“Queremos un cambio real, constitucional”: Henrique Capriles, excandidato presidencial

Afirmó que aunque no lograron ganar en unas ciudades, los comicios le dejaron un sabor agridulce que hizo que se replantearan la búsqueda del cambio que necesita el país sudamericano

COMPARTIR 
27/03/2014 02:03 Redacción
Imagen de archivo de abril de 2013 cuando el opositor Henrique Capriles hacía campaña para las presidenciales en las que enfrentó al ahora mandatario Nicolás Maduro. Foto: AP
Imagen de archivo de abril de 2013 cuando el opositor Henrique Capriles hacía campaña para las presidenciales en las que enfrentó al ahora mandatario Nicolás Maduro. Foto: AP

CIUDAD DE MÉXICO, 27 de marzo.- Luego de perder en dos ocasiones las elecciones presidenciales en Venezuela, el opositor y gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, afirmó que aunque no lograron ganar en unas ciudades, los comicios le dejaron un sabor agridulce que hizo que se replantearan la búsqueda del cambio que necesita el país sudamericano.

“Este resultado nos obliga a replantearnos todo, a volver a articularnos, a contar los cañones para poder lograr un cambio los que no tenemos las armas, ese cambio solamente, salvo que queramos un golpe de Estado, que yo no quiero, pues lo que queremos es un cambio del país, real, constitucional, democrático, electoral, popular”, aseguró el líder opositor en entrevista con Adela Micha, de Grupo Imagen Multimedia.

El gobernador de Miranda recordó sus visitas a México. “Estuve en Cancún, pero en un viaje de estos que hace uno con los compañeros de estudio ¿no? No he tenido el privilegio de conocer bien México, pero las dos veces que estuve en el D.F. una vez fue con la abuela para visitar a Cantinflas en su casa...

Ah, ¿reciente?

Sí, reciente. Fui justo antes de la elección presidencial, justo antes de la elección de Peña Nieto.

Me daba mucha curiosidad el acuerdo unitario que habían hecho todos los candidatos, como una suerte de transición ¿no? Me pareció interesante, a pesar de que las posiciones eran duras los candidatos se lograron poner de acuerdo sobre una transición: Peña Nieto, López Obrador, la candidata del PAN Josefina. Correcto. Me pareció interesante.

Fui también para hablar con varios observadores internacionales porque eso era unos meses antes de la elección mía con Chávez.

De la de aquí. Claro, claro.

Con Chávez. Me pareció interesante y nos habían hecho una invitación, estuve 24 horas. No estuve más de eso.

¿Nada? ¿Nada?

Nada. Estuve unas horas, todas las reuniones que hice. Estuve con Calderón en, fui a...

Ah, ¿la de Los Pinos?

Estuve en Los Pinos. Calderón se enteró que yo estaba, me dijo si yo quería conversar con él, verlo, dije: bueno, uno no le dice que no a un Presidente cuando uno está en un país ¿no? tiene que... Le dije: con gusto, con gusto voy, conversamos; estuve ahí en Los Pinos y luego fui a la Guadalupe porque soy muy...

¿Tú eres mariano?

Mariano, sí.

¿Pero eres muy devoto?

Me volví muy devoto después de la cárcel. Uno en la cárcel sabe cuando entra, pero no cuando sale, y uno en la cárcel se aferra a Dios o se aferra a lo espiritual o se distancia.

A ver gobernador, esto que se está viviendo en Venezuela ¿dirías que es la peor crisis que se ha vivido en Venezuela en los últimos años?

No, depende. Si lo ves desde el punto de vista económico sí. Si lo ves desde el punto de vista de la conflictividad, no.

Social, no.

No, esa conflictividad. Nosotros vivimos una situación similar hace unos 12 años, 11 años diría exacto. 2002, 03 y 04, donde habían movilizaciones importantes, que después cesaron porque había una convocatoria al referéndum revocatorio que ganó Chávez, ¿no?

¿Cuál fue tu papel gobernador en 2002, por ejemplo?

Yo no tuve nada que ver con el golpe de Estado.

¿Nada?

Nada. Terminé, fíjate, terminé siendo juzgado por una protesta a las afueras de la embajada de Cuba que yo no organicé, que fui a defender y se desvirtuó todo, hicieron toda una película. Fui más bien a ofrecerle apoyo al embajador de Cuba. Hay un video grabado ¡gracias a Dios! de eso, pero toda la película fue tratar de meterme a mí detrás del golpe de Estado.

