Obama recibe al primer ministro de Ucrania en medio de crisis con Rusia

El presidente de EU ratifica su apoyo a Kiev en el conflicto por Crimea; la Unión Europea anuncia la firma de un acuerdo con Ucrania

COMPARTIR 
12/03/2014 13:59 EFE / Fotos: AP y Reuters
Previo a la reunión con el presidente de EU, el premier ucraniano se entrevistó con el secretario de Estado, John Kerry.

WASHINGTON, 12 de marzo.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, recibió en la Casa Blanca al primer ministro de Ucrania, Arseni Yatseniuk, para demostrar su apoyo al nuevo Gobierno interino de Kiev en medio de las tensiones con Rusia.

Yatseniuk llegó a la Casa Blanca en torno a las 14.30 hora local (18.30 GMT) para su reunión con Obama en el Despacho Oval.

En el encuentro también estuvo presente el vicepresidente estadounidense, Joseph Biden, quien debido a la crisis en Ucrania canceló una visita a la República Dominicana que tenía previsto realizar hoy tras su viaje a Chile, donde asistió a la investidura presidencial de Michelle Bachelet.

Estados Unidos ha repetido en los últimos días que apoya la "legitimidad" del Gobierno de Yatseniuk, que asumió el poder después de tres meses de protestas populares callejeras que terminaron con el régimen del presidente Victor Yanukovich.

Eso contrasta con la postura de Rusia, que considera que fue un golpe de Estado lo que sacó a Yanukovich del poder.

Antes de su reunión con Obama, el primer ministro ucraniano fue recibido por el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, en el Departamento de Estado.

Por la tarde, Yatseniuk prevé entrevistarse con el presidente de la Cámara de Representantes del Congreso, el republicano John Boehner, y con líderes del Senado.

Yatseniuk también se reunirá hoy en Washington con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, y este jueves intervendrá en Nueva York en una nueva sesión del Consejo de Seguridad de la ONU dedicada a analizar la crisis en Ucrania.

Cancilleres tratarán de resolver la crisis

El secretario de Estado de Estados Uniudos, John Kerry, anunció hoy que viajará a Londres para reunirse el viernes con el titular ruso de Exteriores, Serguei Lavrov, y le presentará opciones para resolver la crisis en Ucrania.

El presidente (de EU, Barack) Obama, me ha pedido volar mañana por la noche a Londres para reunirme con Lavrov el viernes, y lo haré", dijo Kerry en una intervención ante el Comité de Gastos de la Cámara de Representantes estadunidense.

Voy a ofrecer ciertas opciones a Lavrov y a través de él al presidente (ruso, Vladimir) Putin y a Rusia con la esperanza, creo que una esperanza que comparte el mundo, de que podremos encontrar una salida que rebaje las tensiones y halle una vía de respetar la integridad territorial de Ucrania", agregó Kerry.

Los jefes de la diplomacia estadunidense y rusa han mantenido consultas constantes durante las últimas semanas a medida que se intensificaban las tensiones por la intervención rusa en la península ucraniana de Crimea, y por la intención de esa región de celebrar un referéndum para integrarse en territorio ruso.

Voy a dejar claro que aunque respetamos que Rusia tiene intereses en Ucrania, nada justifica una intervención militar como aquella de que el mundo ha sido testigo", subrayó Kerry.

Nadie se beneficiaría de la posibilidad de aislar a Rusia, pero haremos lo que tengamos que hacer si Rusia no toma las decisiones correctas", advirtió el secretario de Estado.

Preguntado más adelante por los congresistas sobre la posibilidad de imponer sanciones a Rusia, Kerry recordó que Estados Unidos estudia la posibilidad de optar por "sanciones de visados, bancarias, dirigidas a ciertas empresas o de tipo individual".

La UE firmará acuerdo con Ucrania

La canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro polaco, Donald Tusk, respondieron hoy a los preparativos de Rusia para la anexión de Crimea con el anuncio de la firma del Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea (UE) y Ucrania, previsiblemente la próxima semana.

