Forzarán solución en Ucrania

El ministro del Interior ucraniano, Arsen Avakon, aseguró ayer que la crisis que se vive en el oriente del país será resuelta en horas, por el diálogo o por la fuerza

COMPARTIR 
10/04/2014 05:24 Notimex, EFE y AFP

MOSCÚ, 10 de abril.– El ministro del Interior ucraniano, Arsen Avakon, aseguró ayer que la crisis que se vive en el oriente de Ucrania será resuelta dentro de 48 horas, por el diálogo o por la fuerza.

La operación antiterrorista en las orientales regiones de Luhansk, Donetsk y Kharkiv no ha sido cancelada, señaló el funcionario en la capital Kiev.

Destacó que los oficiales que llevan adelante esa operación que inició la víspera tienen dos opciones para resolver la situación: por el diálogo o por la fuerza, indicó de acuerdo a un despacho de Interfax Ucrania.

El pasado martes fuerzas ucranianas anunciaron lo que llamaron operaciones antiterroristas en tres regiones orientales del país donde presuntos separatistas tomaron las oficinas de los gobiernos regionales y anunciaron acciones secesionistas y de anexión a Rusia.

La líder del partido Batkivschyna y candidata presidencial, Yulia Tymoshenko, advirtió que el grueso de la población no apoya a los separatistas que son pro  rusos y entre los cuales operan miembros de los servicios especiales de Rusia.

En tanto, la administración de Donetsk seguía en manos de los separatistas mientras las fuerzas ucranianas se mantenían a la expectativa.

Andriy Shyushatsky, presidente del Consejo Regional, anunció su renuncia al cargo y precisó que el vicepresidente Ihor Koval se haría cargo de las funciones mientras se efectúa una sesión de emergencia del órgano de gobierno.

En Luhansk ayer se realizaba una manifestación pro rusa mientras seguían tomadas las oficinas del Servicio de Seguridad (SS) ucraniano, pero se desmintió que hubiera rehenes, aunque reportes previos hablaban de la liberación de casi 60 de ellos.

Siguen con su proceso

Las regiones de Donetsk y Lugansk, en el sureste industrial de Ucrania, se mantienen firmes en su pulso con las autoridades de Kiev a pesar de las amenazas del gobierno central, que prometió liberar, incluso por la fuerza, las sedes administrativas ocupadas por los habitantes pro rusos.

Estaremos aquí hasta morir por la creación de una República Popular de Donetsk, integrada en Ucrania”, dijo Vladimir Ivánovich, un jubilado que trabajó durante 45 años en la industria metalúrgica del Donbass, como se conoce a la gran región minera de la que forma parte esta ciudad.

Asegura haber pasado la noche, junto a varios cientos de personas, frente a la sede del gobierno regional de Donetsk, tomado hace tres días por un grupo de jóvenes activistas prorrusos que se han erigido en líderes populares de un movimiento que no reconoce a las nuevas autoridades ucranianas.

Liberan a secuestardos

Mientras, 56 personas pudieron salir ayer de la sede del Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU) en la ciudad oriental de Lugansk, donde estaban retenidas desde que fue ocupada el domingo por activistas prorrusos, informó la oficina de prensa de dicha dependencia.

El SBU denunció el martes  que los activistas pro rusos mantenían a unas 60 personas como rehenes.

Por otra parte, los países de la Unión Europea (UE) acordaron incluir a otras cuatro personas en la lista de individuos a los que han decidido congelar sus bienes en territorio comunitario por considerarlos responsables de malversación de fondos públicos en Ucrania, una lista en la que ya había 18 sancionados.

La decisión la tomaron los embajadores de los países comunitarios y se espera que sea respaldada como punto sin debate por los ministros de Exteriores de la UE en el Consejo que celebrarán el lunes en Luxemburgo.

En tanto, la OTAN “desmintió totalmente” las afirmaciones del viceministro ruso de Defensa, Anatoli Antonov, según las cuales la Alianza Atlántica prevé desplegar tropas cerca de la frontera con Rusia.

 

EU, escéptico por reunión cuatripartita

Estados Unidos expresó ayer su escepticismo sobre los eventuales resultados de una reunión cuatripartita con Rusia, Ucrania y la Unión Europea a celebrarse la semana próxima con el objetivo de intentar solucionar la crisis ucraniana.

Debo decir que no tenemos grandes esperanzas en estas conversaciones pero pensamos que es muy importante dejar abierta esta puerta diplomática”, dijo la secretaria de Estado adjunta para Europa, Victoria Nuland.

Esta reunión, anunciada el pasado martes entre Estados Unidos, Rusia, la Unión Europea y Ucrania, “debería” tener lugar el 17 de abril en Viena, según una fuente diplomática de la UE en Bruselas.

Sin embargo, el lugar, la fecha y el programa del encuentro no han sido aún anunciados oficialmente.

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, y su par ruso Serguei Lavrov acordaron el lunes mantener un “diálogo directo” entre los cuatro actores principales del conflicto.

Moscú planteó que los pro  rusos de Ucrania puedan también estar representados en la reunión.

Catherine Ashton, jefa de la diplomacia de la UE, anunció su participación en el encuentro, junto a Kerry, Lavrov y el ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania Andrei Dechtchitsa.

La situación en Ucrania seguía siendo tensa, particularmente en el este rusohablante, donde pro rusos y leales a Kiev mantenían su enfrentamiento bajo la amenaza de miles de soldados rusos apostados en la frontera.

Nuland reiteró ante una comisión del Congreso estadunidense las declaraciones de Kerry de la víspera acusando a Rusia de estar detrás de los enfrentamientos en el este de Ucrania y de buscar generar “el caos”.

Lejos de constituir una serie de acontecimientos espontáneos, estos incidentes reflejan una campaña orquestada de incitación, de separatismo y de sabotaje al Estado ucraniano desarrollada con ayuda de los servicios secretos rusos”, dijo la diplomática Victoria Nuland.

Relacionadas

Comentarios