Es lo que te lleva a prisión de hecho ¿no?

Es lo que me lleva a prisión, pero fíjate que la nota de protesta de la embajada cubana, como se hace en la diplomacia que hay una nota de protesta al país y donde está la embajada, esa nota de protesta ni me nombra a mí, no existo, y después el problema es que en esa conversación que está grabada entre el embajador de Cuba y yo, el embajador de Cuba reconoció el golpe de Estado, reconoció a Carmona como Presidente. Entonces yo digo, me utilizaron a mí. ¿Cómo le explica él a Fidel Castro y al propio presidente Chávez? ¿Cómo le explicaba que él llamaba Presidente a Carmona? o que él estaba en un proceso de comunicación, entonces me convirtieron a mí en el verdugo. Entonces prácticamente justifica esa conversación diciendo que yo no estaba presionando. Entonces me convirtieron a mí en el responsable. Estuve preso 120 días, pero más allá del tiempo que estuve preso, mi causa estuvo en manos de 40 jueces.

Y ¿cómo sales libre, finalmente?

Bueno salgo libre porque en el juicio voy hasta el final.

¿Qué te mueve en un inicio (al entrar a la política)?

En el estallido social yo tenía 16 años que es como un punto de quiebre frente al modelo que había. Ahora el tema es si ese modelo realmente 15 años después es mejor que lo que había antes. Cuando tú ves por ejemplo la situación de criminalidad e inseguridad, tú dices...

No no, eso es brutal

O sea todos los años crecen, todos, no sé, no podemos decir que las cosas están bien. Y cuando ves la situación económica hoy...

El desabasto

Exacto. O sea tú dices, bueno esto está mal, esto no funciona y entonces mi lucha es para que esto funcione como un país.

¿Y te duele Venezuela?

Me duele, yo digo, me duele profundamente mi país, porque además repito, mi vida la he puesto al servicio de mi país.

Sí sí claro.... ¿Qué pasó el 12 de febrero?

Yo creo que el 12 de febrero... o sea hay un malestar social en el país. Lo que pasa es que yo creo que el malestar social es un error, o sea la clase media no es la mayoría del país. La clase media también está golpeada.

Ese mismo día...

Al salir algunos videos de algunas situaciones es claro que el gobierno también mata y provoca una situación de violencia. Empieza a darse una serie de movilizaciones y de manifestaciones sobre una serie de problemas que estamos viviendo en el país, al principio estuvo muy enfocado en el tema político con el que yo dije: “es un error, no podemos quedarnos en la frase: “queremos que se vaya Maduro”... ¿quién más que yo? que fui el más afectado, que denuncié una elección irregular, que ajusté la institucionalidad interna que está controlada por el gobierno, Maduro está ahí porque hay unas instituciones que lo sostienen porque no es un tema de una elección o de voto, eso es la base de unos poderes públicos que están a su servicio, al servicio de un proyecto oficial...

¡Claro, claro!

Y viven de eso, ¿no?, entonces esa lección, nosotros que somos pacifistas, que somos demócratas, bueno ¿qué hicimos?, ¿qué hace todo demócrata?, tratar de agotar toda la instancia legal, interna de...

Auditoría

Y terminamos en él, auditoría que no se hizo, y terminamos en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que los tiempos, lamentablemente, son órganos, no son instituciones públicas, que son organismos públicos.

Es decir...

De ilegitimidad del gobierno, de reconocimiento del gobierno, muy grande para un sector del país, si a eso le sumas toda la, todos los errores, la falta de respuestas del gobierno frente a los problemas del país; a eso le sumas lo que hicieron en noviembre que fueron medidas populares para tratar de llegar a una elección municipal, porque habíamos planteado que esa elección fuera un plebiscito...

Y la pierden, ustedes, la oposición la pierde.

No logramos, ganamos en unas ciudades, pero no ganamos en otras, dejó un sabor agridulce, no se logró lo que se quería, el gobierno sumando, digamos, a la disidencia, dice que tiene más votos que nosotros, bueno, cada quien puede hacer la lectura que quiera a esos resultados. Lo cierto es que ese resultado es para mí, que era, digamos, la cabeza de todos...

Muy importante, ¡claro!

