Detienen a tres generales que planeaban golpe de Estado en Venezuela

El presidente Nicolás Maduro anuncia la detención de tres miembros de la Aviación que pretendía un alzamiento contra su gobierno

COMPARTIR 
25/03/2014 23:34 AFP, EFE, DPA y Notimex

CARACAS, 26 de marzo.- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció ayer la detención de tres generales acusados de tramar un “golpe de Estado”.

“Tengo que decirles aquí, sorprenderlos, pero tengo que decírselo: en la noche de ayer (lunes), capturamos a tres generales de la aviación que veníamos investigando”, dijo Maduro durante una reunión con cancilleres sudamericanos en Caracas.

Sin identificarlos, aseguró que esos tres generales “pretendían alzar (a) la Fuerza Aérea contra el gobierno legítimamente constituido” y estaban relacionados con la oposición.

“Este grupo capturado tiene vínculos directos con sectores de la oposición y decían que esta semana que se inicia era la semana decisiva”, añadió el Presidente.

Maduro agregó que los tres militares ya fueron presentados ante un tribunal militar.

“Esa información se maneja a nivel de (la) Presidencia”, dijo una fuente de la Fuerza Aérea al ser consultado sobre el nombre y rango de los uniformados.

Fernando Falcón, teniente coronel en retiro e historiador en asuntos militares, comentó que “ésta es la primera vez que son detenidos generales acusados de golpes de Estado” en los 15 años de gobiernos chavistas.

Venezuela es sacudida desde el 4 de febrero por manifestaciones convocadas por estudiantes y líderes opositores contra la crisis económica y la elevada criminalidad.

Maduro dice que las protestas forman parte de “un golpe de Estado continuado” de opositores a los que acusa de vínculos con países extranjeros, entre ellos Estados Unidos y Colombia.

Según el mandatario, los que pretenden atentar contra su gobierno buscan fabricar una imagen de una “justa protesta reprimida por un gobierno dictatorial para justificar golpes de Estado, magnicidio” e incluso “la intervención de alguna potencia” en Venezuela.

Maduro acusa recurrentemente a la oposición de planear golpes contra su gobierno, que inicio el 19 de abril de 2013 tras una cerrada elección en la que derrotó al líder opositor y gobernador de Miranda, Henrique Capriles, por una diferencia de apenas 1.50% de los votos.

Capriles emplazó el mes pasado a Maduro a dar pruebas de los supuestos planes de derrocamiento y cuestionó si podría tratarse de un golpe al interior del mismo chavismo.

“¿Dónde están los detenidos que iban a dar ese golpe? (...). ¿Es golpe o autogolpe?”, dijo Capriles en esa oportunidad.

En abril de 2002 una multitudinaria manifestación opositora derivó en un golpe de Estado cívico-militar que derrocó brevemente del poder al entonces presidente Hugo Chávez, predecesor y mentor de Maduro.

Pide respetar la Constitución

El anuncio de la detención de los tres generales ocurrió durante una reunión de Maduro con los diplomáticos de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) en Caracas.

Ahí, el mandatario enfatizó que su gobierno busca que “se respete la Constitución, las normas de la democracia y queremos que, desde las instituciones venezolanas con el acompañamiento de Unasur, surja la verdad”.

“Queremos el camino de la verdad y ya se han creado los instrumentos para esto: Uno de los elementos más importantes de esta visita debe ser fortalecer la Conferencia de Paz y los diálogos de paz”, dijo el jefe de Estado al recibir a los cancilleres en la sede del Ejecutivo.

El mandatario lleva semanas instando a estudiantes y dirigentes opositores a su gobierno a que se sumen “a la conferencia nacional de paz” entablada con varios sectores de la sociedad.

Pero estudiantes y opositores se niegan a acudir hasta que, entre otras cosas, el gobierno libere a los detenidos.

Desde el mes pasado está preso el líder opositor Leopoldo López, acusado de instar a la protesta violenta para desestabilizar al gobierno. Asimismo, la semana pasada fueron encarcelados dos alcaldes opositores por no impedir la violencia en las protestas en sus ciudades.

La diputada María Corina Machado dijo que teme ser detenida en Caracas cuando regrese desde Lima este miércoles.

Votan contra María Corina

La Asamblea Nacional (AN) de Venezuela ratificó ayer la pérdida de la condición de diputada a la opositora María Corina Machado por supuestamente incumplir con varios artículos de la Constitución al haber aceptado el cargo de representante alterna de Panamá el pasado viernes en la OEA.

“Ella aceptó un cargo que es incompatible con lo que dice esta Constitución, total y absolutamente incompatible, de manera que, en verdad puede hacer lo que quiera esta señora de aquí en adelante, pero no lo hará en esta AN”, afirmó el presidente del Parlamento, el oficialista Diosdado Cabello.

El líder chavista hizo su declaración ante una Asamblea sin prácticamente diputados de la oposición, que decidieron abandonar el hemiciclo para introducir en el Tribunal Supremo de Justicia un recurso de amparo de los derechos de los ciudadanos y de resarcimiento de las garantías constitucionales por la actuación contra Machado.

La diputada participó el pasado viernes en una sesión de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington y donde Panamá le cedió un espacio donde trató, sin éxito, de presentar una serie de denuncias sobre la situación de las protestas que se viven en Venezuela desde hace más de un mes.

“Retiro de la nómina de la Asamblea, todas las credenciales que hacían uso quedan definitivamente eliminadas. Vamos a notificar a los organismos del Estado para que quede claro que (Machado) no tiene ninguna prerrogativa como diputada”, anunció Cabello sobre las acciones que se tomaron.

Durante la sesión ordinaria de la AN, la bancada opositora solicitó debatir los artículos que supuestamente violó Machado, propuesta rechazada por la mayoría gubernamental y que propició el abandono del
hemiciclo.

María Corina Machado anunció que regresará hoy al país, aunque dijo temer ser detenida a su llegada al país.

Panamá critica la destitución

En Washington, el embajador de Panamá ante la OEA, Arturo Vallarino, calificó como una “prueba de las arbitrariedades que se están cometiendo en Venezuela” el hecho de que Cabello haya anunciado la destitución de Machado.

“En ninguna parte del mundo que yo conozca, un presidente de una Asamblea le puede quitar la investidura a una diputada que ha sido electa por voluntad popular, ni siquiera la inmunidad”, dijo.

“Él ha asumido funciones que debe tener quizás la Corte Suprema de Justicia, y no se ha escuchado la posición de la señora Machado. Ésto es simplemente una prueba de las arbitrariedades que se están cometiendo en Venezuela”, agregó.

Relacionadas

Comentarios