Descarrila un tren del Metro de Chicago

Las autoridades creen que el accidente ocurrió por el exceso de velocidad a la que circulaba el convoy

COMPARTIR 
24/03/2014 23:06 AP / Fotos: AP y Reuters

CHICAGO, 25 de marzo.- Un tren de ocho vagones del Metro de Chicago descarriló la madrugada de ayer en la estación del Aeropuerto Internacional O’Hare, una de las terminales más transitadas de Estados Unidos, hiriendo a 32 personas a bordo, dijeron las autoridades.

Los primeros vagones avanzaron por encima del andén y luego por encima de una escalera mecánica, alcanzando el primer nivel.

Pese a lo aparatoso del descarrilamiento en la línea azul, nadie sufrió heridas de gravedad, informó el jefe de bomberos de Chicago, José Santiago, durante una reunión informativa matutina.

Se evitó una catástrofe enorme gracias a que el accidente ocurrió a las 2:50 de la madrugada, hora local, en una estación que normalmente está llena de personas que viajan entre el centro de Chicago y el principal aeropuerto de la ciudad.

Un funcionario de la Autoridad de Tránsito de Chicago (CTA) dijo que el accidente ocurrió en un momento de poca actividad.

Denise Adams, una pasajera en el tren accidentado, dijo al diario Chicago Sun-Times que escuchó un ruido muy fuerte durante el impacto.

“Escuché un ‘boom’ y cuando bajé, vi que el tren se había ido a la escalera mecánica “, dijo. “Hubo mucho pánico”.

Investigadores de la CTA, bomberos y policías revisaban las imágenes tomadas por las cámaras de seguridad y entrevistaban al conductor y otros trabajadores para precisar la causa del accidente.

“Vamos a revisar el equipo, a revisar las señales, analizaremos el factor humano y cualquier circunstancia atenuante”, dijo el vocero de la autoridad de la CTA, Brian Steele. “No obstante, en este momento es demasiado pronto para hacer conjeturas”, agregó.

Funcionarios de la agencia de Tránsito dijeron que los equipos estaban trabajando para retirar el tren y reparar la escalera mecánica, que sufrió un “daño importante”.

Horas después del accidente, la parte delantera del primer vehículo todavía se podía ver en la parte superior de la escalera mecánica.

Christopher Bushell, director de infraestructura de la CTA, dijo que probablemente pasen entre 12 y 24 horas antes de que se pueda reabrir la estación. Dijo que los trabajadores cortarán algunos vagones para retirar las piezas más fácilmente.

La CTA puso a funcionar varios autobuses para transportar a los pasajeros que va desde y hacia O’Hare, la última estación de la línea azul, a la siguiente parada en la línea, Rosemont.

El tren parecía haber entrado a la estación a alta velocidad y no se detuvo frente a una especie de amortiguador de metal al final de las vías.

“En realidad el tren trepó sobre la última parada, subió al andén y luego subió por la escaleras”, dijo Santiago.

“Aparentemente circulaba a una velocidad que fue claramente superior a lo normal”, dijo Steele.

Los heridos fueron trasladados a cuatro hospitales. Santiago dijo que la mayoría fueron capaces de caminar sin ayuda.

En septiembre, un tren de la línea azul chocó contra otro en una estación en los suburbios, hiriendo a 40 pasajeros.

Comentarios

Lo que pasa en la red