Ambos coincidimos en la necesidad de suscribir el acuerdo de asociación lo antes posible", indicó Tusk, en una comparecencia con la canciller tras el encuentro bilateral en Varsovia, centrado en la crisis de Ucrania y sus efectos en la vecina Polonia.

La cita estuvo precedida de unas declaraciones de Tusk, aludiendo a la dependencia de la UE -y muy especialmente de Alemania- de los suministros de gas ruso como presunto ralentizador de respuestas contundentes europeas frente la política de hechos consumados de Moscú.

Merkel optó en Varsovia por mostrar como coincidentes el acuerdo de Asociación con Ucrania -cuya congelación en noviembre pasado por el entonces presidente ucraniano, Víktor Yanukóvich, precipitó la ola de protestas en Kiev- y el hecho de poner el acento en un inminente endurecimiento de las sanciones contra Moscú.

La entrada en una segunda fase de sanciones, según lo acordado en la cumbre extraordinaria de la UE de la semana pasada, parece "ineludible", dijo Merkel, ya que, en su opinión, no ha habido el menor síntoma de distensión ni una apertura al diálogo.

Hoy por hoy, recordó Merkel, no se ha formado siquiera el grupo de contacto internacional que, de acuerdo con la propuesta formulada por la canciller alemana, habría de encarrilar el diálogo entre Kiev y Moscú.

De acuerdo con la hoja de ruta prevista, el próximo lunes los ministros de Exteriores de la UE "abordarán" la imposición de tales sanciones contra Rusia para ser sometidas a los líderes en el siguiente Consejo Europeo.

La canciller alemana desvinculó la imposición de esas medidas -que se centrarían, previsiblemente, en restricciones de visados "a determinados grupos de personas"- al referéndum de Crimea, el próximo domingo, de acuerdo con las decisiones adoptadas entre los líderes de la UE.

No resolveremos el conflicto por la vía militar, pero no lo eludiremos sino que le saldremos al paso", añadió Merkel, quien trató de calmar los temores de Tusk a una extensión de la crisis ucraniana a Polonia.

Una agresión a Polonia sería una agresión a la UE", a la que ésta respondería en consecuencia, afirmó Merkel.

La reactivación del acuerdo de Asociación y el endurecimiento de las medidas fueron las dos apuestas de Merkel ante Tusk, por encima de los temores alemanes a que tales sanciones sean un bumerán contra sus intereses económicos.

El presidente de la Federación del Comercio Mayorista, Exportadores y Sector Servicios de Alemania (BGA), Anton F. Börner, advirtió hoy de los efectos que tendría una escalada del conflicto para las relaciones comerciales entre la UE y Rusia.

Los comerciantes siempre somos partidarios de mantener abierta la vía del diálogo. Es mejor que tratar de arrinconar a nadie", apuntó Börner, para quien, en caso de agudizarse la crisis, Alemania llevaría las de perder.

Alemania es el tercer socio comercial de Rusia y, según la BGA, a las repercusiones de una escalada en las relaciones bilaterales se sumaría un efecto dominó a escala global.

La BGA sustentó esos temores en unas cuantas cifras, como el cómputo de exportaciones de Alemania a Rusia, calculado en 36 mil millones de euros, lo que supone un 3.3 % del total exportador alemán.

Las inversiones alemanas en Rusia se sitúan en 22 mil millones de euros, mientras que en sentido contrario el volumen es de 6 mil millones.

Las alusiones de Tusk a la dependencia del gas ruso están asimismo más que sustentadas en cifras: un 30 % del gas que recibe Europa procede de Rusia -a través de Ucrania-, porcentaje que llega al 40 %, en el caso de Alemania.

Alemania sufrió ya en el pasado las secuelas de los disensos entre Moscú y Kiev, que llevaron a cortes de suministros de gas, en medio del recurrente debate de la necesidad de restringir esa dependencia, a falta de una estrategia clara en esa dirección.

Crimea fortifica su territorio

Crimea blindó hoy su territorio de cara al referéndum del próximo domingo sobre la reunificación con Rusia para impedir la llegada de provocadores desde otras regiones de Ucrania, cuyas autoridades han declarado que no planean enviar tropas a la península.

