Detención de alcaldes desata manifestación en Venezuela

Los quejosos se enfrentaron con la policía y exigieron la liberación de Daniel Ceballos y Enzo Scarano

COMPARTIR 
21/03/2014 03:00 AFP, EFE y DPA

CARACAS, 21 de marzo.— La ofensiva judicial del gobierno venezolano contra dos alcaldes y una diputada opositores pese a los llamados al diálogo del presidente Nicolás Maduro reactivó ayer las protestas en Caracas, luego de tres días sin manifestaciones.

Durante las protestas se desataron enfrentamientos entre quejosos y policías.

Las detenciones el miércoles de Daniel Ceballos, alcalde de San Cristóbal (Táchira), y Enzo Scarano, alcalde de San Diego (Carabobo) se debieron a la falta de acciones de los funcionarios para prevenir los desórdenes públicos durante las protestas, dijo el ministro del Interior, Miguel Rodríguez Torres.

Ambos fueron trasladados a la prisión militar de Ramo Verde, a las afueras de Caracas, y Scarano ya fue condenado a diez meses de cárcel y destituido de su cargo de alcalde, para el que había sido reelecto el 8 de diciembre, agregó el ministro.

En Ramo Verde se encuentra recluido desde hace un mes el dirigente opositor Leopoldo López, acusado de incitar a la violencia en las protestas tras impulsar una estrategia bautizada como “La salida”, que busca forzar la renuncia del presidente Maduro mediante la presión en las calles.

Tras conocerse las detenciones, estudiantes llamaron a una manifestación para ayer en Caracas, a la que asistieron unas tres mil personas, en su mayoría jóvenes, y que derivó en algunos enfrentamientos entre fuerzas del orden y radicales luego de tres días sin choques callejeros en Caracas.

El Consejo Nacional Electoral informó que se realizarán “nuevos comicios en el municipio de San Diego ante la detención y destitución del alcalde”.

El ministro de Interior de Venezuela, Miguel Rodríguez Torres, aseguró que fueron los órganos de justicia del país los que ordenaron el arresto de los dos alcaldes opositores.

Proceso irreversible

La ofensiva judicial contra opositores radicales, que contrasta con el llamado al diálogo nacional de Maduro, también tiene en la mira a la diputada María Corina Machado, otra promotora de “La salida”. El martes fue acusada por la mayoría chavista del Legislativo de “instigación a delinquir, traición a la patria, terrorismo y homicidio” en las protestas.

Machado afirmó en Wa-shington que el proceso de cambios a raíz de las protestas en Venezuela en contra del gobierno de Maduro es “irreversible” y dijo confiar en que al final del camino se logrará una mayor “democracia y libertad”.

Este proceso es irreversible, vamos a seguir luchando hasta que logremos la democracia y la libertad”, aseveró.

La diputada opositora, que fue recibida con una cerrada ovación y gritos de “¡Valiente, valiente!”, denunció la “radicalización” de las políticas del gobierno de Maduro y una “represión nunca antes vista” en Venezuela que están llevando a “violaciones masivas y sistemáticas de los derechos humanos”. “Hay una dictadura en el país”.

Machado fue acreditada como representante alterna de Panamá ante la Organización de Estados Americanos (OEA) para intervenir hoy ante el organismo y pedirle un papel “más activo” en la crisis de Venezuela, informó el embajador panameño en la organización, Arturo Vallarino.

En Caracas, según lo que ellos (los diputados oficialistas) han dicho, lo que me espera es la cárcel”, dijo Machado.

En tanto, Maduro denunció que sus opositores promueven “un golpe de Estado”, a raíz de las protestas de estudiantes y partidos políticos por la inseguridad, la escasez y la inflación y que han dejado ya 31 muertos, según cifras de la Fiscalía.

Maduro también condenó el ataque a una sede de la Universidad Experimental de la Fuerza Armada (Unefa) en San Cristóbal, en el oeste de Venezuela, y aseguró que los “fascistas” pagarán “sus crímenes”.

Relacionadas

Comentarios