Tres acusados por enviar falso mensaje sobre sismo en Chile

Los acusados enviaron un audio a través de WhatsApp en el que se advertía sobre un supuesto megaterremoto, lo que causó compras de pánico y evacuaciones

COMPARTIR 
09/04/2014 18:38 Redacción
Los acusados utilizaron el sistema de mensajería WhatsApp para alertar sobre un supuesto terremoto. FOTO: Archivo
Los acusados utilizaron el sistema de mensajería WhatsApp para alertar sobre un supuesto terremoto. FOTO: Archivo

SANTIAGO, 9 de abril.- Tres personas fueron imputadas por fiscales en Chile por difundir una grabación a través del servicio de mensajería instantánea WhatsApp, que alertaba sobre un supuesto megaterremoto la semana pasada, luego de los terremotos de magnitud 8.2 y 7.6 que sacudieron el norte del país.

Los imputados son dos mujeres y un hombre que reconocieron haber enviado los mensajes, quienes fueron investigados luego de que la unidad de cibercrimen de la policía determinó que la grabación se originó en la ciudad de Arica.

Los tres implicados podrían ser sentenciados hasta a 51 días de prisión por difundir los mensajes, declaró a la prensa local el subcomisario de la Policía de Investigaciones de Antofagasta, Ricardo Muñoz.

El mensaje de audio fue difundido dos días después del terremoto de magnitud 8.2 que afectó a las regoines de Arica, Iquique y Antofagasta, y anunciaba un megaterremoto para la noche del jueves 3 de abril en la misma zona.

El mensaje hacía referencia a una supuesta reunión de expertos e instaba a avisar a todas las personas posibles y a ubicarse en un lugar seguro.

Tengo una amiga que su papá es militar y hoy lo fueron a reclutar a su casa. El papá la llamó hace súper poco diciéndole que hicieron una mesa de diálogo con sismólogos y muchas personas y que llegaron a la conclusión de que el megasismo se viene para hoy día…Así que el papá la llamó para que ella le avise a todas las personas que pueda y que esas personas les avisen a todos los que puedan. Yo les aviso a ustedes que por lo mismo están cortando el agua y, que lo ideal es que esté toda la familia junta y en un lugar seguro…", dice el mensaje.

Muchos creyeron el contendo del mensaje y acudieron a supermercados donde hicieron compras de pánico. Luego huyeron a los cerros.

La orden de los fiscales obliga a los imputados a mantener un domicilio fijo y presentarse a la fiscalía cuando sean requeridos.

Comentarios

Lo que pasa en la red