La rebelde autonomía cerró a partir de hoy y hasta el 18 de marzo su espacio aéreo para todos los vuelos comerciales procedentes del resto de Ucrania.

La compañía de bandera ucraniana, Aerolíneas Internacionales de Ucrania (AIU), confirmó hoy la cancelación de todos sus vuelos entre Kiev y la capital de Crimea, Simferopol, programados entre hoy y el próximo 17 de marzo.

Las medidas del aeropuerto de Simferópol perjudican a cientos de pasajeros, ucranianos y extranjeros. La suspensión de la conexión aérea daña la imagen de Ucrania y Crimea, ocasiona pérdidas económicas a AIU y el propio aeropuerto de Simferópol", se lamentó el director de la compañía aérea, Serguéi Fomenko.

Desde hace dos semanas, hombres armados y pertrechados como soldados profesionales, identificados como las autodefensas de Crimea, han ido tomando el control de prácticamente todos los enclaves estratégicos, instalaciones militares y nudos de transporte en el territorio de la autonomía.

Las acciones del Gobierno prorruso de Crimea muestran su determinación de no dejar ningún cabo suelto para evitar posibles focos de resistencia ucraniana en la península.

A cuatro días del referéndum, Kiev y Crimea - ésta última con respaldo de los recursos propagandísticos de Moscú- han dado una nueva vuelta de tuerca a la guerra informativa que mantienen tanto para inclinar a los votantes de la autonomía hacia una de las opciones como para legitimar sus acciones entre su propia población.

El Consejo Nacional para la Televisión y Radiodifusión ucraniano prohibió ayer a los proveedores locales de televisión por satélite la retransmisión de cinco canales rusos.

Poco antes, el Gobierno crimeo que preside Serguei Axionov hizo lo mismo con casi todos los canales ucranianos, a los que su número dos, Rustam Temirgaliev, acusó hoy de "masiva tergiversación de los acontecimientos que realmente tienen lugar en Crimea".

La ofensiva propagandística de Simferopol se completó con el estreno ayer de la agencia de información local Criminform.

A esta guerra se sumaron hoy de una manera peculiar los periodistas de la redacción de informativos en lengua tártara de la Televisión Estatal de Crimea, que se negaron a salir al aire hasta que se celebre la consulta, boicoteada por la minoría de tártaros crimeos, que no reconocen su legitimidad.

Mientras, Ucrania parece resignada a perder Crimea sin mayor resistencia que algunas declaraciones de sus nuevos líderes sobre la ilegitimidad del referéndum y del Gobierno de Axionov, además de tímidos gestos diplomáticos para manifestar su rechazo a la postura adoptada por Moscú.

El Ministerio de Asuntos Exteriores ucraniano entregó hoy al embajador de Rusia en Kiev una nota de protesta sobre el apoyo de Moscú a la declaración de independencia adoptada ayer por el Parlamento regional de Crimea.

A su vez, el presidente interino de Ucrania, Alexandr Turchínov, aseguró hoy que no ordenará el envío de tropas a Crimea para no dejar desprotegida la frontera oriental del país, donde linda con Rusia.

El ministro de Defensa ucraniano, Igor Teniuj, ha reconocido que las Fuerzas Armadas de Ucrania no tienen medios para responder a la intervención militar de Rusia y lamentó que apenas 6 mil

soldados de los 41 mil que integran las tropas del Ejército de Tierra ucraniano están preparados para el combate.

Subrayó además que las Fuerzas Armadas ucranianas no pueden hacer frente a los más de 220 mil soldados desplegados por Rusia junto a la frontera con Ucrania, un contingente que supera en número a todos los efectivos del Ejército ucraniano.

Los crimeos han sido convocados a las urnas para contestar a dos preguntas: "¿Está usted a favor de la reunificación de Crimea con Rusia como sujeto de la Federación Rusa?" y "¿Está usted a favor de que se vuelva a poner en vigor la Constitución de Crimea de 1992 y del estatus de Crimea como parte de Ucrania?".

En Crimea, península bañada por el mar Negro, vive casi un 60 por ciento de rusos, un 25 por ciento de ucranianos y un 12 por ciento de tártaros.

jrr

Relacionadas

Comentarios