Michelle Bachelet evalúa daños en región afectada por terremoto

La mandataria chilena se reúne con un comité de emergencia en la ciudad de Iquique; se reportan más de 2 mil viviendas dañadas

COMPARTIR 
02/04/2014 12:03 Reuters / Fotos: EFE, Reuters y AP

SANTIAGO, 2 de abril.- La presidenta Michelle Bachelet viajó el miércoles al norte de Chile para evaluar los daños causados por un terremoto seguido de un tsunami que dejó por lo menos seis muertos en el corazón minero del mayor productor de cobre del mundo.

El sismo de magnitud 8.2 que estremeció en la noche del martes el norte de Chile y disparó alarmas de tsunami a lo largo de todo el Pacífico latinoamericano, es el primer desafío para la presidenta socialista que asumió hace apenas tres semanas.

Mientras Bachelet tenía una reunión con un comité de emergencia en la ciudad portuaria de Iquique, una de las más golpeadas, miles de residentes volvían a sus casas tras pasar la noche a la intemperie en cerros y plazas por temor a un tsunami. Unas 900 mil personas fueron evacuadas a en la costa chilena.

La televisión mostró imágenes de calles bloqueadas por derrumbes. En el puerto de Iquique, pescadores revisaban los restos de centenares de pequeñas embarcaciones destruidas por el violento oleaje para ver qué podían rescatar.

Más de 2 mil 600 viviendas resultaron con daños estructurales 

El papa Francisco, la presidenta brasileña Dilma Rousseff y el mandatario peruano Ollanta Humala fueron algunos de los que expresaron solidaridad con Chile tras el sismo.

Las autoridades todavía no han calculado el valor de los daños.

Pero la industria minera, que tiene algunas de sus mayores minas de cobre en el norte de Chile, casi no fue afectada por el terremoto.

La Armada chilena levantó alrededor de las 0900 GMT del miércoles la alerta de tsunami que todavía mantenía para la zona norte y centro del país, mientras una oficina de sismología ha contado más de 60 réplicas de mediana magnitud.

Para muchos chilenos, la noche del martes revivió los amargos recuerdos del devastador terremoto de magnitud 8.8 seguido por un tsunami que hace cuatro años dejó unos 500 muertos y multimillonarios destrozos.

Las calles de Iquique fueron militarizadas para reforzar la seguridad, pero a diferencia del terremoto del 2010 no hubo reportes de saqueos.

En la mañana del miércoles las autoridades seguían tras la pista de centenares de presas que aprovecharon el caos del terremoto para escapar de una cárcel de Iquique.

De las 322 mujeres que se fugaron, alrededor de 100 ya habían sido recapturadas o se entregaron voluntariamente tras visitar a sus familias, dijo un fiscal regional al canal estatal de televisión TVN.

Minas sin daños

Aunque el sismo azotó la zona minera chilena, la estatal Codelco -la mayor productora de cobre del mundo- dijo que el epicentro estuvo lejos de sus operaciones.

Collahuasi, una de las mayores minas de cobre del mundo operada por Anglo American y Glencore Xstrata, dijo que esperaba volver a la normalidad en las próximas horas tras evacuar a sus trabajadores en la noche del martes.

El puerto Patache, que sirve a la minera, seguía cerrado la mañana del miércoles a la espera de una evaluación técnica, dijeron autoridades marítimas.

Algunos analistas creen que la producción de la industria minera se verá afectada por medidas de evacuación preventiva en faenas y puertos tras el sismo.

Los colegios suspendieron las clases en muchas partes del norte de Chile, mientras las autoridades trabajan a contrareloj para restablecer el suministro de electricidad en Iquique y otras ciudades.

También los aeropuertos volvían a operar. La aerolínea LAN dijo que suspendió 23 vuelos al norte de Chile, lo que afectó a unos 4.500 pasajeros.

Tras el terremoto, uno de los mayores en azotar el norte de Chile en más de 130 años, la zona fue remecida por varias réplicas.

Chile, al igual que otros países de la región andina, está ubicado en una zona altamente sísmica conocida como el "Anillo de Fuego" del Pacífico.

La nación de 16 millones de habitantes tiene una larga historia de sismos, entre ellos el más potente del que se tenga registro en el mundo. Las autoridades chilenas elogiaron la calma con la que la población reaccionó frente al terremoto.

jrr

Relacionadas

Comentarios