pro rusos depongan las armas

COMPARTIR 
11/04/2014 01:04 EFE, AFP y DPA
Un manifestante pro ruso hace guardia en una barricada a fuera del edificio de la administración estatal regional en la ciudad ucraniana oriental de Donetsk. Foto: AFP
Un manifestante pro ruso hace guardia en una barricada a fuera del edificio de la administración estatal regional en la ciudad ucraniana oriental de Donetsk. Foto: AFP

DONETSK, 11 de abril.– El presidente interino de Ucrania, Olexandre Turchinov, prometió ayer  amnistiar a los militantes pro rusos atrincherados en el este de Ucrania si “deponen las armas”, mientras su homólogo ruso, Vladimir
Putin, blandía ante los europeos la amenaza de cortar el gas.

La crisis ucraniana sufrió un recrudecimiento de la tensión con los asaltos protagonizados por separatistas prorrusos, que desde el domingo mantienen en su poder el edificio de los servicios de seguridad (SBU) en Lugansk y de la administración regional en Donetsk, grandes ciudades del este rusófono de Ucrania.

Los separatistas reclaman la organización de referéndums sobre la autonomía regional o la anexión pura y simple a Rusia, que ha concentrado decenas de miles de soldados en la frontera.

El Presidente ucraniano tendió la mano pocas horas antes de que se cumpla el ultimátum lanzado el miércoles por su ministro del Interior, Arsen Avakov, que daba 48 horas a los separatistas para que abandonaran los edificios ocupados.

“Si deponen las armas y liberan los edificios administrativos,  garantizamos que no habrá ninguna acción judicial. Estoy dispuesto a firmar un decreto presidencial” en este sentido, dijo Turchinov durante una sesión del Parlamento.

Los activistas armados pro rusos quieren organizar referendos en esta región, donde la mayoría de la población es de lengua y cultura rusas, similares a los que llevaron el mes pasado a la anexión de Crimea a Rusia.

Turchinov, que llegó al poder tras la destitución en febrero del presidente prorruso Víktor Yanukóvich y que Moscú considera ilegítimo, dijo a los diputados que es posible encontrar una solución pacífica.

En Lugansk, de 400 mil habitantes, los separatistas seguían también atrincherados en el edificio del SBU, cuya armería desvalijaron para defenderse.

Por su parte el Presidente ruso escribió a 18 dirigentes europeos para advertirles que el grupo ruso Gazprom “se verá obligado a pedir un prepago de los suministros de gas (a Ucrania), y en caso de no respetarse las condiciones, cesar total o parcialmente el abastecimiento de gas”.

En tanto, el Consejo de Europa retiró ayer provisionalmente el derecho de voto a los diputados rusos, debido a la crisis en Ucrania. La delegación rusa reaccionó indignada y abandonó la reunión en Estrasburgo.

Comentarios

Lo que pasa en la red