Excélsior en la Historia: Kowloon, la ciudad Amurallada

Hace 20 años, más de trescientos edificios se apiñaban en una superficie de dos hectáreas y media, esa era la llamada ciudad Amurallada

COMPARTIR 
01/04/2014 16:26 Redacción/ Fotos: www.greggirard.com

CIUDAD DE MÉXICO, 1 de abril.- Un lugar muy singular en Hong Kong, fue sin duda la ciudad Amurallada de Kowloon. Oficialmente se trataba de un enclave chino en territorio británico, pero en realidad era una isla de cemento, un mamotreto laberíntico  donde la densidad de población era la más alta de la Tierra, una especie de mundo aparte.

300 edificios se apiñaban en la Ciudad Amurallada de Kowloon.

Más de 300 edificios se apiñaban en una superficie de dos hectáreas y media, allí se encontraban burdeles, fumaderos de opio, clínicas ilegales y restaurantes de carne de perro mezclados con iglesias y colegios.

Miles de personas nacían, crecían y vivían allí, en oscuros callejones que todavía desafían la imaginación.

Todo comenzó cuando Gran Bretaña se anexó la Isla de Hong Kong en 1842, merced al Tratado de Nankín o Nanjing, que puso fin a la primera Guerra del Opio.

En aquel tratado las autoridades chinas se reservaron un pequeño trozo de terreno en la península de Kowloon, con el objetivo de poder vigilar de cerca las actividades británicas, aunque sin interferir en ellas.

Asimismo, dicho terreno correspondía al de una pequeña fortaleza establecida varios siglos antes para vigilar la costa y limpiarla de piratas, conocida como la ciudad Amurallada de Kowloon.

Por ello, en los años 70, los edificios empezaron a brotar como. Unos encima de otros, invadiendo las calles, acaparando todo el espacio disponible.

En 1993 comenzó la demolición, que concluyó a mediados de 1994.

Cientos de modificaciones, ampliaciones y nuevas construcciones realizadas sin control, planos o la supervisión de alguien que hubiera pisado la facultad de arquitectura.

El resultado fue un laberinto enloquecedor, sacado directamente de una película futurista. A las calles, de un metro de ancho en su inmensa mayoría, rara vez llegaba la luz del sol, por lo que se iluminaban durante las 24 horas con fluorescentes.

Ya para 1987 se anunció la inminente demolición de la ciudad, y la construcción en su lugar de un parque.

La evacuación se prolongó durante cuatro años, de 1988 a 1992, que fue lo que tardaron las autoridades en conseguir que se fueran todos los vecinos. En 1993 comenzó la demolición, que concluyó a mediados de 1994.

jpg

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red