Rusia, EU y Europa se aplican sanciones

Moscú anunció una lista de políticos que no podrán entrar al país; Washington y Bruselas ampliaron su lista de personajes castigados

COMPARTIR 
21/03/2014 01:36 EFE, AFP, Reuters y DPA
El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, se reunió con Vladimir Putin. Foto: AP
El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, se reunió con Vladimir Putin. Foto: AP

MOSCÚ, 21 de marzo.– Rusia aplicó sanciones a ciudadanos de Estados Unidos en represalia por la misma medida adoptada por Washington hace tres días por la anexión de Crimea.

Rusia anunció una lista que incluye a nueve políticos estadunidenses, entre ellos el senador John McCain; el presidente del Congreso, John Boehner, y el líder de la mayoría en el Senado de EU, Harry Reid, que tendrán prohibida la entrada a ese país.

Minutos antes de que la Cancillería rusa publicara los nueve nombres, el Departamento del Tesoro de EU amplió a otros 20 altos cargos y empresarios rusos la prohibición de viajar y la congelación temporal de todos sus posibles activos en ese país.

Durante el anuncio de las sanciones, el presidente de EU, Barack Obama, dijo que estas medidas fueron resultado de “elecciones que ha tomado el gobierno ruso, elecciones que han sido rechazadas por la comunidad internacional”.

Obama dijo en la Casa Blanca que las amenazas de Rusia al sur y este de Ucrania suponen un riesgo serio de escalada de la crisis en la región.

Estamos imponiendo sanciones a funcionarios de más alto nivel del gobierno ruso. Además, estamos sancionando un número de otros individuos con recursos sustanciales e influencia que proveen apoyo material a estos líderes rusos, así como a un banco que provee apoyo material a estos individuos”, explicó.

El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, no tardó en reaccionar al anuncio para decir que “Rusia no se hará esperar” para responder a las medidas adoptadas en Washington.

No pueden quedar dudas: responderemos de manera adecuada a cada paso hostil”, señaló a su vez el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso.

En paralelo, la Unión Europea amplió la lista de 21 personalidades rusas o crimeas a las que congelaron los bienes y prohibieron visados para viajar a la UE, sin llegar a apuntar contra los intereses económicos de Moscú.

El intercambio de sanciones entre Rusia y Estados Unidos coincidió con la llegada del secretario general de la ONU,  Ban Ki-moon, a Moscú, donde se reunió con el presidente ruso, Vladimir Putin, y con el ministro de Asuntos Exteriores, Serguei Lavrov.

Ban apoyó, por un lado, la propuesta de desplegar una misión de observadores de la ONU y la OSCE en Ucrania, y lamentó la toma de bases ucranianas en Crimea por hombres armados.

Manifestó además su decepción con la celebración del referéndum en Crimea para unirse a Rusia, tachado de ilegal e ilegítimo por la comunidad internacional, y pidió a Putin esfuerzos para “un diálogo abierto y constructivo entre Moscú y Kiev”.

Mi objetivo ahora es evitar el empeoramiento de la situación y no permitir que los acontecimientos afecten negativamente a la solución de otros problemas”, agregó.

 

Moscú toma fábrica de chocolate

El gobierno de Ucrania acusó a las autoridades rusas de apoderarse de una fábrica de dulces propiedad de ciudadanos ucranianos situada en la ciudad rusa de Lípe-tsk, por lo que debió frenarse la producción.

La policía antidisturbios de Rusia tomó el control de la fábrica de Roshen el miércoles sin presentar documentación que justificara la irrupción en la propiedad de la empresa, señaló una declaración conjunta de los ministerios de Relaciones Exteriores y Economía de Ucrania.

El propietario de la empresa Roshen es Piotr Poroshenko, de 48 años y apodado el rey del chocolate, pero quien también fungió como ministro de Exteriores de Ucrania durante el gobierno de la ex primera ministra Yulia Timo-shenko, y a quien se señala como uno de los empresarios ucranianos que apoyó las protestas contra el destituido Víktor Yanukóvich.

Una portavoz de la compañía dijo que autoridades rusas investigan a la firma, que se vio atrapada en medio de una disputa comercial entre Ucrania y Rusia el año pasado, y por la que sus recursos en  bancos rusos fueron congelados desde el pasado 14 de marzo.

Su presencia en nuestras empresas en Rusia se basa en la apertura de una investigación criminal contra las empresas que Roshen tiene registradas en Rusia, incluyendo la fábrica de Lipetsk”, dijo la vocera Inna Petrenko.

También dijo desconocer la razón de la apertura de la investigación o lo que podría ocurrir después.

Aunque las causas de la investigación no estaban claras ayer, llega en un momento de crecientes tensiones entre Rusia y Ucrania por la disputa por Crimea.

El año pasado, Rusia ya había suspendido las importaciones de dulces Roshen citando preocupaciones de salud, justo durante una disputa comercial entre ambos países.

El comunicado del gobierno de Ucrania asegura que el incidente “sentó un precedente peligroso, que podría ser contraproducente”.

 

Toman barcos de guerra de Ucrania

Hombres armados capturaron al menos tres barcos en la península de Crimea, según anunció ayer en su cuenta en Facebook el portavoz de la Marina ucraniana, Vladislav Selesniov.

De acuerdo con la fuente, unos 20 hombres armados irrumpieron con granadas de aturdimiento en la corbeta Ternopil en el puerto de Sebastopol, informó el portavoz, quien apuntó que también hubo disparos.

Los buques Lutsk y Khmelnitsky también fueron abordados por los hombres armados. Las embarcaciones habían sido bloqueadas previamente durante semanas por la flota rusa en el Mar Negro.

Poco antes, el comandante de esta flota rusa, Alexandre Vitko, había subido a bordo de uno de los navíos supuestamente para negociar una rendición.

La Duma rusa ratifica la anexión de Crimea

La Duma o Cámara baja del Parlamento ruso ratificó ayer el tratado sobre la integración de Crimea a Rusia, firmado el martes por el presidente Vladimir Putin con los líderes pro rusos de esta península situada al sur de Ucrania.

La ratificación fue votada por 443 sufragios a favor y uno en contra. Los diputados votaron asimismo una ley constitucional sobre la incorporación de Crimea al territorio ruso.

Solamente un diputado, Ilia Ponomarev, del partido de centro-izquierda Rusia Justa, votó en contra de los proyectos presentados ayer.

El legislador opinó en su blog que Rusia cometía un “gran error” al apresurarse a integrar Crimea.

La Cámara alta del Parlamento, el Consejo de la Federación, examinará hoy ambos textos.

Relacionadas

Comentarios