Perpetrador de tiroteo en Fort Hood no entró en combate en guerra de Irak

Las autoridades desconocen aún el motivo del atentado y consideran poco probable que haya sido un acto de terrorismo

COMPARTIR 
03/04/2014 13:48 Redacción / Foto: NBC News
El puertorriqueño autor del tiroteo de ayer en Fort Hood no entró en combate en la guerra de Irak.

DALLAS, 3 de abril.- El secretario del Ejército estadunidense, John McHugh, indicó que Iván López, el puertorriqueño autor del tiroteo de ayer en Fort Hood, no entró en combate en la guerra de Irak y que no tenía tendencias suicidas o violentas pese a estar bajo vigilancia psiquiátrica.

Fue visto el mes pasado por un psiquiatra. Fue examinado a fondo y hasta el momento no tenemos indicios en el historial de las citas de que hubiera señales indicativas de violencia, tanto contra él como contra otros. El plan que se consideró apropiado era seguir vigilándolo y tratándolo", indicó McHugh en una audiencia en el Senado.

El general Ray Odierno, jefe militar de las tropas de tierra, aseguró que el autor del tiroteo que dejó cuatro muertos en la base de Fort Hood, incluido él mismo, era un militar "muy experimentado" que no entró en combate en Irak y no sufrió heridas cerebrales, y que estaba en activo.

Odierno detalló que López, que se suicidó tras el tiroteo, había pasado nueve años en la Guardia Nacional de Puerto Rico, trabajó como miembro de la Fuerza de Paz en la península del Sinaí durante un año y fue conductor de camiones en Irak para los estadunidenses durante cuatro meses.

Era un soldado muy experimentado con un año de despliegue en el Sinaí con la Guardia Nacional y cuatro meses en Irak", explicó Odierno en la audiencia del Comité de las Fuerzas Armadas del Senado.

López vivía fuera de la base de Fort Hood, una de las más grandes de Estados Unidos y escenario en noviembre de 2009 de la peor masacre en un centro militar estadunidense, cuando Nidal Malik Hasan, un psiquiatra del Ejército con ideas extremistas islamistas, mató a 13 personas e hirió a 30.

McHugh explicó que en el caso de López, un soldado en activo que perpetró el tiroteo con una pistola de calibre .45, no se ha determinado, pero hasta el momento no se tiene ninguna conexión "con organizaciones extremista de ningún tipo".

No obstante, el Pentágono mantiene abierta la posibilidad del terrorismo extremista hasta que la investigación sobre las motivaciones avance.

Hasta el momento, tenemos un historial limpio en términos de comportamiento, no hay marcas negativas de ningún tipo ni indicaciones de mala conducta", explicó McHugh.

gak

Comentarios

Lo que pasa en la red