Machado defiende su inmunidad como diputada

La opositora regresó a Caracas y arremetió contra el presidente de la Asamblea, Diosdado Cabello, a quien le exigió que respete la Constitución

COMPARTIR 
27/03/2014 05:47 DPA, EFE y AP
Cientos de simpatizantes de la opositora María Corina Machado le mostraron su apoyo a su llegada a Caracas. Foto: AFP
Cientos de simpatizantes de la opositora María Corina Machado le mostraron su apoyo a su llegada a Caracas. Foto: AFP

CARACAS, 27 de marzo.— La diputada opositora venezolana María Corina Machado regresó ayer a Venezuela desde Lima, Perú, con ímpetu para reclamar su condición de legisladora, después de que el oficialismo en la Asamblea Nacional (Congreso) la removiera de su asiento sin un proceso judicial.

Soy diputada, tengo inmunidad y (el presidente de la Asamblea, Diosdado) Cabello tiene que respetar la Constitución. A los diputados los elige el pueblo y no puede quitarlos cuando le da la gana”, dijo.

Machado regresó de Lima acompañada por los diputados peruanos Luis Galarreta, Cecilia Chacón y Martín Belaunde, quien además es el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso.

Según manifestó Chacón, miembro del partido opositor Fuerza Popular, decidieron acompañar a Machado para “verificar que todos sus derechos sean respetados como diputada y como ciudadana”.

Cabello afirmó que Machado dejó de ser diputada cuando aceptó la designación como embajadora alterna de Panamá en la Organización de Estados Americanos (OEA), donde intentó sin suerte exponer la visión de la oposición sobre las protestas contra el gobierno, que después de mes y medio han dejado 36 muertos.

El oficialismo dio el martes por destituida a Machado del foro legislativo y su curul en la cámara fue desmontado. Incluso le quitaron el distintivo de diputada con su nombre.

Acorralada por aceptar cargo

Según Cabello, Machado violó la Constitución al aceptar ser embajadora alterna de Panamá, al que calificó como un gobierno “hostil”, recordando que el presidente Nicolás Maduro rompió relaciones con el país centroamericano por su intento de llevar a debate al Consejo Permanente de la OEA la situación política venezolana.

La bancada opositora reclamó la “destitución” que impuso la mayoría oficialista en la Asamblea y presentó un recurso ante el Tribunal Supremo de Justicia en defensa de su cargo.

La noche del martes, Maduro avaló la posición del oficialismo respecto a la diputada, contra quien solicitaron una investigación sobre su supuesta responsabilidad en la instigación de las protestas violentas contra el gobierno.

Lo que ella hizo contra la Constitución no admite prueba en contrario; ella se autodespidió de la Asamblea Nacional, tiene casi el efecto de la renuncia, primero por aceptar un cargo de un gobierno extranjero”, señaló Maduro.

A su llegada, Machado se dirigió a una concentración en el este de Caracas para recibir el apoyo de sus simpatizantes.

Así como tengo derechos, yo tengo deberes y por eso estoy aquí, luchando en las calles. Estoy ejerciendo mis derechos. En la OEA estuve como diputada venezolana. Una y mil veces lo volvería a hacer. Yo soy diputada”, recalcó la legisladora.

No revelan identidad de generales detenidos

La Fuerza Armada venezolana continúa sin revelar la identidad de los tres generales acusados por Maduro de tramar un “golpe de Estado”.

Se presentó una situación con tres (03) oficiales generales, se procedió inmediatamente al ser detectados a tomar las acciones (...) conforme a las instrucciones impartidas por el comandante en jefe Nicolás Maduro”, señaló la nota oficial del alto mando de la Fuerza Armada.

 

Desconfían del sistema cambiario

El Sistema Cambiario Alternativo de Divisas, Sicad II, implementado el pasado 24 de marzo, probablemente aliviará la demanda de divisas en Venezuela, sin embargo, es una solución a corto plazo, de acuerdo con un análisis del servicio de inteligencia global Stratfor.

Este nuevo mecanismo de tipo de cambio aplicado por el gobierno de Venezuela, que fijó la tasa de 51.86 bolívares por dólar, es el tercero en su clase utilizados por la administración de ese país para controlar la distribución de divisas.

De acuerdo con Stratfor, el Sicad II no es una solución duradera a los problemas económicos de Venezuela: “está diseñada para proporcionar una fuente alternativa de fondos para el sector privado del país”.

Cabe destacar que la administración venezolana controla su moneda de manera estricta desde febrero de 2003.

—Por María Fernanda Navarro

Comentarios

Lo que pasa en la red