De toda la fuerza, yo digo: “bueno estuvo un resultado agridulce”, y este resultado nos obliga a replantearnos todo, a recogerlo a volver a articularnos, a contar los cañones, pues, o sea, para poder lograr un cambio, los que no tenemos las armas, ese cambio solamente, salvo que queramos un golpe de Estado, que yo no quiero, lo que queremos es un cambio del país, real, constitucional, democrático, electoral, popular.

No a través de un golpe de Estado.

No un golpe de Estado, sino es con gente, yo tengo más gente que tú y yo a esa gente la articulo y esa gente es la que me permite que logre un cambio, la gente tiene la fuerza en las calles, en todas partes...

De un proceso democrático...

De lograr presionar para que haya democracia.

¿Por qué no salir?

Bueno venimos de dos años, yo a veces caminaba porque la gente me llevaba...

Te empujaba, sí, sí sí

Me llevaba, hasta los huesos me dolían, o sea yo he hecho un esfuerzo, yo diría hasta sobrehumano. Tengo una fortaleza espiritual muy grande y recojo y me lleno, me nutro de la energía de la gente, de la esperanza, eso me mueve a mí...

 

“En Venezuela no hay hambre”: Nicolás Maduro

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró que en Venezuela no hay hambre, “ni en 5.9 por ciento de la población que está en la miseria, ni siquiera allí, porque hay planes de protección alimentaria”.

En entrevista con la periodista Adela Micha, el mandatario venezolano dijo que “nosotros tenemos algo que llamamos la Misión Socialista de Alimentación, reconocida por la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) el año pasado, nos reconoció la FAO como el país que la última década en el mundo ha hecho más contra el hambre, ese sistema tiene varios componentes, y con eso nosotros hemos logrado abastecer el hogar de la familia venezolana y combatir con mucha fuerza toda la guerra económica que ha pretendido desabastecer el país y crear una crisis social que lleve a una crisis económica”.

Rechazó los señalamientos de analistas internacionales de que cuando habla de complots está siguiendo el manual de los hermanos Castro.

Yo no creo que exista un manual, creo que existen realidades. Nadie podrá negar que Cuba ha sido bloqueada criminalmente durante 54 años como un castigo, una venganza, por parte de las élites estadunidenses. Nadie podrá negar que Cuba, durante décadas fue bombardeada, invadida, atacada, perseguida, en todo caso, Cuba es un ejemplo de dignidad, de resistencia en el continente que ha sabido luchar.”

Cuba es una realidad de lucha contra el intento imperial de dominación, colonización y de castigo porque se atrevió a hacer una revolución socialista y crear su propio sistema político y económico a 90 millas del poder de Estados Unidos, eso es una realidad”, aseveró.

En ese sentido, el mandatario afirmó que a su país le ha tocado vivir una realidad parecida a la cubana y dijo que hay suficiente material desclasificado que demuestra cómo desde Estados Unidos se conspiró para derrocar a su antecesor Hugo Chávez.

A nosotros nos ha tocado vivir una realidad en la lucha parecida, y hay suficiente material desclasificado de la CIA, Pentágono, Casa Blanca, publicado ya, material publicado por Julian Assange, por WikiLeaks, y suficiente materia publicado por Edward Snowden, hay suficiente material con el testimonio de cómo desde los órganos de poder en Estados Unidos se conspiró para derrocar a Hugo Chávez, cómo el golpe de Estado de abril de 2002 fue preparado en EU y tuvo la marca del gobierno del presidente George Bush.”

Cuestionado sobre sus declaraciones de que habla con el extinto presidente Hugo Chávez, Maduro aclaró que cada quien tiene sus creencias y él así lo cree de acuerdo a su creencia en dios.

Cada quien tiene su creencia, se burlan de las creencias de otro ser humano, se están burlando de sí mismos, porque el que cree en Dios habla con Dios, y el que cree en sus ancestros también les ora”, dijo.

Expuso que sería imposible afirmar que Hugo Chávez estaría de acuerdo con las decisiones que ha tomado como Presidente porque, dijo, “en todo caso, las decisiones son mías, las puedo contrastar con muchas de las órdenes que él me dio”.

Sin embargo, afirmó que tiene posibilidad de compararlas con el patrimonio ideológico, cultural, político que le dejó el comandante Chávez.

Relacionadas

Comentarios