La CIA recurrió a engaños para ocultar brutalidad de interrogatorios

La Agencia Central de Inteligencia de EU escondió detalles de sus métodos y exageró algunos casos cuando estaba dirigida por León Panetta, revela informe

COMPARTIR 
02/04/2014 02:13 AFP y EFE
La agencia exageró la efectividad de sus métodos, al tiempo que ocultó detalles de sus procedimientos a los que les fueron atribuidos inmerecidos resultados.

WASHINGTON, 2 de abril.- La CIA engañó deliberadamente al gobierno y a la población estadunidenses a propósito de los duros métodos empleados en los interrogatorios durante la presidencia de George W. Bush, señala un informe del Senado, al que accedieron algunos funcionarios que declararon a The Washington Post.

En ese documento de 6,300 páginas redactado por la comisión de Inteligencia del Senado, la CIA es acusada de haber ocultado algunos detalles sobre la brutalidad de sus métodos, asimilados a la tortura.

El organismo de inteligencia también habría exagerado la importancia de algunos complots y de ciertos prisioneros en sus cárceles secretas. Se le acusa de haber ocultado que algunas informaciones decisivas habrían sido obtenidas de prisioneros sometidos a técnicas brutales de interrogación de los agentes estadunidenses, explica el Post.

Las informaciones más precisas sobre Al-Qaeda, “entre ellas las que llevaron a la operación contra Osama bin Laden en 2011”, no fueron, sin embargo, obtenidas gracias a esos métodos de la CIA, añade The Washington Post.

El informe es aún confidencial y el diario dice que pudo divulgar algunos detalles, gracias a las indiscreciones de algunos funcionarios que tuvieron acceso al documento.

Dean Boyd, un portavoz de la CIA, no quiso comentar esas informaciones. “Aún no tenemos la versión final de ese informe”, dijo.

El documento está elaborado alrededor de “detallados relatos de decenas de personas detenidas por la CIA” entre 2002 y 2006, añade el diario. En esa época la agencia estaba en los puestos de vanguardia en la “guerrra contra el terrorismo” decretada por Bush y empleaba la tortura como método de interrogatorio, según numerosos defensores de los derechos humanos. Esos métodos incluían, entre otros, la privación de sueño y el llamado “submarino” (inmersión en agua hasta llegar casi al ahogamiento).

El presidente Obama prohibió esos métodos en 2009.

Comentarios

Lo que pasa en la red