FBI entra a buscar avión desaparecido

La Oficina Federal de Investigaciones analizará el simulador de vuelo de uno de los pilotos

COMPARTIR 
20/03/2014 05:45 EFE y AFP
Familiares de los pasajeros desaparecidos en el vuelo de Malaysia Airlines irrumpieron  en una conferencia de prensa de las autoridades para exigir respuestas. Foto: Reuters
Familiares de los pasajeros desaparecidos en el vuelo de Malaysia Airlines irrumpieron en una conferencia de prensa de las autoridades para exigir respuestas. Foto: Reuters

WASHINGTON, 20 de marzo.- Las autoridades de Malasia solicitaron una mayor implicación en la investigación del avión desaparecido el pasado 8 de marzo a Estados Unidos y el FBI revisará los datos del simulador de vuelo encontrado en la casa del piloto, el capitán Zaharie Ahmad Shah, indicaron ayer fuentes de la institución.

Las autoridades malasias afirmaron que algunos datos habían sido borrados del simulador de vuelo que el piloto había instalado en su propia casa, y solicitaron ayuda al FBI para recuperar esta información, después de registrar la residencia del comandante a las afueras de Kuala Lumpur el fin de semana pasado.

Consideran que estos datos podrían arrojar alguna pista sobre el paradero del avión, un Boeing 777, que llevaba a bordo 239 personas.

El secretario de Justicia de EU, Eric Holder, reconoció que ambos gobiernos están “en conversaciones en marcha sobre cómo podemos ayudar”.

Estamos trabajando con las autoridades de Malasia, pero no tenemos ninguna teoría”, dijo Holder.

De acuerdo a fuentes del FBI, que solicitaron el anonimato por ser una investigación abierta, el simulador podría ser enviado a un laboratorio del FBI en Quantico (Virginia) para ser examinado en profundidad junto con el disco duro.

Se conoce que el avión cambió de rumbo y llegó al Estrecho de Malaca, pero a partir de ahí todo son conjeturas.

Irrumpen familias

Varios familiares de los pasajeros chinos irrumpieron ayer en la sala de prensa donde comparecían las autoridades malasias para exigir respuestas.

¡Por favor, díganme dónde está mi hijo, dónde se encuentra!”, gritó entre lágrimas una familiar en mandarín antes de ser desalojada de la sala en un hotel en Sepang, cerca del Aeropuerto Internacional de Kuala Lumpur, informó el diario Malaysian Insider.

El grupo, que marchó desde un hotel cercano con una pancarta en la que exigían respuestas al gobierno de Malasia, fue desalojado a la fuerza por la policía, que formó un cordón para evitar que fueran entrevistados por los periodistas, según se pudo ver en las imágenes de televisión.

Familiares de los viajeros chinos que iban a bordo del vuelo desaparecido amenazaron ayer en Pekín con protagonizar una huelga de hambre hasta que las autoridades malasias les proporcionen información veraz sobre el paradero de sus allegados.

El misterio de los teléfonos

En tiempos de smartphones y redes sociales, sorprende que los pasajeros del desaparecido vuelo MH370 no contactaran con sus familiares, como lo hicieron los de los atentados del 11/S.

Para el consultor en telecomunicaciones Koh Chee Koon, una conexión era “teóricamente” posible si el avión voló a una altura de entre 23 mil y 45 mil pies, tras haber perdido contacto con el control aéreo.

Comentarios

Lo que pasa en la red