Crimea vota por dejar a Ucrania y unirse a Rusia

Tras anunciar los resultados de la consulta, en la que participó 80% de los habitantes de la península, el primer ministro adelantó que el Parlamento pedirá oficialmente hoy su anexión

COMPARTIR 
17/03/2014 05:51 AFP, DPA, AP y Reuters

SIMFERÓPOL, Ucrania, 17 de marzo .- Los habitantes de Crimea votaron ayer por abrumadora mayoría a favor de la integración de esta península ucraniana a Rusia.

“Un 95.5% de los electores votaron a favor de la integración de Crimea a Rusia”, anunció el presidente de la comisión electoral local, Mijailo Malychev, tras el escrutinio de más de la mitad de los votos.

La participación fue superior a 80% de los 1.5 millones de personas con derecho al voto que viven en este península ocupada desde hace dos semanas por las tropas rusas.

El millón y medio de votantes de Crimea debían optar entre “la reunificación con Rusia como miembro de la Federación Rusa” o la vuelta a un estatuto de 1992, que nunca fue aplicado, que otorga una autonomía más amplia a la región.

La opción de mantener el estatus actual dentro de Ucrania no formaba parte de las opciones.

“¡Volvemos a casa!”, proclamó ayer el primer ministro de Crimea, Sergui Axionov, ante una multitud plena de júbilo en la plaza de Lenin en la capital regional Simferópol.

En esa ciudad, los partidarios de la reunificación con Moscú cantaron en coro el himno nacional ruso, ondeando banderas tricolores, mientras que en Sebastopol, miles de personas celebraban la victoria de Moscú bebiendo alcohol y bailando danzas tradicionales rusas.

El primer ministro de Crimea anunció que la península pedirá oficialmente hoy su anexión a Rusia en una sesión extraordinaria en el Parlamento.

Una delegación oficial del Parlamento se trasladará también hoy a Rusia, agregó, sin precisar el objetivo de la visita.

“Queremos avanzar lo más rápidamente posible, pero observando todos los procedimientos legales”, añadió el primer ministro pro ruso.

El referéndum, presentado como un ejercicio de democracia popular por las autoridades separatistas y por Moscú, se desarrolló en presencia de miles de soldados rusos que controlan la región desde hace dos semanas junto a las milicias separatistas.

Crimea fue históricamente parte de Rusia hasta que la Unión Soviética la cedió a Ucrania en 1954, por decisión de Nikita Jrushchov. Sin embargo, Moscú mantuvo en el puerto crimeo de Sebastopol la base de su flota en el Mar Negro.

La población es en su mayoría rusohablante y favorable a la incorporación a Rusia. Al contrario, las minorías ucraniana y tártara, que representan 37% de la población, pidieron boicotear el referéndum.

Liberarán bases ucranianas                                                                                                                       

El ministro de Defensa interino de Ucrania, Igor Teniuj, anunció ayer que Rusia aceptó levantar el bloqueo de las bases militares de Ucrania en Crimea hasta el próximo 21 de marzo.

Estas bases, que hasta ahora estaban bloqueadas por las fuerzas rusas o pro rusas y cuyo abastecimiento se había vuelto difícil, podrán reconstituir sus reservas durante este lapso de tiempo, indicó el ministro.

En cambio, la tensión parecía intensificarse ayer en el este de Ucrania, donde manifestantes pro rusos penetraron en las sedes de la fiscalía y de los servicios especiales en la ciudad rusohablante de Donetsk, tras una manifestación en favor de la anexión de Crimea a Rusia.

Los manifestantes asaltaron los dos edificios sin encontrar gran resistencia de parte de las fuerzas de seguridad.

En Jarkov, excapital de Ucrania, seis mil partidarios de Moscú organizaron un mitin en el que exigieron más autonomía y la “soberanía” de la lengua rusa.

Desconocen consulta y anuncian sanciones

El presidente Barack Obama amenazó con sanciones adicionales contra Rusia, advirtiendo a su homólogo ruso, Vladimir Putin, que Estados Unidos y sus aliados “nunca” reconocerán la separación de Crimea decidida ayer.

En una conversación telefónica con Putin “el presidente Obama enfatizó que el ‘referéndum’ en Crimea viola la Constitución ucraniana, se realizó bajo la intervención militar rusa y nunca será reconocido por Estados Unidos y la comunidad internacional”, señaló la Casa Blanca en un comunicado.

Obama se sumó a las expresiones de condena de Alemania, Reino Unido, Francia y la Unión Europea, advirtiendo que las iniciativas rusas “violan la soberanía y la integridad territorial de Ucrania” y que, “en acuerdo con otros aliados europeos”, están “preparados para aprobar más sanciones a Rusia por sus actos”.

“El llamado referéndum en Crimea fue realizado bajo una ocupación militar ilegal”, dijo el primer ministro canadiense Stephen Harper en un comunicado.

El Kremlin había dicho más temprano que la conversación entre Obama y Putin se había realizado a iniciativa de Washington, en un contexto en el que las relaciones entre Estados Unidos y Rusia están en su nivel más bajo desde el fin de la Guerra Fría.

Putin respondió a Obama que el referendo es totalmente legal y “respetuoso de las normas del derecho internacional y la carta de la ONU”.

Los dirigentes del nuevo gobierno europeista de Kiev lo consideran ilegal porque la estratégica región del Mar Negro ha estado de hecho bajo control de fuerzas rusas desde principios de mes.

“El presidente Obama subrayó que sigue habiendo un camino claro para resolver esta crisis a través de la diplomacia, de un modo que contemple los intereses de Rusia y del pueblo de Ucrania”, aseguró el comunicado.

“Obama reiteró que la solución diplomática no se alcanzará mientras las fuerzas militares rusas continúen sus incursiones en territorio de Ucrania y que los ejercicios militares rusos a gran escala en la frontera con Ucrania exacerban la tensión”, agregó la Casa Blanca.

Rusia debería apoyar el despliegue de observadores internacionales para “ayudar a evitar actos de violencia de cualquier grupo”, según Washington.

Video Recomendado

Comentarios

Lo que pasa en la red